Monumento al Bicentenario de la Policía Nacional: el casco de fieltro inglés

Columna de Jesús Longueira, ANDFCAE, Asociación Nacional de Donantes de las Fuerzas y Cuerpos Armados de España

0
Comparte ese artículo

El casco “tipo inglés” característico de la policía de aquel país, también fue el de uso habitual en policías de todo el mundo en gran parte del siglo XIX. El Cuerpo de Seguridad lo adoptó en el reglamento de 1903, sustituyéndose por la gorra de plato en 1931. El casco que portaron nuestros antecesores en el cuerpo, era un elemento que dotaba de más elegancia, si cabe, al uniforme que se vio en nuestras ciudades hace ahora un siglo. Mediante esta prenda también se buscó diferenciar el uniforme policial del resto de fuerzas militares, ya que el uniforme policial se basaba en lo fundamental en el reglamento militar en vigor en cada momento, tanto de infantería como de caballería. Se extendió el uso de este casco por muchas de las policías municipales españolas, convirtiéndose en una de las prendas más características de los cuerpos policiales hasta los años ochenta.

Su creador fue el por entonces ministro de la Gobernación D. Antonio García Alix. Aunque con origen en la Unidad de Caballería su uso fue extendido a todas las unidades y a toda nuestra geografía ya en el año 1908, siendo suprimido su uso con la proclamación de la II República. En una primera versión, el mismo presentaba en su parte superior una especie de “discreta cresta”, que acababa en su parte frontal con una pieza de metal blanco agujereada, a modo de ventilador, muy necesario para los sufridos usuarios que lo portaban durante horas. Fue ya en el año 1911 en el que se suprimen los elementos superiores y se sustituyen por otros más discretos y eficaces por hacerse necesario una disminución en su peso.

Posteriormente, en una nueva actualización de uniformidad del verano de 1925 le son introducidas algunas modificaciones, es esta misma la actualización que vemos en la fotografía de la parte superior. Este complemento pasa a describirse como “de fieltro, recubierto con tela barnizada con goma laca, con funda de paño azul tina oscuro para invierno, y de estambre color igual al traje para verano, sujeta con apuntadoras. Cintillo de charol negro con vivos blancos y un pasador fijo de unión que confrontará en la parte de atrás, llevando en la de delante el número del individuo, chapa de metal blanco con el escudo de España y las iniciales del Cuerpo. En su parte superior un ventilador que irá forrado de igual tela que la funda”.

Había de ser esa chapa de color blanco el motivo de su supresión, al querer borrar el nuevo régimen que a partir del 14 de abril de 1931 se instauró en nuestro país cualquier referencia o alusión a su origen monárquico, privando a nuestra institución, tras sucesivas modificaciones, de una prenda tan distintiva.

La primera de ellas habría de ser la simple eliminación de esa chapa metálica, para poco más tarde y con más tiempo llevar a cabo otras modificaciones que acabarían por la simple exclusión del elemento entero.

Llama la atención el elemento de la parte superior descrito como ventilador, si bien en un primer momento fue metálico, más tarde se ordena su recubrimiento por una tela del mismo color del uniforme utilizado. Descrito por algunos como un elemento decorativo en realidad su función era plenamente funcional al permitir la renovación del aire contenido en su interior y hacer con eso que se pudiera portar de forma continua sea cual fuera la climatología reinante.

En el caso de nuestro monumento debemos resaltar un elemento de nuestros días. El casco está dotado de un receptor de Bizum que responde al número 08558. Que sea un número corto  tiene su importancia, porque significa que es un número asociado a una entidad verificada por el banco, una cuenta perteneciente a una asociación y no un particular, por lo que previene de posibles malos usos o que el número pueda ser suplantado por terceros. También está dotado de una cuenta bancaria con IBAN ES1630580972752720026250 de la entidad bancaria Cajamar en la que se pueden realizar los donativos por transferencia, y de una cuenta de Paypal  paypal@donantenacional.es

Puede encontrar la información completa del proyecto en la web https://www.donantenacional.es/monumento/

Jesús Longueira, ANDFCAE, Asociación Nacional de Donantes de las Fuerzas y Cuerpos Armados de España.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí