Tres detenidos con numerosos antecedentes por robar camiones en vías de servicio y realizar tráfico ilícito de medicamentos ilegales

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Los Mossos d’Esquadra desarticulan un grupo criminal especializado en robos de cargas de camiones en áreas de servicio en la A2 y tráfico ilícito de medicamentos ilegales

  • Se trata de una intervención policial por el robo de mercancías a camiones por el método conocido comotelonero. Una de estas cargas sustraídas eran medicamentos pertenecientes al grupo de las benzodiazepinas (psicótropos) con un alto valor en el mercado negro y utilizado para fabricar la droga conocida comokarkubi
  • Se ha detenido a los tres principales integrantes del grupo, a los que se relaciona con un delito contra la salud pública, tres robos con fuerza, un robo de vehículo, un robo con violencia e intimidación, un delito de falsificación de documento público y pertenencia a grupo criminal.
  • Los ladrones actuaban de noche, aprovechando que los camioneros estacionaban los vehículos para dormir y cargaban las mercancías en furgonetas, también sustraídas, de las que doblaban las placas de matrícula.
  • Los autores disponían de una infraestructura propia para el robo de furgonetas. Tenían en su poder placas de matrícula preparadas para ser dobladas, dispositivos electrónicos de seguimiento de vehículos, herramientas y dispositivos electrónicos específicos para la apertura y el doblaje de llaves de furgonetas de diversas marcas.

Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra de la Unidad Operativa de Movilidad (UOM), de la División del Transporte, y de la Unidad Central de Consumo (UCCO), de la División de Investigación Criminal, han desarticulado un grupo criminal que actuaba en las autopistas y autovías catalanas y estaba especializado en robos de cargas de camiones estacionados en las áreas de servicio y de descanso de la A2. En un periodo de cinco meses, habrían sustraído productos valorados en más de 571.000 euros.

Los investigadores han detenido a tres miembros del grupo y, aparte de recuperar una furgoneta sustraída, durante las entradas y allanamientos en los domicilios de los detenidos, se han localizado algunas de las mercancías sustraídas y un total de 34.550 euros de dinero en metálico y se han intervenido una gran cantidad de herramientas y de dispositivos electrónicos relacionados con la infraestructura que disponía el grupo para cometer los robos de furgonetas de varias marcas, sobre todo Mercedes y Ford.

A mediados del mes de mayo de 2022, los Mossos d’Esquadra tuvieron conocimiento de que se estaban produciendo varios robos en las áreas de servicio de la autovía A2 (Sidamon y Jorba). Los ladrones se desplazaban a las áreas de servicio en horario nocturno y cometían los robos aprovechando que el chofer se encontraba durmiendo en la cabina del camión, aunque en uno de los hechos agredieron con violencia al conductor para asegurar la consumación del robo. Una vez localizaban una mercancía que les interesaba y que consideraban que tenía un alto valor económico en el mercado negro, forzaban la puerta del remolque del camión y la cargaban en una furgoneta que habían sustraído previamente. Posteriormente las mercancías eran transportadas desde las áreas de servicio hasta algún almacén clandestino.

En uno de los hechos que se produjo a mediados de julio, se sustrajeron 42.240 cajas de 60 comprimidos cada una del fármaco Rivotril 2 mg (casi 2,5 millones de comprimidos), un medicamento perteneciente al grupo de las benzodiazepinas y que, por ser considerado psicotrópico, se encuentra incluido en la lista IV anexa al Convenio de psicotrópicos de Viena de 1971 y a la lista IV del anexo I del Real Decreto 2829/1977, de 6 de octubre, por el que se regulan las sustancias y los preparados medicinales psicotrópicos, así como la fiscalización e inspección de su fabricación, distribución, prescripción y dispensación. Este medicamento, aparte de disponer de un amplio mercado negro en pequeñas dosis debido a la dependencia generada por su abuso, también es utilizado para fabricar la droga conocida comokarkubi, que se obtiene de la mezcla del medicamento (clonazepam) con hachís, alcohol, pega y “maajun” (un tipo de harina).

Con esta información y con las diversas denuncias de las víctimas, los agentes iniciaron una investigación para identificar y localizar a los presuntos autores de los hechos.

Un grupo que actuaba de forma selectiva y con una estructura muy organizada

La investigación ha permitido desarticular un grupo formado por tres personas con antecedentes por delitos contra el patrimonio y contra la salud pública, que trabajaban de forma muy organizada en el ámbito patrimonial del mundo del transporte en el que coloquialmente se conoce comoteloneros. Actuaban de manera muy selectiva y salían por la noche para buscar camiones que transportasen productos exclusivos o valiosos, como material informático, medicamentos, electrodomésticos, tecnología o ropa de marca, entre otros.

Los investigadores han podido relacionar a los autores con un delito contra la salud pública, tres robos con fuerza, un robo con violencia e intimidación, un delito de falsificación documental, la sustracción de un vehículo tipo furgoneta de grandes dimensiones que usaban para transportar y por pertenencia a grupo criminal.

Fruto de la investigación, los Mossos han conseguido recuperar una furgoneta sustraída con placas de matrícula dobladas que correspondía a otra furgoneta de la misma marca y modelo, así como algunas de las mercancías sustraídas, entre ellas una parte de la partida de Rivotril, y elementos utilizados para llevar a cabo la actividad delictiva localizados en el interior de los domicilios de los detenidos, así como una gran cantidad de herramientas y dispositivos electrónicos relacionados con la infraestructura de la que disponía el grupo para llevar a cabo el robo de furgonetas de diversas marcas, sobre todo Mercedes y Ford.

En relación con estos elementos que permitían el robo de las furgonetas y la falsificación documental, disponían de placas de matrícula preparadas para ser dobladas sin acuñar y de portaplacas, dispositivos electrónicos de seguimiento de vehículos, dispositivos y elementos específicos para el doblaje de llaves, componentes parciales de clausores, aparatos lectores/copiadores de software de vehículos, juegos de llaves de vehículos sin acuñar ni soporte plástico y dispositivos de diagnosis de software de vehículos, entre otros.

Durante el tiempo que ha durado la investigación, unos seis meses aproximadamente, se calcula que los autores han sustraído productos por valor de más de 571.000 euros, han almacenado y distribuido de forma ilícita las mercancías sustraídas, entre ellas los casi 2,5 millones de comprimidos del fármaco Rivotril 2 mg.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Lleida ha decretado el ingreso en prisión para los tres detenidos y ha impuesto a todos los miembros del grupo la prohibición de circular por la autovía A2, zona donde eran más activos, hasta finalizar el procedimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí