Nueva agresión a funcionarios de la prisión de A Lama en Pontevedra

En el día de ayer, un interno conflictivo de este centro penitenciario ocasionaba lesiones de diversa consideración a cinco funcionarios del centro que tuvieron que ser atendidos en la misma enfermería del centro y su posterior derivación a consultas urgentes externas.

0
prisión a lama
Fuente: Instituciones Penitenciarias @IIPPGob
Comparte ese artículo
Una agresión que se produjo cuando se disponía a realizar un cacheo extraordinario en el modulo donde se encontraba el interno, que no dudo de agredir a todos los funcionarios que salían a su encuentro al no estar conforme con ese cacheo.

Desde los sindicatos que representan a los trabajadores penitenciarios del centro, CCOO, ACAIP-UGT, CSIF, CIG, ATP, desean una pronta recuperación a sus compañeros tras esta brutal agresión.

Como bien informan las organizaciones sindicales, este tipo de cacheos, pese a que son extraordinarios, el interno no dudo en agredir a los funcionarios de una manera fría, sin ningún tipo de justificación, sin palabras previas y sin dar muestras de tal aptitud agresiva iba a aflorar por lo que cogió por sorpresa a los funcionarios que se vieron envueltos en la acción agresiva sin posibilidad de tomar medidas preventivas.

Se da la circunstancia de que la agresión, pudo haber sido peor si alguno de los restantes internos del modulo hubiera tomado partido, unos 70 se encontraban en ese momento en la sala del modulo y se limitaron todos ellos a observar incrédulos la agresión.

Denuncian públicamente que Instituciones Penitenciarias no tiene un protocolo eficaz para prevenir y reducir las agresiones que sufre el personal penitenciario y parece que tampoco le da mucha importancia que día sí, día también algún funcionario de la institución sufra una agresión.

La propia administración contabiliza 40 agresiones graves en los últimos 5 años pero en cambio no se contabilizan en la estadística ni las agresiones leves, ni las amenazas, ni los insultos que a diario suceden en el centro penitenciario por lo que quedan excluidas de cualquier acción preventiva y judicial y no entran en la calificación de agresión en sentido estricto por lo que el número de agresiones del centro lo reducen intencionadamente para mejorar las estadísticas cuando en realidad el numero de ellas es mucho mayor.

Además el personal que trabaja en las prisiones no tiene la consideración de agente a la autoridad, pese a que en numerosas ocasiones desde los distintos gobiernos de la nación hay la promesa de que esto va a cambiar, lo que conlleva a que en numerosas ocasiones estas agresiones no tienen protección en la vía penal.

“Sólo las agresiones físicas graves y si son intencionadas se castigan en la vía penal”

Las causas de las agresiones en prisión son multifactoriales pero las principales y más importantes son la prevalencia de trastornos graves de conducta de los internos, la falta de personal y de formación específica del personal penitenciario.

Desde las organizaciones sindicales de este centro penitenciario se demanda nuevamente más recursos humanos ya que con la resolución del concurso de traslados que se resolvió este mes no se ha ganado personal extra para el centro penitenciario, además de que en próximas fechas este centro perderá parte de los funcionarios en prácticas que venían desarrollando el curso formativo.

Actualmente las vacantes existentes en el penal son de 60 efectivos lo que conlleva que la carga de trabajo sea excesiva y que no se puedan realizar con eficacia las tareas de observación para tener una clasificación regimental adecuada en el centro penitenciario. Tampoco contamos con una formación específica, un Protocolo eficaz de prevención frente a las agresiones y estrategias y medidas encaminadas a dar una respuesta global al grave problema de las patologías psiquiátricas en prisión

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí