Insólita campaña antipolicial contra el jefe superior de Madrid

0
jefe-superior-madrid-soto-policia-h50
Comparte ese artículo

Este viernes 1 de diciembre algunos medios de comunicación mojaron su pluma en tinta belicista. El día amanecía con una insólita campaña antipolicial cuyo objetivo era desprestigiar la carrera profesional y criticar el trabajo de un mando policial de Madrid. “Periodistas” ponían en el centro de la diana al Jefe Superior de Policía de Madrid, Manuel Soto Seoane. El argumento no era otro que responsabilizarle de situaciones operativas a pie de calle y vincularlo políticamente con el PSOE atacando no solo a un mando policial sino a toda una institución con 200 años de prestigio al servicio del ciudadano.

Desde campañas siniestramente planificadas hasta memes “quizás bajo encargo” y pasando hasta perversos bots en redes sociales para aumentar el alcance e impacto… Todo ha valido para retroalimentar una perversa estrategia que ataca no solo al líder policial sino a sus súbditos y a cualquier profesional de la seguridad pública o privada. Grandes profesionales todo ellos hartos de que ante las adversidades de determinadas ideologías políticas el camino a seguir sea verter infamias contra los garantes de los derechos y libertades.

En la actualidad el Comisario Principal Soto Seoane, es el único comisario que cuenta en la historia de España con el reconocimiento unánime de todos los grupos políticos por su trabajo policial en su época como Comisario Jefe de Puente de Vallecas, quien le conoce, sabe que en todo momento tuvo un trato igualitario con todos los partidos y que su única lealtad es a su institución.

Según fuentes de Interior a h50, se descarta que el comisario principal haya mantenido ninguna reunión o posición para ningún puesto, se encuentra totalmente centrado en su trabajo en la Jefatura Superior de Madrid, concluían. Igualmente, desmienten las manifestaciones que cierto diario que pone en boca de la ex Delegada del Gobierno de Madrid, Mercedes González, que rozan “la infamia y la calumnia”. El Jefe Superior de Madrid ha mantenido y mantiene una magnifica relación con todos los Delegados del Gobierno que han pasado y están por su compromiso con su institución y por el incansable trabajo que llega a suponer casi más de 16 horas en su puesto de trabajo.

Una exquisita profesionalidad y neutralidad política, le llevaron a ocupar diversos puestos de responsabilidad con Gobiernos de todos los partidos políticos lo que queda acreditado en su prestigioso e intachable currículo.

¿Responsable de las cargas en Ferraz?

Volvemos a ver gravemente como un medio de comunicación hace gala de una falta total de conocimientos en el campo de la seguridad, en este caso: la seguridad operativa. De tal forma, se vuelve a vincular ordenes “a pie de calle” a perfiles de alto rango o (como vimos en anteriores ocasiones) a políticos sobre los que dar con el dardo.

Recordemos que las Unidades de Intervención Policial (UIP) son uno de los grupos que cuentan con mayor reconocimiento a nivel mundial entre todas las unidades operativas. La decisión de tomar una u otra medida está siempre condicionada por la respuesta violenta de aquellos que quebrantan la ley, y allí están ellos para restaurar la normalidad a pesar de aguantar insoportables cargas de insultos y lanzamiento de objetos contundentes contra sus cascos, escudos y protecciones.

La misma Policía Nacional y mandos que se critica desde cierto diario es la que protege la sede de todos los partidos políticos cuando son rodeadas, los que protegen estructuras y puntos estratégicos ante el terrorismo o los que protegen a una personalidad política cuando sufren un escrache en la universidad; si, son los mismos  que trabajaron sin descanso durante la pandemia o Filomena, hechos que últimamente se olvidan con facilidad.

Prostituir un cuerpo policial para lograr el favor de ciertas clases políticas no deja de ser un ejemplo de falta de ética periodística y un ejemplo más que de que los informadores deben retomar los valores puros y académicos que nunca debieron perder rechazando el amarillismo y haciendo gala de un alto nivel de objetividad para no tergiversar ni manipular la opinión pública que ya de por sí debe forjarse desde un punto de vista lo más global posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí