Un preso conflictivo propina una brutal paliza a funcionario del Centro Penitenciario de Valencia

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Ya se ha producido el primer incidente muy grave de este nuevo año en el Centro Penitenciario de Valencia. La sección sindical ACAIP-UGT ha denunciado la brutal agresión a un funcionario que ha tenido lugar en el módulo 28 de la Unidad de Preventivos, que aloja a unos 25 internos muy conflictivos, manifiestamente inadaptados a una convivencia normal, y que han protagonizado numerosos incidentes durante su estancia en prisión.

Los hechos se han registrado durante el mediodía de este miércoles, a la hora de la comida. En ese momento, el interno O. Ch. golpeó súbitamente a uno de los funcionarios de servicio propinándole golpes y patadas, tirándole al suelo y continuando con la agresión a pensar de encontrarse tendido.

Los funcionarios de servicio en el departamento consiguieron reducir al interno y aislarlo. Posteriormente fue trasladado a otro módulo de la Unidad de Cumplimiento.

A consecuencia de esa agresión, el funcionario presenta contusiones en la espalda, un labio y una rodilla, y, tras recibir una primera atención médica en el centro, está pendiente de ver la evolución de las lesiones.

Este interno de 25 años, había ingresado en el centro el pasado mes de agosto, desde entonces ha pasado por 3 módulos, cada vez de peor perfil por su comportamiento, y había protagonizado dos incidentes de resistencia pasiva.

“La Administración penitenciaria no forma adecuadamente a sus trabajadores, y estos suplen su falta de preparación con profesionalidad y buena voluntad. En el mejor de los casos, solamente 25 funcionarios cada año pueden hacer un curso específico en materia de defensa personal, pero deben hacerlo en sus días libres y además correr con todos los gastos, incluida la gasolina de los desplazamientos al centro”, denuncian desde ACAIP-UGT.

Los representantes de los trabajadores también recalcan que sus compañeros no disponen de medios materiales ni jurídicos para llevar a cabo su labor. La modificación legislativa para ser reconocidos como agentes de la autoridad lleva atascada años en el parlamento.

Cada 36 horas se produce un episodio violento hacia los trabajadores de Instituciones Penitenciarias en alguna prisión española.

También informan que el Centro Penitenciario de Picassent sigue teniendo unas graves carencias en materia de personal, con un déficit de plantilla de más de un 15%. ACAIP-UGT ya ha solicitado la clasificación del interno agresor en Primer Grado (el más restrictivo) y su traslado a otro centro penitenciario.

Por último, han deseado públicamente a su compañero agredido una pronta recuperación, tanto física como mental ya que las secuelas psicológicas de este tipo de agresiones pueden tener una mayor duración que las físicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí