Un accidente como principal hipótesis en la muerte de Pablo Sierra

0
- Publicidad -
depol-academia-policia-h50
Comparte ese artículo

Esta mañana en el programa Espejo Público en el que participaba el portavoz de la Asociación Policía H50 Serafín Giraldo junto al periodista Nacho Abad y la abogada  Beatriz De Vicente trataron el tema de la búsqueda y localización del cuerpo de Pablo Sierra en las inmediaciones del río Guadiana a su paso por Badajoz.

En la página del programa Espejo Público se indica que Pablo había desaparecido el pasado 2 de diciembre. Después de una fiesta con sus amigos, abandonó un bar de copas y dijo que se dirigía a la residencia de estudiantes en la que vivía. Sin embargo, nunca llegó allí. Un exmilitar fuera de servicio localizó su teléfono móvil en un paraje alejado del centro. El terminal tenía manchas de sangre y se halló en una zona cercana al lugar donde días después apareció el cuerpo de Pablo.

Según los investigadores, todo apunta a que la muerte de Pablo se trata de un “fatal accidente”. El cuerpo del joven ha sido enterrado en el cementerio de Zorita (Cáceres) en una ceremonia íntima. La autopsia apunta a que su muerte fue un fatal accidente . Era una hipótesis que ya veían manejando los investigadores desde el primer momento y tras visionar las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y tomar declaración a los testigos cobraba cada vez más fuerza.

En las imágenes de las cámaras de seguridad se ve cómo Pablo se cae en determinados momentos, de ahí que el móvil tuviera sangre del joven. La Policía cree que Pablo se desubicó y en vez de ir a su residencia fue a parar al río.

Señala Nacho Abad que salió “algo perjudicado” de la discoteca en la que estuvo con unos amigos, y “no se sabe si alguien le pudo echar algo en la copa”. “Se despista, en ese caminar llega a la zona y allí se puede trastabillar, o se pudo sentar a remojarse los pies y caerse, pudo ser cualquier cosa”, asegura Abad.

Joaquín Amills ha sido portavoz de la familia de Pablo durante las últimas semanas. Reconoce que en los últimos días cobraba fuerza la hipótesis del accidente en una noche fatal. “Quizá provocado porque era un chaval que no solía salir, muy responsable en sus estudios de Matemáticas”, señala Amills.

La familia he enviado un comunicado para agradecer las muestras de apoyo y cariño, así como los testimonios de aquellos que les han ayudado a dar con su paradero.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí