Comparte ese artículo
Unides Podem ha paralizado un desalojo de un okupa con varios antecedentes, algunos de ellos violentos, como robos con violencia e incluso homicidio
La marca valenciana de Podemos no permitió el tapiado de la finca tras el desalojo, regresando los okupas al piso posteriormente con el beneplácito de las autoridades autonómicas

Los hechos han ocurrido en Valencia, el pasado lunes 10 de agosto, en un piso público, situado en los bloques portuarios de El Cabanyal.

En el piso vivía Marcos J.D., de nacionalidad española, el cual tiene una larga lista de antecedentes, varios de ellos con en los que llegó a emplear la violencia, tal y como informa El Español.

Uno de esos antecedentes, fue por el crimen de Contamina, en la que un joven de 26 años murió como consecuencia de un golpe en la cabeza, en una zona de ocio de Zaragoza, siendo declarado culpable Marcos.

Marcos y su pareja Tamara, con la que convive, fueron condenados a desalojar la vivienda por parte del Juzgado de Instrucción Número 2 de Valencia.

Todo se desarrollaba con normalidad el día del desalojo, hasta que sobre las 11:00 horas, hicieron acto de presencia dos altos cargos de la Consejería de Vivienda, la cual está liderada por Unides Podem.

Cesar Jiménez, secretario autonómico de Vivienda y la directora general de Coordinación Territorial de Vivienda, Adoración Guamán, instaron a la sociedad propietaria del piso okupado que no procediera al tapiado de la vivienda tras el desalojo.

Dicha sociedad es la empresa pública Plan Cabanyal, la cual está controlada al 50% por Podemos y el otro 50% por el PSOE.

En un primer momento intentaron solicitar una suspensión de la sentencia, si bien el juzgado rechazó esta solicitud.

El juzgado dio por realizado el desalojo

La última inspección policial en la que se certificaba que Marcos y Tamara habían vaciado la vivienda de sus enseres, hizo que el juzgado diera la vivienda por desalojada.

Lo que no contaba el juzgado, era con que no se tapiara, lo que hizo que la pareja regresara al mismo domicilio, para frustración de los vecinos, los cuales habían denunciado el enganche eléctrico de la casa okupada, así como varios problemas de convivencia con Marcos por su actitud violenta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí