Ola de calor: consejos personales y profesionales

0
sol_cielo
Comparte ese artículo

La Agencia Estatal de Meteorología ha emitido un aviso especial por ola de calor entre el miércoles 11 de agosto y el próximo lunes día 16, debido a la irrupción continuada sobre la Península y Baleares, de una masa de aire muy cálida desde el norte de África que, junto a la fuerte insolación propia de estas fechas, provocará un progresivo ascenso térmico, pudiendo alcanzar los 42-44ºC durante el día, así como entre 20-25ºC durante la noche. Aunque la ola afectará a toda España, con excepción del área cantábrica y buena parte de Galicia, donde más intensa será en amplias zonas del sur y centro peninsulares y de forma más local en el valle del Ebro, Valle del Guadalquivir y en Baleares.

Acompañando a esta ola de calor se espera la presencia de polvo en suspensión, procedente del desierto del Sahara. Igualmente, al menos hasta el jueves, existe la probabilidad de tormentas en algunos puntos de la mitad oriental peninsular, en su mayor parte secas pero que podrían ir acompañadas de fuertes rachas de viento.

Debido a esta situación, es necesario recordar algunos consejos tanto para nuestra vida personal como profesional ya que, debido a la idiosincrasia de nuestras funciones, podemos estar durante horas en un ambiente inapropiado, sumado a la poca idoneidad de nuestras uniformidades para estas temperaturas, hemos de ser diligentes con las siguientes medidas:

Consejos

  • Evitar salir de casa durante las horas centrales del día, desde las 12 del mediodía a las 6 o 7 de la tarde, así como evitar realizar esfuerzos intensos o practicar deporte en esta franja.
  • Evitar comidas copiosas o muy calientes, así como beber más líquidos de lo normal, sin esperar a tener sed (agua o zumos), y evitando el abuso de bebidas alcohólicas.
  • Usar ropa ligera y holgada, de colores claros, gorra, gafas de sol y cremas protectoras solares.
  • Permanecer en espacios abiertos, o en lugares cerrados pero ventilados o acondicionados.
  • Mantener la observancia de los vehículos estacionados para evitar que en su interior queden niños, ancianos o mascotas con las ventanillas cerradas.
  • Ayudar a las personas con mayor riesgo de sufrir los efectos del calor como: personas mayores y menores de 5 años, enfermos crónicos o que tomen alguna medicación habitualmente.

¿Que es un golpe de calor?

El golpe de calor se produce cuando la temperatura corporal aumenta rápidamente y no puedes bajarla. Puede ser grave si provoca daños en el cerebro u órganos vitales. La causa puede ser realizar actividades extenuantes en clima caluroso o estar en un lugar caluroso durante demasiado tiempo, esto no debe ser necesariamente por una exposición prolongada al sol (insolación clásica), ya que hacer actividad física intensa en ambientes calurosos o con poca ventilación, el cuerpo también pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento y tiene dificultades para regular su temperatura por los mecanismos habituales como la sudoración. El golpe de calor puede presentarse en el momento o después de varios días de alta temperatura. Es importante estar alerta ante los siguientes síntomas:

Síntomas de un posible golpe de calor

  • Fiebre de 40 °C o más.
  • Cambios en el estado mental o comportamiento, confusión, agitación, dificultad en el habla…
  • Calor, piel seca o sudoración excesiva.
  • Desorientación, delirio o incluso coma.
  • Dolor de cabeza.
  • Calambres musculares, convulsiones.
  • Agotamiento, cansancio o debilidad.
  • Mareos o desmayo.
  • Vértigo.
  • Dolor de estómago o falta de apetito.
  • Sed intensa.
  • Náuseas y vómitos.
  • Piel enrojecida.
  • Pulso acelerado.
  • Respiración agitada.
  • Desmayos, que pueden ser el primer signo en los adultos mayores.

Actuación en caso de golpe de calor

  • Llamar a emergencias al 112 e informar de los síntomas que observa.
  • Coloque a la persona afectada en un lugar a la sombra y quítele algo de ropa para airearle.
  • Si está consciente, colóquele con la cabeza ligeramente elevada y refrésquele con agua medianamente fría, sobre todo la cara, axilas y la ingle.
  • Si la persona afectada desea beber, procure que el líquido no esté excesivamente frío y que no sean bebidas alcohólicas, azucaradas o estimulantes, lo mejor es agua; y que lo beba a pequeños sorbos, observando en todo momento para evitar una bronco-aspiración.
  • Si está inconsciente colóquele en posición lateral de seguridad (PLS).
  • Si dispone de manta térmica, colóquela con la parte plateada hacia afuera.
  • No dejar nunca sola a la persona hasta que llegue la asistencia sanitaria.

Y como el sabio refranero dice “más vale prevenir que curar”, hagámosle caso y tengamos en cuenta los consejos que más arriba os detallamos. Así que compañeros, cuidado ahí fuera (también con el calor) y buen servicio.

Rafa Cádiz para h50.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí