Obligaban a sus empleados infectados con COVID a trabajar en el restaurante

0
Comparte ese artículo
El matrimonio que regenta el restaurante en Axarquía (Málaga) ha sido detenido por obligar a sus empleados a seguir trabajando mientras estaban infectados por el COVID-19

Según se ha podido saber a través de las investigaciones realizadas, los detenidos, un matrimonio de origen argentino y con nacionalidad española obligaba a sus trabajadores, extranjeros en situación irregular, a trabajar aun encontrándose infectados por COVID-19.

Les amenazaba con despedirles o con no pagarles si se daban de baja o comunicaban a alguien que estaban infectados.

La investigación surgió a raíz de que uno de los empleados, un ciudadano extranjero en situación irregular, denunciara las condiciones en las que se encontraba trabajando en un bar de la Axarquía.

Según un comunicado realizado por la Policía Nacional, el matrimonio que regentaba el bar, le obligaba a trabajar estando contagiado por coronavirus.

Los agentes encargados de la investigación pudieron confirmar que, a principios de septiembre, los detenidos, un matrimonio, ambos de 40 años, habían tenido síntomas compatibles con el COVID-19, si bien dijeron a sus trabajadores que era un simple resfriado.

Por ello, pusieron un botiquín en el restaurante con medicinas para combatir la fiebre.

Días más tarde, tres empleados, entre ellos, dos cocineros, comenzaron a sentirse mal, confirmando mediante las pruebas que se realizaron que eran positivos en coronavirus.

Los regentes del local al enterarse de que se encontraban infectados, les presionaron para que no dejaran de trabajar.

Riesgo para la población

En las investigaciones llevadas a cabo, también pudo comprobarse que los detenidos no proporcionaban mascarillas a los empleados de la cocina, al contrario que a los camareros, que al estar cara al público si llevaban.

Esto supone un grave riesgo tanto para los trabajadores, como para los clientes que podían infectarse y seguir propagándolo.

El día 16 de diciembre, el Grupo II de la UCRIF (Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales) de la Comisaría Provincial de Málaga y el GOE (Grupo Operativo de Extranjeros) de la Comisaría Local de Vélez-Málaga realizaron una inspección en el bar junto con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, que culminó con la detención del matrimonio por delito contra los trabajadores, contra la salud pública y falsedad documental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí