Rubiales, Pedro Sánchez y los “micromachistas” del beso forzado

Rubiales debería dimitir por machista y el resto callarse, evidencian su "micromachismo"

0
Comparte ese artículo

Cuando leí por primera vez el término “micromachismo” a determinados “periodistas y activistas tuiteros” me llamo la atención. Lo estudié para comprender que es un machismo manifestado en pequeños actos, gestos, acciones o expresiones un tanto inconscientes que, legitimadas por nuestro entorno, son machistas e inferiorizan la condición de mujer. Curiosa palabra, le acabas cogiendo cariño.

Quiero entender que un ejemplo sería “defender” a una mujer mayor de edad, libre y en plenas facultades, que conoce sus derechos y está legitimada para ejercerlos. Sabe defenderse ella sola y es libre para hacerlo, sería un micromachismo romperse las vestiduras por defender su honor o libertad. Debemos evolucionar en gestos y actitudes, ese es el mensaje que pretendían.

El beso forzado, que ocupa el interés nacional, a Jennifer Hermoso puede ser un acto delictivo, aparte de machista. Para que se cumpla lo primero debería esta mujer libre, mayor de edad, facultada, que conoce sus derechos, denunciar. Es lo que acabo de leer en el art 191 del código penal:

Para proceder por los delitos de agresiones sexuales y acoso sexual será precisa denuncia de la persona agraviada, de su representante legal o querella del Ministerio Fiscal, que actuará ponderando los legítimos intereses en presencia…

Podía extenderme, como hizo la Delegada del Gobierno para la Violencia de Género, con algo tan absurdo como el lugar de ejecución del hecho… tonterías, cuando la víctima y autor son españoles residentes en España.

Si que merece comentario que nuestro actual y futuro Presidente de Gobierno, dueño de Fiscalía (son sus palabras) y gran defensor del feminismo, dice que es “inaceptable” el acto de Rubiales. Pero, curiosamente, no utiliza a su Fiscalía para querellarse. Envía, cual Pilatos manipulador, al agresor a esos tuiteros activistas de foros progres para su crucifixión. Curioso este país, los mismos que la introducen, acaban convirtiéndose en “micromachistas” defensores de una mujer plenamente facultada (reitero que me ha encantado la palabra).

No quiero aburrir, concluyo y finalizo. La acción podrá ser delito cuando Jennifer denuncie y es tan machista la garrulada de Rubiales, como la actitud de los “defensores” (Presidente Gobierno, tuiteros ilustres, Delegada de Gobierno…) de la “débil” Jennifer.

¿Alguien le ha preguntado a ella?, ¿sabemos que opina?, no se ha pronunciado, ni parece, de momento, que quiera hacerlo (el vídeo con una frase suya, también robado, no vale, hay que detallar más).

Rubiales debería dimitir por machista y el resto callarse, evidencian su “micromachismo” (disfruto de verdad con esta palabra).

 PD para idiotas: Jeniffer tiene más libertad para denunciar que yo para escribir estas letras. El miedo de a los “repartidores de carnets” (los del micromachismo) hace que en este país midamos cada palabra, que nadie las malinterprete.

Gedeón Pérez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí