Comparte ese artículo

El SUP reclama al Ministerio del Interior que los policías nacionales comiencen a recibir la vacunación frente al Covid-19 cuanto antes, teniendo en cuenta que forman parte de un colectivo profesional con una alta exposición al virus por sus intervenciones y que el proceso de suministro de la misma a los colectivos más vulnerables está avanzando y podrá ser completado en breve. Pese a que España cuenta con suficientes existencias suministradas ya por dos empresas farmacéuticas, lo cierto es que los funcionarios siguen sin poder acceder a este recurso preventivo esencial para garantizar que puedan desarrollar su trabajo con seguridad y proteger, además, a sus familias frente a hipotéticos contagios producidos durante el servicio.

El día en el que se cumple el 197 aniversario de la creación de la Policía Nacional, el Gobierno sigue sin incluir a sus miembros entre los colectivos a los que suministrar la vacuna contra el coronavirus. Y ello pese a que nuestro trabajo se ha demostrado fundamental para evitar la propagación del Covid-19 durante los diferentes estados de alarma decretados en España, como el que ahora se prolonga hasta el 9 de mayo, asumiendo unos riesgos evidentes por la naturaleza del trabajo policial, que requiere un trato con el ciudadano frecuente y cercano y que implica intervenciones en las que el contacto físico es ineludible.

El Ministerio del Interior, que en estos días elogia en público nuestro trabajo durante la borrasca Filomena como garantía para ayudar a los ciudadanos y mitigar los efectos del temporal de nieve que ha afectado a varias regiones, entre ellas y de forma destacada la Comunidad de Madrid, no ha sido capaz de convencer al de Sanidad para que inicie cuanto antes la vacunación de los policías, una vez culminado el proceso de suministro a colectivos más vulnerables como ancianos, usuarios y personal de residencias de mayores y profesionales sanitarios. Creemos que no hay excusa para retrasar más esta medida y que cada día que no se aplican vacunas a los profesionales de la seguridad pública se les pone en peligro innecesariamente y se compromete el volumen de efectivos disponibles en el Cuerpo por las bajas médicas o cuarentenas preventivas de agentes que se han contagiado o sospechan haberlo hecho durante su jornada laboral.

“Renovamos nuestro llamamiento al ministro del Interior y al de Sanidad para que no eludan sus responsabilidades y anuncien, con carácter urgente, el acceso de los policías nacionales a la vacuna frente al Covid-19, cumpliendo así las obligaciones legales que tiene la Administración en materia de prevención de riesgos laborales y protección de los funcionarios”, manifiesta el SUP a través de un comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí