Comparte ese artículo

Los agentes de la Policía Nacional han dejado de ejercer funciones como camareros para servir la comida a los inmigrantes alojados en el CATE de Barranco Seco, Canarias. La asignación de funciones para los agentes de la autoridad como empleados del sector de la restauración era una cuestión que causaba gran malestar entre los profesionales al considerar que no guardaba relación alguna con su deber y suponía una pérdida de efectivos para otras cuestiones que afectan a la seguridad ciudadana.

El cese de este servicio por parte de los servidores públicos ha entrado en vigor a partir de este miércoles. Era una reivindicación del Comité Provincial de Las Palmas de la Confederación Española de Policía (CEP) que formuló una denuncia al respecto motivando que a partir de esa fecha sea una empresa privada la que realice el reparto de comida en dicho centro y no agentes de la autoridad.

Fueron los propios agentes pertenecientes a dicha organización sindical los que comprobaron in situ los hechos, coincidiendo con el reparto de la comida por efectivos del Grupo Operativo de Respuesta (GOR) y Grupo de Atención al Ciudadano (GAC).

“Inaudito que se retiren efectivos que prestan un servicio al ciudadano para realizar funciones totalmente ajenas a las suyas”, manifestaron en un comunicado.

3 COMENTARIOS

  1. Que bochorno;no tenia ni idea de que la Policia hacia esas labores….con personas que pronto se olvidaràn de ello y a correr despuès de haber cometido cualquier delito

  2. Madre mía de mi vida…🤷🏼‍♀️Y la gente sin enterarse de semejante desfachatez.
    Lo que tienen que aguantar…😩
    ¡Mucho ánimo!

  3. Como la PN y la GC no se unan, el final será que este gobierno social-comunista se salga con la suya y al final será el final de la democracia y nos encerrarán en una república dictatorial como ocurrió en 1934.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí