Entrevista a Ricardo Magaz: “Hay que evitar el morbo en el análisis de los crímenes”

Entrevista de María del Carmen Suárez Uepe a Ricardo Magaz. Conoce su nueva obra "El quinto mandamiento: diario de crimen y castigo"

0
Comparte ese artículo

Ricardo Magaz tiene fama de escritor polifacético. En la estantería de su oficina del campus descansan una treintena de libros con su nombre en la portada. La mitad de autoría única; el resto, compartidos con otros autores de capítulos. La novela negra, el ensayo, el tratado o el columnismo son campos donde Magaz labra los surcos a base de “espada y pluma”. Su última obra, aún con la tinta calentita de imprenta, El quinto mandamiento: diario de crimen y castigo (Eolas & menoslobos), promete debate en el mundo de la seguridad y del true crime.

Policía, profesor, escritor…, ¿con qué tarea se queda?

Todo tiene su explicación. Estoy en la segunda actividad de la Policía desde hace 15 años cuando pasé a la docencia en el Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado de la UNED. Lo de escritor viene de lejos. Mi primer libro sobre drogas se publicó hace 30 años. Así que la contestación es inevitable: las tres tareas son en realidad una, como lo de la Santísima Trinidad.

Portada de El quinto mandamiento: diario de crimen y castigo (Ed. Eolas & menoslobos)
Acaba de publicar su nuevo libro, El quinto mandamiento: diario de crimen y castigo, editado por el sello Eolas & menoslobos en su colección Línea Negra, con el aval de la Sociedad Científica Española de Criminología. Curioso título…

Sí, está puesto a propósito, aunque reconozco que puede desconcertar lo de “El quinto mandamiento”. Estoy seguro que la mitad de la gente que lea esto no sabe o no se acuerda de cuál es el quinto mandamiento. El subtítulo “diario de crimen y castigo” ya es más objetivo. Por si acaso, decir que el quinto mandamiento es “No matarás”.

¿Cómo se escribe un diario de crimen y castigo de 320 páginas?

Con constancia y echándole horas [ríe]. El quinto mandamiento es un libro redactado como un cuaderno de bitácora donde trato de combinar literatura y vida, la mía, entre lo personal y el columnismo, entre la espada y la pluma de Garcilaso, entre González-Ruano y Umbral, pero siempre con un sesgo criminalista y mucha concisión; de ahí lo de “Diario de crimen y castigo”

En su vitrina luce galardones literarios, ¿espera que El quinto mandamiento funcione en los escaparates de las librerías?

Todo nuevo libro es en realidad otro hijo con un pan bajo el brazo que fortalece la familia. En 1997 mi novela La Embajada resultó finalista del Premio de la Crítica y en 2006, Ora la espada, ora la pluma, fue elegido por la Asociación de la Prensa Libro del Año en su género; confío que El quinto mandamiento sea bien recibido por los lectores. De lo que sí estoy seguro es de que va a generar polémica y eso, seamos sinceros, ayuda.

Magaz ejerce actualmente de profesor de Fenomenología Criminal en UNED-IUGMV
¿Polémica? ¿Acaso ha escrito usted la segunda parte de El origen de las especies de Darwin?

Ah, no, no. Me refiero a otro tipo de debate. En mi libro abordo temas calientes de crímenes que he investigado o aquellos otros en los que he trabajado para los medios de comunicación, le meto mano al narcotráfico, al crimen sin fronteras, al blanqueamiento del terrorismo… y eso siempre genera controversias.

Entremos en materia. Algún caso de true crime interesante…

Todos los crímenes tienen interés. En primer lugar, desde el humanismo; hay que evitar el morbo, luego se deben plantear con ética en el plano profesional. Analizo  casos mediáticos como el de El Arropiero, el mayor asesino en serie de España con 48 asesinatos que fue detenido e investigado por un buen colega y amigo, Salvador Ortega; el crimen magnicidio de Isabel Carrasco en el que trabajé mucho tiempo para los medios y para mi universidad; el caso más reciente del niño de Lardero al que un pederasta depredador reincidente que estaba en libertad condicional abusó y estranguló y por el que le condenaron a Prisión Permanente Revisable, o el caso del crimen atroz del Hannibal Lecter español, un muchacho del barrio de Ventas en Madrid que mató a su madre, la cocinó, congeló los tapers y poco a poco se la fue comiendo él y su perro…

Ufff, empieza fuerte, sí. ¿Qué nos puede adelantar con respecto al narcotráfico? ¿Es España, como dice en el libro, un lugar muy atractivo para los narcos?

Totalmente. Negarlo sería de necios. Más que de España habría que hablar de la situación geoestratégica de la Península Ibérica: España, Portugal, Andorra y el enclave-colonia de Gibraltar. Esa idiosincrasia, junto a la cercanía con África, la relación sentimental e idiomática con Hispanoamérica, el espacio Schengen de libre circulación de la UE y el hecho de que el turismo sea la primera industria nacional, con una media de 80 millones de turistas al año, determina que seamos una de las principales puertas de entrada de droga en la Unión Europea.

LIBRO RICARDO MAGAZ
Mural de algunas obras de ensayo, narrativa y tratado de Ricardo Magaz
La verdad es que el panorama que dibuja no es nada halagüeño, sinceramente. ¿Cómo hay que entender eso que usted llama “crimen sin fronteras”?

Bueno, en realidad es una metáfora del crimen organizado transnacional, es decir, mafias, cárteles, bandas, redes, clanes… que trascienden fronteras. Las particularidades que he mencionado antes de la Península Ibérica en el narcotráfico son igualmente aplicables al “crimen sin fronteras”. Por aportar un dato ilustrativo, España es el país de la UE con mayor número de fugitivos punitivos. Según datos oficiales del Ministerio del Interior, cada año hay unas 20.000 órdenes nuevas de busca y captura, contabilizando tanto a españoles como a extranjeros que vienen a mimetizarse con el turismo.

Espero que en el capítulo que dedica al terrorismo la situación sea algo menos tremenda…

La banda terrorista ETA fue derrotada por el estado de Derecho, pero aún quedan trecientos y pico asesinatos por resolver. Los herederos y usufructuarios de ETA siguen humillando a las víctimas con homenajes públicos a los terroristas y su inclusión en las listas electorales. Hace una temporada estuve hablando por teléfono con Mikel Lejarza, El Lobo, con motivo de la publicación de su libro Secretos de confesión, junto al periodista Fernando Rueda; Mikel me dijo: “ETA no ha desaparecido, sus beneficiarios están reescribiendo el relato a conveniencia”. Efectivamente, Mikel sabe muy bien de lo que habla porque, a pesar de vivir en la clandestinidad para que no le atenten por su infiltración en la banda en la década de los 70, está al día de lo que ocurre entre bastidores.

Ricardo Magaz
Magaz combina en El quinto mandamiento literatura y vida profesional”
Los crímenes, el narcotráfico, la criminalidad sin fronteras, el terrorismo… ¿y la policía, qué hacemos con la policía?

Es necesario cambiar el modelo policial. La Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad es de 1986 y la sociedad ha cambiado en este tiempo. Consecuentemente, la fenomenología criminal, que precisamente es la asignatura que imparto en la universidad, también. Cierro el libro con una reflexión acerca del futuro modelo de seguridad pública al que hay que caminar sin pérdida de tiempo. Esas páginas en concreto ya las tenía bastante pergeñadas porque las iba a exponer en la Comisión no permanente para el estudio del modelo policial del siglo XXI en el Congreso de los Diputados, antes de que se interrumpiera. En el momento actual se desconoce si se volverá a reeditar la Comisión para que prosigan las comparecencias. Ya veremos… De lo que no cabe duda es que la seguridad es un bien social y necesitamos estar a la altura de lo que demandan las circunstancias.

Volviendo al plano más literario de novela negra; cómo creador del inspector Alipio Morgades lo tiene un tanto abandonado…

No del todo. Lo último que saqué de Alipio Morgades fue “Perro no come perro”, hace seis años. Posiblemente en mi próxima novela vuelva a la carga el irreverente inspector Morgades, pero eso es todavía un proyecto. Ahora toca empujar El quinto mandamiento.

Para cerrar con buen regusto de boca, ¿ya ha presentado oficialmente El quinto mandamiento: diario de crimen y castigo?

En breve comenzaré la brega de presentaciones. Abriré en la Feria del libro de Madrid, luego en la UNED y en la Semana Negra de Gijón. A partir de ahí donde la editorial me pida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí