Comparte ese artículo

Hoy en día, la captación y radicalización de etiología yihadista sigue produciéndose desde dos modalidades muy concretas, por un lado, la on-line o mediante RRSS y por otro, la off-line o lo que es lo mismo en persona.

Según el estudio realizado por el Real Instituto Elcano en 2016, indicaba que los detenidos en España por actividades relacionadas con el terrorismo de etiología yihadista durante el periodo de junio 2013 a mayo 2016, el entorno de radicalización había sido de un 52,7% de manera mixta (off-line y on-line conjuntamente), el 28,9% off-line y únicamente el 18,4% on-line.

Estos procesos off-line en más de un 70% se realizaban en un domicilio o ámbito privado seguido por los lugares de culto y zonas adyacentes en más de un 50% a los mismos como ocurrió en el caso de los hermanos residentes en Badalona (Barcelona) durante el Ramadán del 2015. En la actualidad, gracias al trabajo que realizan las FFCCS, servicios de inteligencia y asociaciones afines, la captación off-line ha descendido un 3% según los datos de los fallecidos o detenidos por terrorismo yihadista hasta 2017.

Así mismo este descenso ha provocado el ascenso en dichas metodologías aplicadas en los procesos de captación on-line obteniendo un ascenso de un 5% en comparación a las cifras aportadas en 2016 según el informe “Yihadismo y yihadistas en España. Quince años después del 11-M” presentado en marzo de 2019 por el Real Instituto El Cano. Este ascenso en las RRSS y videojuegos evidencia la facilidad con la que cualquier persona puede acceder a contenido terrorista. Para ello, únicamente es necesario disponer de un teléfono, un PC o una tablet con conexión a internet. A su vez estos medios proporcionan a los usuarios una protección tras la pantalla que permite la visualización y difusión de esta propaganda terrorista.

En todo este gran proceso de captación y radicalización de etiología Yihadista las narrativas y discurso que emiten el grupo terrorista Daesh y sus filiales, juega un papel fundamental en la atracción de la víctima.

Los gemelos de Badalona

@guardiacivil

Llegar a unos públicos determinados es una labor muy minuciosa de maquetación y construcción de una narrativa especifica que cautive y sea atractiva para el perfil vulnerable. Según los datos y fuentes de las que disponemos analizaremos el caso de los gemelos de Badalona en el año 2015 según las fases de radicalización y la metodología utilizada para ese fin.

Estos dos hermanos, que fueron captados por reclutadores de grupos terroristas de etiología yihadista, formaban parte de una familia humilde, compuesta por cinco miembros, los gemelos, una hermana mayor, el padre, la madre, un hermano mayor, actualmente preso y otro hermano mayor que hacía unos años había muerto luchando en las filas del grupo islamista radical Ahrar Al Sham.

En esta ecuación aparece un joven imam marroquí de unos 25 años que regentaba las mezquitas de Badalona y Santa Coloma de Gramanet en los meses de verano para predicar y recaudar fondos. Este imam, se fijó en los dos menores que entonces solamente tenían 14 años como un perfil vulnerable a captar.

Según relata M’Sur Revista Mediterránea en junio de 2017, estos jóvenes hermanos observaban con admiración al imam y lo veían como un posible ejemplo al que poder aspirar. El imam se interesó por los jóvenes y les ofreció la oportunidad de viajar a Tánger, Marruecos, para estudiar el islam en una madraza y poder conseguir ser como él. La madre ante esta oferta tan directa, accede a ella pensando en que sus hijos se puedan labrar un futuro mejor que el que se les podía ofrecer en Badalona por la falta de recursos económicos y la decisión de querer dejar los estudios.

El imam convenció a la familia indicando que estaría en todo momento con los menores. Siendo un imam respetado en la comunidad la familia no pensó más y aceptó que sus dos hijos menores viajasen junto al imam a Marruecos para estudiar en una madraza de Tánger.

Una vez en Marruecos, los jóvenes se alojaban en la misma casa del imam con quien iniciaron el viaje, pero a la semana fueron expulsados de dicha casa acabando definitivamente alojados en la propia madraza donde estudiaban. Ahí conocieron a la persona que les lavaría el cerebro y los prepararía par a iniciar el viaje hacia Siria. En poco más de medio año volvieron a Badalona con su familia y la idea clara de viajar a Siria para combatir de la mano de Daesh. En este caso describimos las trazas realizadas desde su captación hasta su detención según lo expuesto en los datos extraídos del Real Instituto El Cano:

  • Sexo: Hombres.
  • Edad: 14 años en el momento de ser captados.
  • Estado civil: Solteros.
  • País de nacimiento: Marruecos.
  • Ascendencia religiosa: Musulmán de origen.
  • Conocimiento del islam: No relevante en el momento de su captación.
  • Nivel de estudios: Primarios.
  • El contacto resulto: Off-line.
  • Lugar: Centro de culto o lugares adyacentes al mismo.
  • Agente de su captación: Líder religioso.
  • Motivación de su implicación: Existenciales e identitarias.
  • Tipo de enlace: organizativo.
  • Desplazamiento: Si.
  • Desplazamiento en el momento de la detención: En disposición.

El Departamento de la Policía de Nueva York propone un modelo de cuatro etapas para comprender el proceso de radicalización violenta y culminar en una acción terrorista.

Pre-radicalización: Es anterior a iniciar un proceso de radicalización. Si bien no existe un perfil terrorista hay rasgos comunes que son conocidos como características de predisposición o de mayor vulnerabilidad.

En su mayoría, son jóvenes varones, musulmanes o conversos recientes, de clase media, sin antecedentes penales y vidas aparentemente comunes. La identificación se realizó por parte del líder religioso.

Aprovechando su condición de líder espiritual, respetado y admirado por la comunidad. El primer contacto se realizó en persona (offline). Contacto realizado en la mezquita posterior a la oración que había realizado el imam que realizaba la función de observador reclutador (Garriga, 2015), favoreciendo el contacto con la familia. Identificación de la vulnerabilidad de los menores y de la carencia económica de la familia.

En esta fase se ha de tener en cuenta que el reclutamiento de menores es una dinámica llevada a cabo por los terroristas desde hace ya varios años para agrandar y fortalecer sus filas desde el adoctrinamiento en la infancia.

En otros artículos publicados por la Revista Alghurabà de CISEG (Comunidad de Inteligencia y Seguridad Global) con títulos como “Una Infancia Perdida”, o “El Imam: de guía espiritual a captador de menores para Daesh” relata las metodologías de captación y radicalización llevada cabo por esos especialistas de la manipulación y observación de perfiles vulnerables de menores por parte de grupos terroristas de etiología Yihadista, este último sería la metodología del líder espiritual.

Según indica el Real Instituto El Cano en su publicación del 15 de junio de 2018 con título “Fórmulas utilizadas para la radicalización y el reclutamiento yihadista de menores en España”, la actividad de captación en relación a los menores se viene llevando a cabo como objetivo estratégico desde el surgimiento de Al-Qaeda en 1988.

Siendo desconocido la captación y el reclutamiento en España hasta el 2012, donde diera comienzo la actual oleada mundial de movilización Yihadista. En España entre 2013 y 2017 estaban dedicados a estas labores de radicalización y reclutamiento Yihadista de los que al menos 36 personas dirigieron sus intentos de movilización hacia niños y adolescentes. Tratándose de 26 hombres y 10 mujeres con edades comprendidas entre los 17 y los 52 años, de los cuales dos de ellos eran menores de edad tal y como describe el documento. (Primeras y segundas fases de la radicalización).

La crisis de identidad en esta fase es un factor determinante en la que el captador se apoya
firmemente para llevar a su terreno en este caso a los dos menores (Garriga, 2015).

Auto-identificación: Tales rasgos juntamente con una crisis vital o de identidad, predispone al individuo a desafiar sus creencias previas y concepción del mundo. Para revertir sus aquejadas circunstancias, inicia una exploración hacia la religión y reconoce el islam como una herramienta útil capaz de brindarle soluciones.

Inevitablemente, durante la búsqueda personal descubre interpretaciones radicales ideológicas revestidas, además, con informaciones en contra de la comunidad islámica y las agresiones sufridas por parte de occidente.

Durante este proceso, el individuo busca personas afines para ir forjando su nueva identidad. En una conversación el imam indico a la familia que “ellos también podían conseguir todo lo que el había conseguido porque veía algo en ellos que era especial, tenéis un gran potencial” refiriéndose a los gemelos. Las palabras estructuradas por un profesional captaron la atención de toda la familia, facilitando la declinación de la misma hacia una oferta que no podían rechazar.

La puesta en escena creada por el imam para crear una sintonía de admiración y seguimiento, cautivó y captó la atención de los jóvenes que inmediatamente cayeron en sus redes y facilitó la implicación de los progenitores de los menores indicándoles que podían ser como él y labrarse un futuro digno de un guía espiritual.

En la adolescencia, el menor se distancia del núcleo familiar adoptando ideas propias e incorporando nuevos hábitos de socialización como indica Álvaro Vicente en la descripción realizada en el documento anteriormente indicado, Fórmulas utilizadas para la radicalización y el reclutamiento yihadista de menores en España facilitando así la tarea del captador. Los agravios sociales y las no alternativas queriendo dejar los estudios hizo que la decisión a tomar fuese mas sencilla viendo una salida con la luz al final del túnel (Garriga, 2015).

Adoctrinamiento: Aumenta la religiosidad del individuo y acepta plenamente la concepción del mundo de etiología yihadista. La violencia es legitimada para combatir al enemigo. El individuo se aísla de su entorno anterior y se reúne con personas afines con agendas y rutinas radicales para culminar su radicalización. El momento en que estos menores accedieron por primera vez a la madraza quedaron marcados y designados a un adoctrinamiento constante por parte de otra persona que ya no era el imam. El adoctrinamiento consta de un agotamiento físico y psíquico creando una vulnerabilidad mayor en la persona facilitando el proceso de introducción de mensajes e ideas en sus mentes manipulados para crear un sentimiento de odio hacia todo aquello que no venga promovido por el Daesh. Las noches sin dormir, los grandes madrugones, la escasa alimentación y el intenso ejercicio físico era necesario para destruir todo aquel pensamiento critico que pudiesen tener los gemelos. La unión junto a otros menores crea un sentimiento de pertenencia a un grupo. Esto hace que se refuerce de manera exponencial el apoyo y creencia hacia aquello que el adoctrinador les implanta (Garriga, 2015).

Mantenimiento de una visión manipulada sobre la vida que hay en las zonas de conflicto en Siria a través de video llamadas con otros reclutados que ya se encuentran en el lugar. Vendiendo una narrativa engañosa al igual que las imágenes de soldados del Daesh que viven en casas con piscina.

Yihadización: El individuo se compromete a la yihad violenta y se declara un muyahidín. Se integra en la actividad terrorista de la organización con el objetivo de cometer una acción terrorista. Momento en que los jóvenes han llegado a redimirse de todo aquello por lo que creían tener una opinión y ceden a todo aquello que se les ha impuesto en la madraza por parte del reclutador. No existe pensamiento critico alguno y si una dicotomía de todo aquello que se les ha impuesto.

El sentimiento de odio implantado por el adoctrinador hace que estos menores tomen la decisión firme de trasladarse a la zona de conflicto y luchar por aquello para lo que le han manipulado hace defendiéndolo con su propia vida. En el caso de estos gemelos la acción se trataba de viajar a Siria para formar parte de las filas del Daesh como en su momento hizo su hermano mayor. Viajando desde Badalona a Turquía para acceder desde ahí a los territorios que Daesh había conquistado.

Fotograma propaganda yihadista

CONCLUSIONES

Desde las captaciones llevadas a cabo por grupos terroristas de etiología Yihadista en España desde el 2012 hasta la actualidad, estas han experimentado un crecimiento. La necesidad de ampliar filas de jóvenes que recojan el testigo de la ideología y la lucha armada es el objetivo del grupo terrorista con los menores.

Los métodos de captación y radicalización, tanto online como off-line, siguen estando presentes pero mucho más avanzados, meticulosas y profesionales según los últimos datos aportados en las detenciones llevas a cabo por las FFCCS en los últimos años.

La presión ejercida por las operaciones policiales llevadas a cabo en los últimos años ha hecho que las metodologías que utilizaban los grupos terroristas de etiología Yihadista en su modo on-line, se hayan perfeccionado en velocidad, calidad, difusión y recursos, creando incluso un ministerio Mediático y narrativas dentro de CCTA (Cyber Caliphate Terrorist Army). Esta estrangulación en los movimientos a esta organización terrorista, ha repercutido notablemente en la captación off-line, dando paso a un crecimiento elevado de la captación y difusión de material terrorista on-line mediante las RRSS.

Los videojuegos también están siendo un buen puntal de captación en las partidas on-line que posteriormente se trasladan a canales más privados como Facebook y Telegram en donde a la persona captada la bombardean con videos y discursos para acabar de manipular y afianzar su mente. convirtiéndolo en un fiel soldado a las filas de este grupo terrorista.

El análisis ha evidenciado que, frente a los contratiempos, el grupo terrorista de Daesh tiene una capacidad de adaptación extraordinaria a los medios. Creciendo y utilizando las nuevas tecnologías para adaptarlas a su causa y difundir su mensaje ha cualquier rincón del planeta.

La educación social y los cortafuegos sociales son un pilar fundamental para conocer, enseñar y prevenir futuras captaciones de personas que sigan acrecentando las filas de estos grupos que únicamente quieren imponer una ideología y modo de vida importando nada la opinión del resto del mundo.

Autor: Antonio Martín, analista en terrorismo yihadista y delegado de CISEG

Artículo extraído de la revista Al-Ghurabá, nº 36, edición agosto 2020, ISSN 2565-2222

curso criminología emagister h50

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí