Comparte ese artículo

Roberto y Marcos, son dos policías destinados en el Grupo Operativo de Respuesta de Fuenlabrada, dos patrulleros que el día 10 de enero de 2021, fueron avisados sobre las 19:50 horas por la emisora que, “un varón, de unos 58 años aproximadamente, se encuentra desaparecido desde las 16:30 horas, y que además, no cuenta con batería casi en el teléfono móvil, y no puede ser localizado, manifestando los familiares que el último comunicado que tuvieron fue que estaba muy cansado y no podía seguir caminando”.

Conocían que la última ubicación conocida del desaparecido era la calle La Fuente, dirección al cementerio, pasando el puente metálico de la M-506, en dirección a Parla, atravesando todo el descampado de la parte trasera del campo de fútbol de La Aldehuela, pero era una zona intransitable por la borrasca Filomena.

No lo dudaron, Roberto y Marcos procedieron a realizar una batida a pie sobre las 20:20 horas, por la explanada trasera del campo de fútbol, a fin de localizar a la persona desaparecida ya que no se podía acceder al camino que une Fuenlabrada con Parla por el gran nivel de nieve y poca visibilidad que había en la zona.

La Sala de H-50 comunica a estos policías que se retiren, puesto que no contaban con medios técnicos para realizar una búsqueda con las condiciones climatológicas tan adversas y que Bomberos y Guardia Civil ya estaban trabajando en la búsqueda de esta persona.

Los dos policías conocían la ruta que frecuentan los senderistas cuando realizan el trayecto Fuenlabrada-Parla, y deciden realizar una batida con el vehículo por la carretera de la Mula, activando todos los estroboscópicos, con la esperanza de que esta persona pudiera visualizar a los agentes y realizara un grito de auxilio o algo similar.

Avanzado el trayecto de la carretera, Marcos y Roberto detienen la marcha del vehículo con el fin de adentrarse, a iniciativa propia, en un tramo en el interior de la nieve e intentar observar o ver algo en la lejanía, con las linternas con las que cuentan en el vehículo policial.

Adentrados en el descampado, escuchan lo que parece ser un grito en la lejanía, en mitad del campo, que se encuentra con un nivel muy alto de nieve y sin visibilidad alguna.

Con el fin de corroborar ese sonido, observan en la lejanía lo que parecía ser la figura de un hombre de pie, procediendo los dos policías a adentrarse más aún en la nieve con el fin de comprobar si era la persona que se buscaba.

Unos 100 metros aproximadamente hacia el interior del descampado, con nieve que en algunos puntos llegaba incluso a la cintura de los agentes, observan que efectivamente había una persona solicitando ayuda.

Encuentran a Mohammed agotado y sin fuerzas para caminar, con pies muy mojados, llegando incluso a manifestar a los actuantes que temía por su vida. Los agentes ayudan y socorren al desaparecido

En ese momento, comunican a la Sala Operativa H-50 que comunique a los familiares que se encuentra bien Mohammed, y avisen al dispositivo de Bomberos, Guardia Civil y Protección Civil que se estaba iniciando, ya en la Comisaría de Policía Nacional de Fuenlabrada se le facilita bebida y algo de abrigo antes de ser trasladado posteriormente a su domicilio.

Reconocimiento a dos profesionales.

Roberto y Marcos, desaparecido, Mohamed, nieve, MadridRoberto y Marcos, desaparecido, Mohamed, nieve, Madrid

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí