Un inmigrante ilegal marroquí asesta dos puñetazos a un guardia civil al grito “Allahu Akbar” en el cuartel de Roquetas

2
guardia-civil-toledo-policia-h50
Comparte ese artículo

El pasado viernes 16 de febrero se produjo una nueva agresión a un miembro de las FFCCS en Roquetas del Mar (Almería). El presunto autor de los hechos es un inmigrante ilegal, de origen marroquí y 25 años de edad, que propinó dos puñetazos al efectivo que tuvo que ser atendido quirúrgicamente. El Juzgado de Primera Instancia e instrucción nº2 de la localidad ha ordenado su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Los hechos se trasladan a pasado viernes cerca de las 13:00 horas, cuando un individuo en situación irregular y antecedentes por robo con violencia, de origen marroquí, llegó al cuartel. En el acceso, ofreciendo una “actitud absolutamente violenta y agresiva”, con gestos muy llamativos, gritando “Allahu Akbar” (“Dios es grande” en árabe) y pasándose el pulgar por el cuello, se encaró a los agentes.

En ese momento, los uniformados le solicitaron formalmente que depusiera su actitud con el aplomo propio de la experiencia. Sin embargo, lejos de lo esperado, el varón continuó con la misma actitud, gritando y amenazando a los presentes, con clara intención de menoscabar la integridad física de los funcionarios. Así pues, fue inmediatamente detenido. Mientras estaba siendo trasladado a los calabozos, se giró rápidamente y golpeó dos veces a uno de los agentes en el rostro, cayéndose así y llevándose un “fuerte golpe en la mano”.

El marroquí fue inmediatamente reducido y llevado a calabozos, donde trató de quitarse la vida, y el agente herido trasladado a un centro hospitalario. La víctima, que padecía una “fractura deslazada” de un dedo y una fractura del quinto metacarpiano de la mano derecha, requirió una intervención quirúrgica urgente.

 

2 COMENTARIOS

  1. Es una pena ver como ha cambiado la vida. Tengo 57 años y recuerdo como te temblaban las piernas cuando veías a la Guardia Civil. Ésto no se puede permitir! ¿En serio un Guardia Civil deja que se acerque a esa distancia hasta tal punto de ser agredido sin pegarle siete mil tiros?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí