Los policías están expuestos al coronavirus sin que la administración les dote de medios

CORONAVIRUS Y POLICÍAS EXPUESTOS

0
1172
Comparte ese artículo

En este momento y dado el tiempo en el que vivimos donde cuando una persona se tropieza y cae al suelo y todavía no lo ha llegado a tocar, pero el vídeo ya ha dado la vuelta al mundo, no voy a entretenerme en hablar del famoso Coronavirus (además de que no soy más que un policía que tiene nulos conocimientos sobre el mismo).

Lo que sí quiero recalcar es, por un lado, la profesionalidad, dedicación y trabajo de los miembros de la Policía Nacional que, a pesar de la falta de medios, información y protocolos, no dan un paso al lado sino al frente. Hacia el peligro.

Y, por otro, la dejadez y falta de previsión de la Administración y de la clase política.

Primero agradecer a todos los compañeros que están diariamente trabajando, exponiéndose en Aeropuertos, Fronteras y demás Unidades que, por su peculiaridad, están en contacto directo con el riesgo al contagio. Ahí están, a pesar de todo y de todos, trabajando donde nadie quiere hacerlo. Olvidados siempre al no ser mediático o no interesar a la prensa o al político de turno.

Pero compañeros, el resto os lo agradecemos y valoramos y desde nuestra humilde parcela hacemos lo posible para que no quede en el olvido.

Y concretando, porque ha sido reciente y “mediático”, es  de justicia alabar, señalar y agradecer, la labor realizada por dos policías de la Escala Básica de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras (miembros del Grupo 4 de la B.R.I.C.), por su participación absolutamente voluntaria en el dispositivo de repatriación a España de ciudadanos procedentes de WUHAN (CHINA) con motivo de infección por “Coronavirus”, a pesar del alto riesgo que conllevaba pues, como todos sabemos, existe una declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de Emergencia Sanitaria Internacional.

Estos dos compañeros se ofrecieron voluntarios a sabiendas del peligro de contagio y de que, con dicha participación no solo se exponían ellos, sino que ponían en riesgo a su familia.

Mencionar por supuesto, a los responsables de la Comisaría del Aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez, así como de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los cuales estuvieron presentes en el lugar junto a estos dos compañeros. No obstante, y que nadie se ofenda, ser un mando conlleva ciertas responsabilidades que unos “simples” policías no tienen (y no estoy diciendo que sean incompetentes, todo lo contrario, sino que pongo en alza el valor de esos compañeros que, en muchísimas ocasiones, se obvia), a los que no les obliga nadie más que su honor y ética profesional.

Y es por eso por lo que, desde este Comité Regional de la Confederación Española de Policía -CEP-, queremos y esperamos que a estos compañeros se les valore como corresponde y reciban la recompensa merecida por su indudable abnegación en el servicio realizado pues….

han puesto en riesgo su salud y vida de forma voluntaria con el único fin de que todo saliera sin incidencias.

Esperamos que, en caso de que (porque llevamos unos años en este Cuerpo y sabemos como funciona) los responsables tengan recompensa, estos dos compañeros tengan, como mínimo, la misma.

Porque tengo que recordar y lo haré las veces que hagan falta, que estos compañeros no solo conocían del riesgo para su salud y la de los suyos, sino que sabían que los medios de protección no están llegando en las cantidades que se necesitan.

Sabemos que es complicado y nos consta que la Jefatura Superior de Policía de Madrid hace todo lo que está a su alcance por nutrir de medios de protección a los compañeros destinados en el Aeropuerto de Barajas y, de hecho, a propuesta de todos los sindicatos de Madrid (SPP, SUP, CEP, JUPOL y UFP) van a proceder a realizar un estudio para la adquisición de una cantidad ingente de este material, no solo para el momento que vivimos sino para que, todo aquel policía que lo necesite (Seguridad Ciudadana, Extranjería, Seguridad y Calabozos, Conducciones y Custodias, etc.) pueda realizar su trabajo con las mayores garantías de protección.

Los policías no tienen material, o no el suficiente, y tuvo que ser el servicio sanitario el que lo cediera para poder dotar a los agentes

Pero, porque siempre hay un pero, no llegamos a comprender cómo, si se nos asegura de forma oficial que existen medios de protección en este momento suficiente (Mascarillas tipo FPP2 y guantes de nitrilo) para los compañeros destinados en el puesto Fronterizo de Madrid-Barajas, al hablar con dichos compañeros y comprobarlo in situ, resulta que no tienen material, o no el suficiente.

Yo mismo, el pasado sábado, a eso de las 02:00 horas de la madrugada y tras conseguir que en un servicio sanitario me cedieran algo de este material, se lo entregué a los compañeros de Barajas habida cuenta de que horas después, llegarían vuelos procedentes de Asia y con escalas.

Y no vean aquí publicidad sindical pues me consta que compañeros del sindicato JUPOL hicieron lo mismo el pasado viernes, así como miembros de SUP o UFP han estado en permanente contacto con los compañeros para paliar dicha situación.

Por eso, si los compañeros tienen que adquirir los guantes por sus propios medios (también tenemos conocimiento del hecho de que un responsable compró, de su bolsillo, diverso material que entregó a sus subordinados para que pudieran realizar su trabajo en las debidas condiciones) y los miembros de las Organizaciones Sindicales tenemos que, por nuestra propia cuenta, facilitarles los medios, así como denunciar estas deficiencias

Recibe las noticias de h50 en tu WhatsApp
Pincha en esta fotografía, sigue las instrucciones y únete a h50, el Digital número uno en sucesos, actualidad policial, seguridad y emergencias

¿Qué ocurre? ¿Cómo ante una alerta sanitaria internacional, la Policía de un país como es España, tiene que andar mendigando unos medios materiales de protección que son MUY baratos y accesibles? ¿Cómo puede ser que todo el personal de tierra de Barajas (Guardia Civil, AENA, Auxiliares de Vuelo, personal de limpieza, Hacienda, ¿etc.) tengan todos los medios necesarios y los miembros de la Policía Nacional no?

Mi opinión, la de este humilde policía, es que la culpa la tiene la clase política de este país.

No descubro el fuego si digo que llevamos años, décadas, viendo como los políticos solo se acuerdan de sus ciudadanos y en este caso, de la Policía, cuando se trata de rascar votos. Mientras llega ese momento de meter el sobre en la urna, a la Policía se le desprecia y se le olvida.

Que se apañen. Que ellos tragan con todo.

Sabiendo con tanto tiempo de antelación el “incidente” del Coronavirus, ¿por qué no se adquirió el material necesario multiplicado por cinco para que no exista déficit en ningún momento como ha ocurrido? Con el sueldo anual de un Ministro, Vicepresidente del Gobierno o de un Diputado se podrían adquirir, de sobra, material suficiente para que los policías estén protegidos.

Es hasta humillante pensar como los políticos de este país se gastan cantidades vergonzantes de dinero en multitud de puestos duplicados, chiringuitos creados o en triplicar los directores generales elegidos “a dedo” para enchufar al amigo del instituto o al que se le debe un favor, mientras que a la Policía de todos los españoles apenas se les facilita las migajas.

No voy a hablar de que haya policías sin chaleco antibalas o que aún existan miles de policías con la extinta pistola Star 28PK (la empresa que las fabricaba desde 1908 cerró en 1997) porque sería repetir aquello que denunciamos diariamente y que parece seguir sin importarle a los políticos de este país, sino que, en un país considerado del primer mundo, la Policía no pueda tener a tiempo y en cantidad suficiente, unas míseras mascarillas y guantes roza lo esperpéntico e increíble. Eso sí, para “sueldazos” y dietas de políticos (hasta para aquella que se asigna por vivienda a pesar de tener casa en propiedad en Madrid), que no falte. Que pagamos todos.

Luego, cuando la policía realiza su trabajo de forma espectacular (como hace siempre), no faltan los políticos aprovechados que frente a una cámara o un micrófono alaban de una manera sobre actuada a la Policía. Diciendo lo buenos que somos, lo bonitos que estamos y cuánto nos agradecen nuestra labor.

Pues empiecen a demostrarlo con hechos. Facta non verba.

Protejan a su policía. Cuídenla.

“No nos quieran tanto y quiérannos mejor”

César Augusto Alvarado Cano para h50

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here