Comparte ese artículo

Muchos policías han estallado en redes sociales con el estreno de la serie “Antidisturbiosde Movistar+, un thriller de seis episodios que intentaba adentrarse en la realidad judicial, personal y profesional que sacude a seis agentes de la unidad de intervención policial de la Policía Nacional, tras un fallido desahucio.

Una serie que apuntaba muy alto para crearse un hueco en la historia de las series policiacas españolas que se han esforzado en llevar a la pequeña pantalla el “mundo policial”, y en la que muchos policías se veían reflejados, pero que no ha llegado a ser más que una mera aspiración, quedándose en una simple serie de ficción en la que ningún agente se ve reflejado.

Y es que hacer sombra a series serias y realistas como la de “El comisario“, protagonizada entre otros por un gran actor como Tito Valverde, y cuyos personajes realizaban su actividad policial en una comisaría de distrito madrileña, y donde no podía faltar el bar, en el que los agentes toman su café diario e interactuaban con el resto de compañeros de comisaría, ahí se hacía patente el “no hay vida sin comisaría“, una serie respetuosa con la labor policial.

Otra serie policiaca que se hizo su hueco fue la cómica y tronchante “Los hombres de Paco” donde los agentes se reían al verse reflejados al ver el tratamiento irónico de muchas de sus limitaciones, una serie entretenida y hasta inteligente.

En un mundo nuevo de tecnologías y redes sociales y en el ya nada nos podría sorprender en el mundo policial, llega esta nueva serie, “Antidisturbios“, una serie  llena de violencia, drogas, política … y pretendidos policias que utilizan un lenguaje soez y burdo que nada se parece a la realidad policial y que encaja más en el género de ciencia ficción.

Antidisturbios convierte la fuerza en violencia, y al colectivo policial en histriónicos personajes, que rozan e incluso cruzan la barrera de la delincuencia, es un buen reclamo televisivo para destruir la imagen de una gran institución como la de la Policía Nacional, siempre vende bien en estos tiempos, ganarán miles de adeptos independentistas y de extrema izquierda que ven en los agentes de la autoridad la barrera que les impide crear un país de libertinaje, si bien las consecuencias, en este caso, ya las pagan los policías y  sus familias.

La próxima serie deberían hacerla sobre la ética en el mundo de la televisión y sus producciones.

¿Alguien ha pensado en un padre y policía en el sofá de su casa esperando con su hijo ver una gran serie encontrarse con escenas de un policía hablando a su hijo como un macarra o a un policía nacional metiéndose unas rayas?, ¿se imaginan a ese hijo en el colegio o instituto cuando le pregunten la profesión de su padre?.

Imagen de la serie Antidisturbios “donde un agente se mete una raya en unos asesos”

Una fácil solución, cambiar de canal

Si “Antidisturbios“, de Movistar Plus, lo que pretendía era abordar los problemas de los agentes y mostrar la carencia de medios y recursos con la perspectiva de denigrar a una institución y no mostrar la realidad policial, lo ha conseguido, si bien la sociedad debe saber que la ciencia ficción es eso, un desdibujado concepto de la realidad que en poco o nada se parece a los padecimientos diarios los agentes en su vida laboral o personal, y que tiene fácil solución, cambiar de canal.

Y a la administración un pequeño tirón de orejas, facilitar medios policiales e instalaciones para tirar por los suelos con una mala serie policiaca a una institución no es lo que se esperan los policías de quienes los dirigen, esperándose para la próxima oportunidad más control y seriedad, y así no llegarán las críticas en redes sociales, como la del histórico sindicalista José Manuel Sánchez Fornet (@sanchezfornet).

“He visto 2 capítulos de Antidisturbios. La UIP y los de asuntos internos quedan de puta pena hasta ahora. Unos histéricos, lo contrario de lo que se precisa, y asuntos internos buscando mierda contra policías por encima de la lógica racional”

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí