Los policías nacionales que evitaron el mayor atentado terrorista conocido hasta el 11 S

2
Comparte ese artículo
La historia de España cuenta con verdaderos héroes que han vivido en el anonimato pese a su valentía y heroicidades llevadas a cabo
Tal es así, que unos policías del TEDAX, impidieron que se produjera lo que habría sido el mayor atentado terrorista en la historia de Europa

El TEDAX (Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos) es una unidad de élite de la Policía Nacional, creada en 1975 y cuyo papel, en los “años de plomo”, cuando ETA ponía bombas de todo tipo, ha sido fundamental.

De hecho, fueron unos miembros del TEDAX quienes evitaron una masacre terrorista en 1983 que hubiera sido mucho mayor que la vivida el 11 M en Madrid.

En la noche del 23 de junio de 1983, ETA estuvo a punto de cometer en San Sebastián el mayor atentado terrorista conocido hasta el 11 S.

Allí, el Cuartel de la Policía Nacional estaba situado en el antiguo hospital militar, junto a un viejo mercado. La noche del 23 de junio, había más de 450 agentes en el cuartel.

Estaban pernoctando casi 500 agentes de las Compañías de Reserva General, (conocidos actualmente como UIP (Unidades de Intervención Policial) o antidisturbios) de las compañías de Valladolid, Valencia y Granada.

El motivo de tal cantidad de agentes era la más que tensa situación que se vivían esos años en el País Vasco. Atentados casi diarios, graves disturbios en multitud de localidades vascas y la llamada “guerra de banderas”, donde la Policía Nacional y la Guardia Civil acudían a localidades gobernadas por Herri Batasuna o el PNV para izar la bandera de España, retirada por los ayuntamientos, librándose batallas campales contra los grupos más radicales.

La noche del 23 de junio, dos terroristas consiguieron la llave del mercado contiguo al cuartel de la Policía Nacional, tras atar al administrador del mercado y a su familia en su domicilio.

Tras acceder al mercado intentaron pasar al Cuartel por un pasillo que los unía, si bien por motivos de seguridad había sido tapiado. Por este motivo subieron hasta el tejado del Cuartel donde colocaron 25 kilos de Goma 2.

Acto seguido comunicaron a la Cruz Roja la colocación del explosivo.

Los agentes fueron despertados y mandados al patio

No podían salir del Cuartel, puesto que en otras ocasiones habían sido tiroteados desde un monte cercano.

En esa encrucijada se vieron los más de 450 agentes. Expuestos a la explosión de la bomba colocada por ETA, y sin poder salir, en previsión de que les estuvieran esperando para acribillarles a tiros.

Su única esperanza de salir con vida era que los artificieros del TEDAX consiguieran desactivar los explosivos y así lo hicieron

Atentado fantasma

El mismo día 23 murió el policía nacional Juan Casanova en San Sebastián, en un atentado con coche bomba. El día anterior, el 22, era asesinado el guardia civil Juan Maldonado en Guipúzcoa al explotar una bomba en su vehículo.

Dada la cantidad de atentados con víctimas mortales que se producían casi a diario, se daba prioridad a aquellos atentados con víctimas. En este caso, el magnífico trabajo de los TEDAX hizo que no hubiera que lamentar, lo que habría sido el mayor atentado terrorista de Europa, superando al 11 M. Y por ello quedó sin investigar, pese a que ETA militar reclamo la autoría.

En 2012, durante el gobierno de Rajoy, el ministerio del Interior, a través de la fiscalía, ordenó conocer qué pasó allí y quiénes fueron los terroristas que estuvieron a punto de provocar la masacre. Pero no ha habido ninguna novedad en la investigación desde entonces.

Fueron años muy duros que parecen quedar muy lejos, pero que no deben caer en el olvido.

Nuestro reconocimiento a todos aquellos héroes anónimos que dieron su vida por defender la libertad, o como en este caso, que salvaron la de muchos.

2 COMENTARIOS

  1. Que panda de hijos de puta, con todas las letras y sin perdonar la expresión. Lástima no les reventase en la cara al colocarlas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí