Seguridad, mucho más que sirenas y carreras

0
Radiopatrulla, zeta
Comparte ese artículo

Si tiene una necesidad el ser humano, en mayor medida que otras especies, es el deseo de sentir que son parte de algo más grande, de un “clan”, de una familia o de un pueblo. No es algo vano, y es importante, somos un animal social; bueno… normalmente social. Luego están los raritos y los jodidos… también tienen su encanto.

No es una dependencia o un trastorno, sino algo natural, otros animales son sociales y se agrupan, y todo comenzó hace miles de años como una necesidad de protección. Pero con el paso de los siglos, es algo más, y el reparto de tareas para facilitar nuestras vidas nos regaló el tiempo libre y la jornada laboral.

Hay empresas o empleos que tienen poca variedad laboral. Pensemos en nuestros empleos: si eres reportero o escritor, puede variar según tu destino, ser más o menos emocionante. Y es importante que te guste tu trabajo, puede que te metas en los papeles que relatas, pero, al fin y al cabo, tu trabajo es investigar lo que vas a escribir y plasmarlo en unas líneas….

 Pero si tu trabajo es ser policía, en cualquier lugar del mundo, tenemos una idea sacada de las películas, cuando sales de la academia, pensando en ser el nuevo Sonny Crocket en “Málaga Vice”, pues estás jodido…“La Ley de Murphy” te golpeará seguro…

En la policía actual la relación de distintos empleos es asombrosa, si bien, existe personal “No Policial”. Son los mismos agentes los que realizan empleos poco policiales, entre comillas, y existen varios motivos.

El más importante se debe a la información a la que tienen acceso, y siendo un agente formado en la confidencialidad, la empatía y el conocimiento del daño que su mal uso puede conllevar, se entiende es lo más apropiado.

Como ejemplo para entenderlo, pongamos al “Informático” de una comisaría, el cual se tratará de un Policía, y si pensamos el porqué, es sencillo, debe tener acceso y conocer las aplicaciones policiales, los datos personales de los agentes, los datos que tratan los agentes o al conocimiento interno del funcionamiento de las bases de datos confidenciales de la Policía y sus programas informáticos.

¿Qué pasaría si se contrata una empresa externa??? Los trabajadores tendrán acceso a datos o programas confidenciales o secretos, el número de empleados de la empresa, cambios de personal, bajas médicas, sustituciones… Y estamos hablando de personas muy profesionales en su campo, pero que quizá no estén implicados en lo que están manipulando, o no se den cuenta de lo peligroso que es ese nivel de accesos, datos privados, dolorosos o “morbosos”.

Las Policías prefieren formar a sus activos policiales también en estos puestos de trabajo, son ya policías, que saben dónde están, cuál es su lugar y se considera lógico formar en campos, no tan policiales, a algunos de sus agentes.

Para mostrar la diversidad laboral dentro de un Instituto Armado, pensemos en agentes, y nos viene a la cabeza unos Guardias Civiles en Rivas-Vaciamadrid, los Policías Antidroga de la Central o el Policía Local de Cieza, pero seguro que no pensamos en los agentes de mantenimiento, automoción, telecomunicaciones, secretarias, vestuario, etcétera…

Y ahora expongamos un puesto que los policías no suelen buscar, no son los Activos Operativos de las películas, pero que son el toque de calidad y que los ciudadanos necesitan y exigen a la Policía en España. Y nuestros agentes son bien valorados en gran medida por la labor diaria de los agentes que trabajan como secretarios de las Oficinas de Denuncias, sin los cuales, su empatía, increíble trabajo, no se entiende. Si no, cómo todos nosotros podemos contar intimidades, historias dolorosas, o que nos adentran en el miedo infundado o real a otras personas. Éstos policías que nos atienden en nuestras denuncias, son sin duda una punta de lanza de la Justicia, son de nuestra confianza y debemos sentirnos cómodos con nuestros Institutos Armados, gracias a ellos…

Y en otra ocasión relataremos algo más de la diversa fauna policial, de informáticos, mantenimiento, formadores de policías y maestros, de los secretarios, personal de vestuarios o Armamento, para lograr adentrarnos un poco más en lo que conlleva ser un policía, más allá de cuando en la calle los necesitamos. Y en ese preciso instante, todos queremos a la policía, y que sea rápida, efectiva, operativa y que elimine el problema al instante, pero detrás de esos agentes con luces y sirenas, hay miles de activos con un trabajo brutal y merecen el mayor reconocimiento.

… Y recuerden… ¡Tengan cuidado ahí fuera!!!
Hill Street Blues para h50 digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí