Comparte ese artículo

Recuerde el teléfono 112 para emergencias.

Si se detectan marcadores de plástico u otros indicios, dar aviso sin tocar.

Asegurarse de cerrar siempre con llave la cerradura de acceso al domicilio incluso cuando estamos dentro.

Mantener y velar por los sistemas de seguridad propios y comunitarios, manteniendo cerrada la puerta del portal.

Es conveniente instalar sistemas de seguridad como cerraduras anti-bumping o anti-taladro, escudos de seguridad que eviten las fracturas, colocar de mirillas con sistema de captura de imágenes y, en la medida de lo posible telefonillos con sistema de video grabación.

Revisar el marco de nuestra puerta y de otras del vecindario regularmente para detectar la colocación de los pequeños marcadores de plástico o hilos de pegamento que usan los grupos de ladrones organizados.

Contestar siempre al telefonillo cuando se está en casa. Puede ser el paso previo al robo, muchos ladrones verifican la presencia de personas realizando llamadas reiteradas mientras sus cómplices escuchan por la puerta si hay movimiento en la vivienda.

Cerrar siempre la puerta con vuelta de llave, aunque solamente nos ausentemos unos minutos. Cerrada solo con el golpete, pueden desbloquear el cierre sin dañar el mecanismo.

Tratar de dar en todo momento apariencia de vivienda habitada.

Si existen andamios anexos al inmueble cerrar bien las ventanas y persianas. Se puede solicitar a las empresas instaladoras la colocación de sistemas de seguridad en los mismos.

Por su parte, los residentes en chalets y viviendas bajas es conveniente que adopten también otra serie de medidas de seguridad para prevenir este tipo de robos, tales como:

Poner persianas en todas sus ventanas y balcones y asegurarlas con un cerrojo interior.

Colocar rejas en aquellas ventanas de fácil acceso desde el exterior. No deje entre las barras una separación mayor a 12 cm.

No olvide que los balcones, aleros, salientes de muros, tuberías, etc., pueden ser trepados con relativa facilidad por los delincuentes. Preste más atención a las ventanas o terrazas próximas a estos puntos.

Adopte medidas o instale dispositivos electrónicos de autoprotección y captura de imágenes en todo tipo de condiciones, incluso en total oscuridad, en la vivienda.

Atención a la puerta de la azotea y a la del garaje, si su casa comunica directamente con el aparcamiento.

En caso de sufrir un robo, no tocar nada ni ordenar la vivienda, y llamar de inmediato a la Ertzaintza.

En caso de encontrarse con los ladrones dentro de casa, no se enfrente a ellos, llame inmediatamente al 112 (en la medida de lo posible obtener fotografías de los sospechosos).

Fuente: página de la Ertzaintza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí