Inma Alcolea Griñán, la mossa constitucionalista que se enfrenta con uñas y dientes al independentismo, pide ayuda

0
Comparte ese artículo
Inma Alcolea Griñán, la mosso constitucionalista que se enfrenta en los tribunales al independentismo catalán pide ayuda económica para seguir con su dura batalla, y lo hace con un sincero y cercano escrito que explica la realidad por la que está atravesando.
Pincha aquí si deseas ayudar económicamente a Inma Alcolea

“Actualmente tengo más de 31 mil euros en facturas pagadas de minutas de abogados y procuradores x una “fiesta” que me organizó la Generalidad de Cataluña, en 2017, con tres expedientes disciplinarios donde, ilegalmente, me tuvo sometida a 16 meses de medidas cautelares (castigos anticipados) y en la que finalmente, tras caducar y volver a iniciar los expedientes por la misma causa, dictó una resolución administrativa con una sanción llena de desproporción y ensañamiento.

Tras haber ganado todos los procedimientos judiciales, tanto de las tres medidas cautelares como de las sanciones impuestas,  que se iban dirimiendo en los tribunales superiores de justicia de Cataluña, donde no solo sentencian ilegales los 16 meses sometida a medidas cautelares sino que condenan (sin aplicarle las costas ni mis gastos)  a la Generalidad de Cataluña por vulnerar mi presunción de inocencia.

Ahora la Generalidad de Cataluña,  ha decidido , utilizando sus letrados, funcionarios públicos, con el dinero público, de todos, seguir recurriendo en casación al Tribunal Supremo mis resoluciones judiciales ganadas en los altos tribunales catalanes.

Mientras todos los españoles hemos sufragado los costes del  asesoramiento de la abogada Olga Tubau, que defendió los intereses del Sr. Trapero, ante la Audiencia Nacional,  por uno de los delitos del más graves contra el ordenamiento constitucional, ese señor, no tuvo ningún expediente disciplinario ni fue sometido a, medida cautelar alguna.

El recurso de casación al Supremo, de mis sentencias ganadas, hace que  la Generalidad de Cataluña me mantenga extorsionada económicamente en el pago de abogados y procuradores y que, tampoco  me devuelvan los sueldos dejados de percibir.

Además, tengo a un mozo de escuadra, “líder de los mozos independentistas”,  Alberto Donaire Mala-gelada, al que, gracias a mis denuncias internas por sus infracciones disciplinarias en redes sociales  y mis denuncias judiciales por sus delitos penales continuados por las redes sociales, y presentadas por duplicado, tanto  en la fiscalía provincial de Gerona y en la división de asuntos internos de los mozos de escuadra (por infinidad de delitos penales en sus redes sociales, contra la monarquía, contra las altas instituciones del Estado, contra las fuerzas y cuerpos de seguridad, delitos de injurias y calumnias contra fiscales y magistrados etc ) está actualmente pendiente de  disfrutar de 5 expedientes disciplinarios, 3 de los cuales han sido finalizados con un resultado de 11 meses y 32 días  de suspensión de  empleo y sueldo.

Pincha aquí si deseas ayudar económicamente a Inma Alcolea

Quedan dos expedientes disciplinarios contra ese mozo de escuadra, pendientes de resolver resolver, lo que le llevará a estar años, suspendido de empleo y sueldo y sin disfrazarse con un uniforme de policía democrática.

Así mismo hay varias  denuncias más, penales e internas, que le he presentado ante los juzgados de instrucción y ante la Fiscalía Provincial de Gerona por delitos de amenazas a mi hijo pequeño de 11 años, o por publicar en sus redes sociales, mis medicinas y extractos de mis informes médicos, junto a su novio, que fueron obtenidas ilegalmente.

Esa situación  ha provocado, como venganza, que, además del acoso al que soy sometida por este sujeto y sus secuaces en sus redes sociales, me hayan interpuesto, él y su familia, decenas de denuncias penales por delitos inexistentes como amenazas, falsas persecuciones o acosos.

Os pido ayuda económica para hacer frente, no solo al pago de parte de esas facturas de 31 mil euros anteriores q tengo (pedí ayuda en 2018 y me ayudasteis en masa) sino a las que me vengan por los falsos delitos penales que el sujeto Alberto Donaire y su familia están interponiéndome en la jurisdicción ordinaria como represalias a mi función de denunciante.

También a sufragar los costes que me genere los abogados y procuradores en las oposiciones a los recursos de casación presentados por  la Generalidad de Cataluña en el Tribunal Supremo.

No puedo publicar mis facturas por respeto a la ley de protección de datos pero será un placer remitirlas a todo aquél que  me las solicite por privado para verificar todo lo que explico aquí”.

La GENESTAPO, Alberto y el Guardia Civil expedientado, por Inma Alcolea

Represaliada en Cataluña por la GENESTAPO: entrevista a Inma Alcolea

Reflexión sobre la justicia en Cataluña, por Inma Alcolea

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí