Terrorismo de butaca: “no me llames Ternera”

Columna de Brau López para h50 Digital

2
josu-ternera-audiencia-nacional-etarra-h50
Comparte ese artículo

Tras una semana devorando cada noticia que se publicaba sobre si se debía o no admitir el documental “No me llames Ternera” como aspirante a galardón en el Festival de Cine de San Sebastián, he llegado a la conclusión que igual tanto bombo no es más que una cortina de humo para hacer borrado masivo en la memoria de la opinión pública.

Puntos de vista sobre el tema los hay de todo tipo y muy respetables. Están los que piensan que el film deja a Ternera en evidencia, y luego estamos otros que opinamos justo lo contrario. En mi caso y desde esta columna, he de decir que por respeto a h50 Diario Digital Policial y a sus lectores seré extremadamente prudente y comedido a la hora de expresar la mía, aunque en ocasiones cueste una barbaridad serlo.

Lo incomprensible

Debe estar el señor Evole tremendamente satisfecho de la publicidad que se le está dando a la bazofia cinematográfica que ha presentado al Festival de Cine de San Sebastián. Los responsables de dicho evento igualmente deben sentirse pletóricos al estar en boca de todos su “exquisito” certamen. De no estar motivado por puro afán de notoriedad, no entendería el hecho de que se proyecte y promocione un documental en el que la temática no parezca ser otra que la de enaltecer el terrorismo y potenciar la imagen humana y dulcificada de un despiadado asesino.

Seguramente sean mis cortas entendederas cinematográficas las que no me permitan comprenderlo. Pero… ¿Cómo puede ser que esa sociedad que se pasa el día enarbolando la bandera del progresismo, de la cultura, de los derechos humanos, esa sociedad de culturetas a los que les encanta participar en anuncios solidarios de ONG’s volcándose con los refugiados y victimas de las guerras, esa sociedad moderna que a cada momento retrocede ochenta años en el tiempo para crear películas sobre la guerra civil española o sobre la represión franquista durante la dictadura, sea la misma sociedad de la cultura que  promociona sin remilgos estos ignominiosos documentales en los que da la impresión de que se ensalza el terror de ETA? Sinceramente no lo entiendo.

O soy yo que estoy anticuado o con tanta hipocresía alrededor no me doy cuenta de que la moda ha cambiado y hoy en día lo que se lleva es retorcer radicalmente el guión para defender al asesino, al terrorista y blanquear un movimiento separatista terrorista que durante décadas ha teñido de rojo sangre a base de atentados y ejecuciones toda la geografía española.

Al no ser un entendido en crítica sobre filmografía evitaré ahondar en los detalles técnicos del documental, pero a ojos de un simple espectador me parece de mal gusto e hiriente.

Lo que no debería olvidarse

En la vida hay dos tipos de personas, las dignas y las despreciables. Mi opinión personal sobre un terrorista en particular como Josu Ternera, como Arnaldo Otegui o como cualquier otro perteneciente la banda terrorista ETA es equiparable a la misma que tengo sobre cualquier periodista o cualquier político que se vale del blanqueamiento del terrorismo para ganar votos o generar lectores o espectadores. La utilización torticera y perversa de lo que ha supuesto una lacra de horror y muerte a los demócratas de España es detestable, repugnante y vomitiva. Podréis tener muchos espectadores y os podrán otorgar muchos premios pero jamás podréis estar orgullosos de ser ejemplos de dignidad.

Cuando el cobarde terrorista de ETA Josu Ternera dijo “los guardias civiles ya sabían cuál era su función, pues su lema era todo por la patria” estaba justificando claramente el asesinato de éstos.

Cuando quien escucha estas palabras y las transcribe dándole el sentido que el asesino quiere, en cierto modo le está aplaudiendo. Con tanto manoseo y tanto masaje por parte de Évole a sus idolatrados terroristas, ha dejado claro que no queda nada de lo que en su día fue “El Follonero” y ha pasado de ser un graciosillo periodista que perseguía a los políticos para denunciar supuestas tramas corruptas,  ha convertirse en el palmero de quienes por medio de la violencia y el asesinato trataban de imponer sus convicciones políticas e ideológicas a los demás a golpe de atentado.

Señor Evole, si alguna vez vuelve a potear con TERNERA hágale saber que ” Policías, Guardias Civiles y Militares siempre, siempre defenderán su patria hasta la muerte. Y no será por un pedazo de tierra o por una bandera, sino por los ciudadanos que hacen grande a su país, incluso por vendidos como usted.

Lo harán con valentía, agallas y honor, no como tú o tu amigo Zabarte “El Carnicero de Mondragón” que se cagó literalmente en los pantalones cuando la guardia civil le fue a detener mientras se escondía dentro de un armario. Dígale también que no tiene sentido vanagloriarse de ser “Gudaris” ejemplares cuando siempre cobardemente han ejecutado atentados desde lejos o apretando el gatillo por la espalda”.

Todas las viudas, todos los huérfanos, todas aquellas víctimas que cayeron y que sufrieron el terrorismo de ETA son infinitamente más dignos que cualquier documental o cortometraje abominable y asqueroso como el que habéis presentado a un festival de cine que para mí ha dejado de tener interés.

Que a nadie se le olvide que ETA no ha desaparecido y, que estos terroristas asesinos jamás han pedido perdón, jamás se han arrepentido de lo que hicieron, y lo que es más sangrante, es que sin ninguna duda lo volverían a hacer.

P.D. He tenido que hacer un ejercicio de contención y tragarme las arcadas que me producen estos indeseables, pero creo que ha merecido la pena hacerlo al menos para dejar una prudente y comedida opinión.

NI OLVIDO NI PERDÓN

DESDE EL ROMPEOLAS – h50 Diario Digital Policial BRAU LÓPEZ MATAMOROS VENUS INFINITA

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí