Los policías nacionales remarcan que el ministro del Interior no puede seguir un minuto más en el cargo tras el asesinato de los dos guardias civiles

1
Comparte ese artículo

La Confederación Española de Policía –CEP, uno de los sindicatos mayoritarios en la Policía Nacional, remarca que Marlaska está enrocado en sacar pecho con un Plan Especial que no ha evitado el asesinato de dos guardias civiles y agresiones en el Campo de Gibraltar a dos centenares de compañeros desde 2018, no puede ser ministro ni un minuto más.

Desde esta organización remarcan que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha vuelto a sacar pecho esta mañana con los resultados de un Plan Especial de lucha contra el narcotráfico, el del Campo de Gibraltar, que no ha evitado el asesinato de los guardias civiles David Pérez Carracedo y Miguel Ángel González Gómez, ni ha impedido que dos centenares de policías nacionales y guardias civiles hayan sido víctimas de ataques de delincuentes desde que ese proyecto ministerial viese la luz, en julio de 2018. La actitud del ministro, que nuevamente se ha enrocado en glosar el supuesto éxito de un Plan que no contiene una sola medida de protección física o jurídica de los profesionales de la seguridad pública, le incapacita para seguir al frente del departamento y, en ese sentido, creemos que no debe seguir ostentando esa responsabilidad ni un minuto más.

Hace años que las organizaciones criminales asentadas en esa zona de España y en las provincias limítrofes muestran una agresividad preocupante contra policías y guardias civiles. Eso tiene que ver con el riesgo que corren los transportistas de la droga, que saben perfectamente que si pierden la carga sufrirán personal y familiarmente las consecuencias y, por ello, embisten a los vehículos policiales y a los propios compañeros/as que participan en las operaciones de desarticulación de estas redes criminales. Pero además, el aumento de los robos de droga entre mafias -los conocidos popularmente como ’vuelcos’- ha provocado que los narcos crean que algunas operaciones policiales son, en realidad, intentos de robarles esas sustancias y, por ello, reaccionan mucho más violentamente, con el empleo de armas de fuego.

Aunque el número de ataques a los policías y guardias civiles, tanto en el Campo de Gibraltar como en las provincias de Cádiz, Málaga, Granada, Huelva, Sevilla y Almería, ha descendido desde 2021, lo cierto es que esas agresiones son cada vez más extremas y que se ha detectado ya el uso de armas de fuego. En cualquier caso, esos atentados se mantienen y la mayor parte de ellos -ocho de cada diez- se registran en las localidades del Campo de Gibraltar, con un balance medio anual de más de treinta agresiones a efectivos de las Fuerzas de Seguridad.

Con todo este panorama sobre la mesa, desde CEP denuncian que el ministro del Interior sigue atrapado en su particular laberinto estadístico de resultados y en que las inversiones que se han venido realizado, por importe de 40 millones de euros desde julio de 2018, son suficientes. Ni una palabra para comprometer refuerzos legales o de medios de protección para los policías. Ni un solo compromiso para respaldar con algo más que palabras el respaldo a quienes se juegan la vida a diario en la lucha contra las mafias de la droga en el sur de España. Un ministro que no sitúa a los servidores públicos,a la punta de lanza de este combate contra la lacra de los narcos, en el centro de todas sus prioridades no puede seguir al frente del departamento, cuestionado de forma unánime por todos los sindicatos y asociaciones profesionales de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

Es actitud, esa falta de preocupación por la seguridad física y jurídica de los policías, es ya insostenible. Como lo es la ausencia de un solo proyecto concreto que mejore las condiciones retributivas y profesionales de los policías, tanto los de esas seis provincias del sur como los del resto de España. Pese a nuestra permanente reivindicación de un complemento salarial propio para el Campo de Gibraltar, Marlaska dejó morir las conclusiones de un grupo de trabajo ministerial que analizó esa posibilidad, en el año 2021.

Si el ministro no pone ya sobre la mesa avances concretos en la protección física y jurídica de los policías va a retratarse, enfrentado ya a todo el colectivo policial de la seguridad pública de este país. Podrá seguir aferrado al cargo pero el abismo que le separa de los servidores públicos que se juegan la vida por proteger la de los demás será ya insalvable”.

1 COMENTARIO

  1. Estoy de acuerdo con los sindicatos de La Guardia Civil y la Policía Nacional Más Medios para contra arrestarlos los que votan en contra son siempre los mismos anti españoles y separatistas mis condolencias para todos los familiares de las víctimas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí