Emotivo reconocimiento a un guardia civil de El Campello tras haber sufrido un trágico accidente

AUGC hace entrega de una placa a un Guardia Civil de El Campello que tras haber sufrido un trágico accidente permanece ingresado en la Unidad de Lesionados de Medula Espinal en el Hospital de Aguas Vivas

0
Comparte ese artículo

En la mañana del día 13 de octubre, representantes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles de la Comunidad Valenciana tuvieron un encuentro con un guardia civil que el pasado dos de diciembre de 2020 sufrió un tráfico accidente de circulación ocasionándole graves lesiones y por las que actualmente permanece ingresado en la unidad de lesionados de medula espinal del Hospital de Aguas Vivas en Carcaixent (Valencia).

Durante el encuentro se le hizo entrega de una placa en reconocimiento por su gran esfuerzo y afán de superación, que son todo un referente y fiel reflejo de los valores de AUGC en la lucha por los derechos de los guardias civiles.

Jacobo, que así se llama el guardia civil de 31 años de edad y natural de la San Clemente (Cuenca), ingresó en el Cuerpo en el año 2015 tras haber permanecido durante cinco años como soldado profesional en el Ejercito de Tierra, realizó sus prácticas como guardia alumno en su localidad natal de San Clemente tras su paso por la Academia de Cabos y Guardias de Baeza (Jaén), obteniendo un año después su primer destino como profesional en la localidad de Albocasser (Castellón), hasta que en febrero de 2020 pasó destinado a la localidad de El Campello (Alicante) siendo éste su destino actual y donde ha logrado granjearse el respeto y admiración de todos sus compañeros por su gran profesionalidad.

Las ilusiones de Jacobo se truncaron cuando el pasado dos de diciembre de 2020, decidió coger su bicicleta y salir a practicar una de sus aficiones y que además le ayudaba a mantenerse en forma, cuando tuvo la desgracia de tener un tráfico accidente a causa de una arqueta mal situada y señalizada en la vía pública por la que circulaba, provocando que sufriera una caída y que le ocasionó una grave lesión en la médula espinal que le mantiene a día de hoy en una silla de ruedas y de la que actualmente se encuentra en fase de rehabilitación en el Hospital de Aguas Vivas en Carcaixent (Valencia).

Jacobo es un joven alegre, amable, extrovertido, valiente, trabajador y buen compañero y con muchas aspiraciones y proyectos pendientes de realizar y cuenta con la ayuda inestimable de su pareja Raquel, otra joven luchadora que se ha visto obligada a dejar su trabajo como profesora para acompañar a Jacobo en todo momento en su proceso de recuperación, lo que les está empezando a ocasionar ciertos perjuicios económicos, ya que al no ser originarios de la zona y no tener la ayuda de familiares próximos, debe costear su estancia junto a su pareja así como los gastos de los traslados casi diarios de Jacobo hasta la unidad de rehabilitación, a varios kilómetros de distancia del Centro Hospitalario donde se encuentra ingresado.

 

Desde el fatídico día del accidente la Delegación de AUGC en Alicante, ha estado asesorando y ayudando en todo lo posible a este guardia civil luchador, en todo aquello que ha necesitado y así lo seguirá haciendo, a nivel humano y también jurídico ya que, una vez se estabilice la lesión de Jacobo deberá pasar los correspondientes tribunales médicos de la Guardia Civil y por diversos trámites administrativos que deberán valorar la compatibilidad o no de sus lesiones con las funciones a desempeñar en el Cuerpo, algo que él mismo tiene como objetivo, ya que la propia Orden INT/26/2021, de 15 de enero, por la que se establecen las normas específicas para la clasificación y provisión de destinos en la Guardia Civil, recoge las funciones asociadas a los puestos de trabajo para determinado personal declarado apto con limitaciones por insuficiencia de condiciones psicofísicas y que entre otros aspectos establece que, dichas funciones podrán estar vinculadas con carácter general, a labores de apoyo, burocráticas y asesoramiento al mando, logísticas, técnico-facultativas y docentes; o incluso operativas, de acuerdo con las limitaciones previstas en el correspondiente expediente de insuficiencia de condiciones psicofísicas, algo que tanto Jacobo como muchos guardias civiles que se encuentran en situaciones similares pueden desempeñar, al ser perfectamente validos para realizar dichos cometidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí