¿Qué hacer cuando un animal es atropellado?

Actuar rápido será la clave para evitar su fallecimiento

2
Comparte ese artículo

Era un joven gato negro. Cruzaba lentamente la carretera una fría mañana de invierno. Había llegado casi al final, cuando un coche apareció de la nada y lo atropelló. Dos de las ruedas del vehículo pasaron por encima de su cuerpo, destrozándolo por dentro, y sellando en ese instante su futuro para siempre.

Su agonía, tendido en la carretera, duró varias horas. El conductor del vehículo y la persona que presenció el accidente, en lugar de recogerlo y llevarlo rápidamente a un veterinario —lo que quizás habría salvado su vida— solo se limitaron a contemplarlo. Dos horas más tarde, el gato murió debido a un neumotórax que le impedía respirar. Y lo hizo como lo hacen siempre los animales, anónimamente y en silencio.

Por desgracia, a menudo, animales de toda especie y condición son atropellados cada día en nuestras carreteras.

 ¿Qué pasa cuando esto ocurre y cómo debemos actuar en estos casos?

Por lo general, cuando un animal es atropellado, o bien se produce un golpe del faldón delantero del coche contra la cabeza del animal —desplazando su cuerpo hacia un lado del vehículo—, o bien, alguna de las ruedas pasa por encima de su cuerpo. En cualquiera de los dos casos la rapidez de actuación es clave para salvar su vida.

Cuando sucede lo primero, el golpe —generalmente fuerte—, produce un traumatismo craneoencefálico y es muy posible que el animal sufra hemorragias por la boca, la nariz y los ojos.

Posteriormente, el animal suele quedarse inmóvil, tanto debido al impacto recibido, como por la pérdida de la vista a causa de la hemorragia ocular. Por lo tanto, debemos acercarnos a él con cautela para no asustarlo, intentando tranquilizarlo, hablándole en voz baja y en un tono suave y amigable.

En caso de que el animal herido sea un perro pequeño o un gato y pueda caminar por sí mismo, lo ayudaremos para que entre en un transportín —si lo llevamos encima— o dentro de una caja espaciosa. Lo haremos con mucho cuidado y vigilando que no nos arañe o muerda. Si el animal no caminara, podemos subirlo al vehículo con la ayuda de una manta o chaqueta, arrastrando su cuerpo con mucha suavidad hasta que quede extendido sobre ella.

Si el arrollado fuera un perro de gran medida, tras tranquilizarlo, procederíamos igual, depositándolo con suavidad —y presionándolo lo menos posible por si se hubiera producido alguna lesión interna— sobre una manta o chaqueta. El impacto recibido seguramente le habrá provocado un fuerte descenso de la temperatura corporal, por lo que debemos proporcionar calor al animal con la calefacción del vehículo y, si disponemos de una manta, tapándolo con esta.

Tras sacarlo de la vía pública, el paso siguiente es llevarlo al centro veterinario más cercano.

Cuando un vehículo le pasa por encima a un animal es muy posible que este sufra secuelas internas de consideración —órganos lesionados, heridas graves o una fractura en la columna vertebral—y, muy probablemente, neumotórax.

El neumotórax es una salida de aire al exterior de los pulmones debido a alguna pequeña rotura o grieta en ellos provocada por el golpe. Este aire, que se deposita entre las costillas y los pulmones, va incrementando con cada inhalación su volumen, presionando sobre estos y dificultando que se puedan llenar de aire y que el animal pueda respirar.

¿Cómo saber si un animal está sufriendo un neumotórax?

Reconocer que un animal comienza a tener neumotórax es muy fácil, solo hay que fijarse en su respiración. Cuando el neumotórax comienza, el animal tendrá dificultades para inhalar el aire, abrirá la boca con fuerza, intentando empujar el aire hacia dentro, cada vez con mayor dificultad.

Importante:

Cuando observemos que el animal comienza a tener dificultades para respirar, la rapidez de actuación es vital, ya que, si no es atendido urgentemente por un veterinario, en cuestión de minutos morirá irremediablemente por asfixia.

Autor: Fran J. Fradejas | Observador del comportamiento animal y de la naturaleza

2 COMENTARIOS

  1. Me parece muy importante el artículo por la información que nos facilita y con ella podemos ayudar a que sepamos que podemos hacer si nos encontramos con algún animal accidentado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí