Un guardia civil de Lanzarote abocado a dormir en su coche tras ser desalojado de la Casa Cuartel donde residía

1
6620
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Un guardia civil destinado en el Puesto Principal de Costa Teguise, en Lanzarote, lleva siete días durmiendo en su coche después de que recibiera la orden de sus superiores de abandonar el pabellón oficial, donde residía junto a su pareja y su hijo de tan solo 6 meses. Según publica la Cadena Ser el motivo es un retraso en los gastos de comunidad.

Según recoge este mismo medio de comunicación, la cantidad adeudada ascendía a 240 euros, cifra que ya habría sido abonada por el agente con el consecuente recargo. A pesar de haber saldado dicha deuda, el  General Jefe de Zona de Canarias ha ordenado su desalojo bilateral de la vivienda oficial que ocupaba el agente hasta hace solo siete días.

El debido cumplimiento de las órdenes, dado el carácter militar de la Benemérita, ha provocado que el guardia civil deudor tenga que dormir en el interior de su vehículo particular, en condiciones bastante precarias y deshonrosas para un servidor público.

Su pareja, por su parte, permanece en el interior de la vivienda junto a su bebé al no estar obligada a someterse al acatamiento castrense y considerar la medida injusta. Serán los órganos jurisdiccionales los encargados de dirimir su desalojo definitivo o no.

Desde los servicios jurídicos de Unión GC, se afirma que este “supuesto retraso” en el pago de la cuota no es un hecho aislado y puntual que afecte solo a este guardia en el puesto de Costa Teguise. Afirman que los gastos de comunidad vecinal se pagan por los adjudicatarios de los pabellones de forma anual o con acumulación de meses, siendo ésta una práctica habitual en el cuartel. Añaden que incluso en el caso de este agente, lleva realizando los pagos de esa forma durante los nueve años que ha estado residiendo en el pabellón “como también lo han hecho otros agentes a quienes no consta que se haya actuado de igual forma, ni se les ha obligado a abandonar su domicilio”.

El guardia civil afectado ha solicitado, a través del Diputado del Común, auxilio al Defensor del Pueblo, además de interponer el correspondiente recurso de alzada, a través de su abogado, a la espera de volver a recuperar el pabellón que ocupaba hacía casi una década y abandonar, por fin, las precarias condiciones de vida a las que se ha visto sometido a sufrir.

1 Comentario

  1. Estoy muy enfadado con la política interior de ciertos mandos de la Benemérita con un miembro de dicho cuerpo,sin haber cometido ninguna infracción al reglamento
    Y el desagradable hecho de los Okupas son los reyes del mambo por una. Política totalmente incompresible
    Teniendo a la Policía Nacional Y a La Guardia Civil atada de pies y manos sin poder hacer nada
    Os ruego a todos los miembros de los dos cuerpos no os vayáis abajo, porque sois imprescindibles tenéis muchos más apoyos de los creéis
    Si hace falta y nos dejáis emprendemos una protesta generalizada por los muchos agravios que se cometen en relación a las dos fuerzas autonomicas
    VIVAN LAS POLICÍAS NACIONALES Y GUARDIA CIVIL 🇪🇦🇪🇦🇪🇦🇪🇦🇪🇦

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here