Muertes en Barbate

Un artículo de José Manuel Caamaño Sánchez. Comisario jubilado de la Policía Nacional

1
guardia-civil-barbate-policia-h50-narcotrafico
Comparte ese artículo

Estoy sentado frente al ordenador, tras las primeras imágenes de lo pasado y me encuentro tratando de ordenar todas mis ideas, intenciones, sensaciones de venganza, de odio, de repugnancia, ganas de plantarme delante de la casta política, esos que engañan al ciudadano, lo torean, lo toman por tonto, que quizás lo seamos, pero no tanto como piensan y echarles a la cara todo lo que muchos llevamos dentro, esas ideas que nos hacer sentirnos enfermos del alma.

Es al final de la tarde comienzo de la noche del viernes nueve de febrero, ese día Barbate vive el inicio de su fiestas de carnaval, mucha gente pasea por la ciudad, a pesar del temporal de viento que castiga la localidad. El jueves iniciaron los actos propios de esa semana festivalera, cuando salta por redes sociales la trágica muerte de dos miembros de la Guardia Civil y uno más en estado muy grave, al ser arrollada su embarcación al ir a interceptar una goma. Se me encoge el corazón, en especial recordando a los buenos amigos que tengo en la Guardia Civil. Empiezan a circular grabaciones de los hechos y mi cuerpo se revuelve. Han sido muchos años y servicios compartidos con los compañeros de la Guardia Civil y de Vigilancia Aduanera y no puedo quedarme callado. Fatídico viernes día 9 de febrero, a la tardecida.

Lo primero decir que el personal de la Guardia Civil y del DAVA, en su faceta de trabajo marítimo, así como los de servicios aéreos de ambos cuerpos y los propios de la Policía Nacional, son algo mucho más que simple personal o números, son profesionales verdaderos, entregados a su trabajo, bajo todo tipo de condiciones climatológicas y de navegación. Y no hablo por referencias, he compartido con ellos en patrulleras y gomas, así como en helicópteros, en simples vigilancias o en persecuciones en el Estrecho o en la autopista del hachich, entrando por el Guadalquivir, por eso digo que hablo con conocimiento de causa, no de referencia o por leído o comentado por terceros. He ido con ellos y me han sentido protagonista en cada servicio.

Y ahora empezaré a comentar ciertos aspectos del hecho, sin tener que seguir precisamente el orden de importancia. Salta la noticia de una narco lancha avasalla a una patrullera de la Guardia Civil, produciéndose la muerte de dos guardias civiles y al parecer tres o cuatro más lesionados, uno de ellos bastante grave. Empiezan a circular videos en las redes. Se aprecia la baja calidad que se puede esperar de un video grabado por móvil, a distancia y con escasa luz, pero a pesar de las imágenes se aprecia una embarcación de poco más de tres metros, que da vueltas y se mueve dentro de las aguas del muelle de Barbate, una embarcación de las usadas por los miembros de los GEAS, con sus luces reglamentarias encendidas, usándolas como distintivo de estar en una actuación policial y, alrededor de esa embarcación, se ven varias embarcaciones, entre tres o cuatro, que se mueven dentro de las zonas del mar más iluminadas desde el muelle, lo que permite identificar que se trata de varias narco lanchas, esos monstruos negros, de entre doce o quince metros de eslora. Mientras se realizan las varias grabaciones es posible escuchar las voces y ánimos de apoyo desde los cantiles del muelle dirigidos a los ocupantes de las narco lanchas, a los que animan indicándoles que pasasen por encima de la pequeña goma del GEAS.

Un espectador inocente vería esa escena, que tarda varios minutos según marcan las grabaciones, como un baile de muerte entre varios depredadores contra su presa. Un juego donde varios juegan con las ventajas de poder, fuerza y superioridad. Cuatro gomas dotadas con esos motores cabezones, de entre 300 a 350 caballos cada uno, más de ¡MIL CABALLOS TOTAL EN CADA GOMA! Potencia, caballaje muy superior al motor que se adivina debe llegar la pequeña goma, diminuta, creo que no lleva los ochenta caballos frente a los monstruos que la acosan y torean en el agua y tras minutos de corretear a ese presa, una de las narco lanchas parece retirarse del juego desapareciendo de escena del encuadre hasta que, en un acto final, acelera y enfila hacia la pequeña goma de la Guardia Civil, ocupada por cinco o seis ocupantes, dirigiéndose directa contra su víctima elegida y en un acto criminal se lanza contra ella pasando por encima. No voy a repetir el resultado. Los doce o quince metros de narco lancha, tras pasar por encima de la goma sale de escena y se retira, dejando a la dotación de la pequeña goma bajo los efectos mortales del choque. En la confesión de los momentos y cruces de manifestaciones creo recordar algún comentario que indicaba que tras pasar por encima de la víctima, alguna de las gomas repasa la zona donde han podido caer al agua alguno de los cuerpos. Quiero pensar que eso no pasó, que solo han sido bulos y mentiras, pero me hace recordar los gestos, tras los combates entre gladiadores, aquel dedo hacia abajo indicaba la muerte del vencido. No creo pensar que en Barbate pasase eso.

Bueno, trato arriba, más o menos, de relatar los minutos de esas muertes acaecidas y anunciadas. La frialdad de esas imágenes no eran una simple escena de película, era la transmisión en directo del asesinato de varias personas, con el aliento de alimañas que alentaban a los traficantes en su acoso y derribo de los guardias civiles, incitándoles con sus gritos desde el muelle, deseando que matase a los guardias civiles.

Y ahora, tras empezar a escuchar comentarios, informaciones y justificaciones, voy a tratar de comenzar los relatos de los hechos que han dado pie a este triste resultado.

Primero. Consecuencia del fortísimo temporal de viento y mar en la costa gaditana, un grupo de varias narco lanchas, unos hablan de cuatro hasta seis en otras versiones, buscan refugio en el puerto de Barbate. Esa presencia, desde el jueves día 8 y durante el las horas diurnas del viernes día 9, llama la atención de población en general, de delincuentes, en especial narcos, así como autoridades locales, como personal del ayuntamiento, entre ellos el alcalde.

Segundo. Esas gomas, reconocidas llamadas narco lanchas, levantan ciertas ampollas entre responsables municipales, quienes llaman al servicio del COS de la Guardia Civil, poniendo a su conocimiento esta presencia de gomas y el daño que generan al buen nombre de Barbate, localidad muy unida a cuestiones vinculadas con el narco tráfico de drogas. Interesan la presencia de la Guardia Civil para tratar de identificar a esos ocupantes de las narco lanchas y saber la razón por la que están ahí.

Tercero. Desde el COS se contesta que dado el temporal no pueden desplazar embarcaciones en esos momentos, careciendo en esos momentos de dotación del GEAS, con su pequeña embarcación, por lo que pasarán a la Comandancia de Algeciras las circunstancias. Por medio surgen llamadas a nivel política, sobre todo, desde alcaldía hacia la subdelegación del gobierno pidiendo mover a los mandos de la Guardia Civil para afrontar el problema. Ya entran a meterse esferas diferentes, políticos y profesionales de la seguridad pública, por experiencia mala mezcla. La presencia de esas narco lanchas dañan la imagen del pueblo y quieren que los guardias civiles las intervengan e identificasen a sus ocupantes. Es un tema administrativo.

Cuarto. Suponemos que Algeciras asumirá dar respuesta a la petición desde la alcaldía barbateña, mandando la dotación del GEAS, con su furgoneta y pequeña embarcación, quienes se desplazan desde Algeciras a Barbate. No puedo saber ni cuantos miembros de la dotación llegan ni son todos aportados por la Comandancia de Algeciras o si también alguno llegaba para dar apoyo, desde la de Cádiz.

Quinto. Aquí correspondería el relato reflejado al inicio de este escrito, lo ocurrido en el mar. Y sabemos el resultado, dos fallecidos, uno grave y otros sin peligro y al parecer ya han sido detenidos de momento a seis relacionados con las gomas y otros dos que fueron desde Barbate hasta Sotogrande para recogerlos.

Bueno tras estos hechos paso a propios comentarios y preguntas:

  • ¿Hubo injerencias o presiones desde la Subdelegación del Gobierno a los responsables de la Guardia Civil, de Cádiz o Algeciras, para que actuasen y forzasen a identificar y tratar de intervenir las narco lanchas o hacerlas abandonar el puerto de Barbate, por la mala imagen del pueblo por su vinculación histórica con el narco tráfico?
  • ¿Hubo una falta de información policial antes de decidir lanzar a los guardias al agua? En las lanchas no había droga en las mismas. Vista la situación al ver aquellos cuatro monstruos de narco lanchas y que la Guardia Civil disponía de la goma del GEAS, poco más de tres metros de eslora, ¿no se valoró que aquello seria labor imposible? Aunque estaban dentro del puerto la mar estaba afectada, con fuerte viento, incluso a veces se ve en las imágenes como por el espigón externo hacia el mar abierto se aprecia como las olas saltan ese alto muro. Cualquier cerebro normal vería el desequilibrio de fuerzas. Ni siquiera con varias embarcaciones, de mayor envergadura, la Guardia Civil podría haber parado a cuatro narco lanchas en plena acción. ¿Una goma tipo GEAS? Iba a ser un juguete bajo las decisiones de las gomas.
  • Tras lo reflejado en los dos puntos anteriores, habría que saber quién presionó o forzó la decisión de echar la goma del GEAS al agua.
  • Ahora pueden a salir a la luz algunos comentarios, sin corroborar, pero que están pendientes de confirmar o descartar. El pasado 31 de enero, en la desembocadura del Guadalquivir, un tal Marcos, ocupante de una narco lancha cargada con combustible para abastecer a una goma, en situación de espera, es detectada por la patrullera de la Guardia Civil, arrancando los narcos sus motores para huir, realizando una extraña maniobra que los lleva finalmente a golpeándose con la patrullera, produciéndose importantes heridas Marcos, quien es ingresado en el Hospital del Mar de Cádiz, donde horas más tarde fallece. Tras lo pasado en Barbate empiezan a hacer circular ciertos rumores diciendo que lo pasado en Barbate ha sido en venganza por la muerte de Marcos, en Sanlúcar. Como idea, como algo previsto, me parece muy rebuscado, debían coincidir diversos factores: temporal, meterse en ese puerto, que las autoridades diesen órdenes a la Guardia Civil para actuar, que no pudiesen actuar las patrulleras policiales y en entonces mandasen a la goma de los GEAS… Muchas coincidencias. Lo que no descargo es que dada la situación en un momento el piloto de la goma que abordo a la GEAS tuviese en esos momentos el recuerdo de la muerte de Marcos, que no fue a causa de un percance de la patrullera sino de los propios narcos, aclaremos, pues que a ese piloto tuviese un cruce de cables y decidiese embestir a la pequeña goma de los guardias.

Se han difundido en redes varios videos de cerca de cuatro minutos en los que se ve en los que esas narco lanchas juegan con la goma del GEAS, le dan giros, quiebros, amagos y cruces poniendo en peligro la integridad. Veo que los narcos llevan, curiosamente, la actuación delante de tres grandes focos del muelle de Barbate. ¿Estaba preparado todo por esos criminales, fue un escenario? Me ha recordado esos programas en la televisión de animales y presas, en especial los de la presencia de gigantes tiburones blancos atacando a una foca que se pone delante. Aquí eran cuatro tiburones que acechan, juegan, con la foca, la marean dentro del espacio donde la dejan moverse, la debilitan, la agotan hasta que ven que la tienen sin fuerzas para tratar de huir, escapar y entonces el jefe de la manada de los tiburones decide retirarse, buscar línea de captura contra la foca y ejecuta la maniobra de interceptación, acaba con su vida. El mar se tiñe de rojo sangre, final de la historia. Ante esas imágenes me he sentido como el espectador de un asesinato, el de unos ser humanos, casi en directo. ¿Qué siguieron sus espectadores desde el muelle esa tarde?

En el video se oyen las voces, pidiendo que los hunden al agua, que los ahoguen y entre las voces se escucha claramente el nombre de uno de los que va en la narco lancha que al final embiste a la del GEAS, justo es cuando uno que esta junto al que graba lo llamaba por el nombre del “CONEJO”. A esa misma hora muy posiblemente las mujeres, novias, madres e hijos de muchos de los que se agolpaban en el muelle estarían en las calles disfrutando de Carnaval. Sus hombres estaban en otro espectáculo, uno de sangre y muerte. Centenares de hombres, principalmente, agolpados en el muelle espectadores de ese espectáculo improvisado ¿o no?

Como investigador, me preguntaría si esas 4 gomas son de la misma banda y movida o no. Mucha coincidencia que se diesen en fecha, hora y sitio. Algún nexo las une, seguro.

Una de las narco lanchas termina en Sotogrande, donde son varios detenidos pero ¿y el resto? ¿El SIVE pudo saber algo?

Son cuestiones que me surgen, me salen a flote, dudas, etc., pero claro no tengo datos de los detenidos, si son de Barbate, de Ceuta o de Marruecos, aunque corre la noticia de que son narcos de La Línea, por eso buscaron refugio en Sotogrande, al lado. Si se refugiaron en Barbate, sin droga a bordo por ya hacer el alijo o fondearla, lo que creo poco probable pues el fortísimo temporal de mar de esas ultimas horas arrastraría los fardos, por lo que muy probablemente se metían en Barbate por alguna vinculación, de la localidad o de sus clanes locales. El nombre del “CONEJO” salta en una grabación momentos cercanos al choque, refiriéndose el que está junto al que graba parece identificarlo como uno de los de una narco lancha. Otro que parece ser que está grabando dice en un momento que las embarcación del GEAS va a tierra, poco antes de ser abordada, lo que hacer pensar que conoce el entorno del puerto de Barbate. Ese conocimiento del muelle no lo tenemos los de fuera. Dos detenidos bajaron en coche hasta Sotogrande, a unos 100 kilómetros, para recoger a algunos de los ocupantes de una goma, al parecer la que abordo a la de la Guardia Civil.

Con investigación concienzuda se irán atando todos los flecos, eso seguro.

Ese mismo viernes, maldito viernes día nueve y por la mañana, el Ministro del Interior aparecía en Algeciras echándose flores por los éxitos y especial mejora en personal y medios para las FFCCSS en la lucha contra el narcotráfico de la zona del Campo de Gibraltar. ¿Seguirá apareciendo con descaro y desfachatez, con mentiras? La propia Fiscal Antidroga, Ana Villagomez, tuvo palabras muy duras contra los políticos y pidiendo que no bajen a la provincia para asistir a los entierros, después de las mentiras, engaños y abandono contra esa lacra, social y policial.

José Manuel Caamaño Sánchez.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí