Comparte ese artículo
El hombre de 30 años, que sufría un brote de esquizofrenia, falleció este lunes en el municipio de Andorra (Teruel)

Los hechos tuvieron lugar este lunes, a las 17:00 horas, en la calle Fuente Baja, ubicado en el casco urbano de la localidad turolense de Andorra. A esa hora se recibió una llamada de emergencias en el 112.

La familia del joven llamó a los servicios de emergencias, alertando de que esta persona les estaba amenazando de muerte con un cuchillo y un destornillador.

A la llegada de varios efectivos de la Guardia Civil del cuartel de Andorra, trataron de calmar al hombre, junto con sanitarios del centro de salud de la localidad, el cual sufría un brote de esquizofrenia.

El chaleco antibalas salvó la vida al agente de la benemérita

Sobre las 19:00 horas, en un momento dado, el hombre se lanzó con el cuchillo de grandes dimensiones sobre los agentes.

El hombre, que llevaba un cuchillo en una mano y el destornillador en la otra, fue esquivado por los dos primeros agentes, el tercer guardia civil, repelió la agresión con un escudo de los utilizados por los antidisturbios, tirándose encima del cuarto agente, el cual fue acuchillado varias veces, por lo que reaccionó, repeliendo la agresión con su arma reglamentaria.

El agente no resultó herido, gracias al chaleco antibalas, que salvó su vida. Prueba de la fuerte agresión que sufrió el agente, son los cortes producidos en su chaqueta a la altura del pecho.

Los sanitarios intentaron reanimar al hombre durante una hora, no pudiendo hacer nada por salvar su vida.

Uno de los hermanos resultó también herido en una pierna, siendo trasladado al hospital de Alcañiz.

El fallecido había protagonizado anteriormente otros episodios violentos, si bien nunca con tanta agresividad como la de esta última vez.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para investigar lo ocurrido.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí