Comparte ese artículo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad valenciana de Manises a dos personas, un hombre de 29 años y una mujer de 37, como presuntas autoras de los delitos contra la salud pública, defraudación del fluido eléctrico y ocupación de inmuebles, tras al parecer cultivar marihuana en el interior de una casa okupada.

La operación policial ha permitido desmantelar una plantación de esta sustancia estupefaciente, interviniendo cien plantas, así como cogollos y esquejes.

Los agentes tuvieron conocimiento de que los ahora detenidos podrían estar dedicándose al cultivo masivo de marihuana a gran escala. Durante las investigaciones los policías averiguaron que éstos utilizaban una vivienda okupada propiedad de una entidad bancaria, haciendo vida cotidiana en el primer piso y estableciendo en la planta baja una plantación de marihuana.

Los policías registraron la vivienda, localizando en su interior una plantación formada por dos grandes estancias e interviniendo cien plantas de marihuana, 400 esquejes en primera fase de crecimiento, 1500 gramos de cogollos, semilleros, macetas, así como cerca de 900 euros en efectivo e instrumentos destinados al cultivo de esta droga.

Los investigadores averiguaron también que los sospechosos al parecer defraudaban tanto suministro eléctrico como de agua y que tenían montado un sistema profesional de ventilación y cultivo a fin de evitar levantar sospechas entre el vecindario.

Los agentes detuvieron a los sospechosos como presuntos autores de los delitos contra la salud pública, defraudación del fluido eléctrico y ocupación de inmuebles. El hombre, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, mientras que ella ha sido puesta en libertad una vez oída en declaración tras ser advertida de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fuera requerida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí