Hacia un ejército europeo propio

0
- Publicidad -
depol-academia-policia-oposicion-h50
Comparte ese artículo

Columna de Ricardo Magaz en h50 Digital Policial. “CRÓNICAS DEL NUEVE PARABELLUM”.

Es de dominio público que los burócratas de la Unión Europea ansían un ejército propio… y no precisamente al estilo del Eurocuerpo, integrado por uniformados “prestados”, procedentes de algunos países miembros, entre ellos España, con cerca de 200 militares adscritos en Estrasburgo.

Autonomía estratégica

Lo que realmente ambiciona la élite de Bruselas es formar un auténtico ejército con el argumento razonable de la “autonomía estrategia” que permita disponer de capacidad militar propia. Y no les falta razón, en efecto, fundamentalmente después de lo de Afganistán y la invasión rusa de Ucrania, pero de momento sigue siendo un anhelo difícil de materializar.

¿Por qué? Por muy variadas razones. La primera, porque un ejército sirve a un Estado y, la UE, aunque lo pretende, no lo es. La Defensa, además, sigue siendo una facultad de los países miembros con unas Fuerzas Armadas ligadas a su soberanía nacional. Luego, está el tema de la OTAN y los recelos que, pese a la buena relación, despertaría en EE.UU. Por ende, Francia, con capacidad nuclear, y por supuesto la locomotora alemana, las dos potencias que más invierten en defensa, nunca permitirían que la milicia europea estuviera comandada por nadie que no fueran ellos. Y entre ellos tampoco se pondrían de acuerdo. De tal modo, no nos olvidemos de la posibilidad kafkiana de que alguno de los países decidiera en un momento determinado abandonar la Unión y llevarse sus tropas como quien se lleva al niño del campamento de verano.

Supraestado

En otras palabras, la Unión Europea, un magnífico proyecto supranacional visto desde España, debe avanzar sin pausa en su construcción. Acaso nunca llegue a ser un supraestado del todo pero hay que salvar las dificultades que impiden, verbigracia, un propósito de momento improbable, sí, pero sin duda necesario, como las Fuerzas Armadas propias de la UE. El tiempo y la política dirán.

(*) Ricardo Magaz es profesor de Fenomenología Criminal en la UNED, ensayista y miembro de la Policía Nacional (sgda/ac)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí