Los narcos embisten un vehículo con una mujer embaraza y dejan un ciclista herido

0
Comparte ese artículo
Otro grave incidente protagonizado por los narcos deja esta vez herida a una mujer embarazada tras colisionar contra su vehículo

Los narcos vuelven a protagonizar una persecución con sus coches cargados de droga con resultado de colisión contra otro vehículo, en Estepona.

A primera hora de la mañana de este jueves, la Policía Nacional comenzó a seguir a dos vehículos todoterrenos, un Audi Q7 y un BMW X5 de color blanco que levantaron sus sospechas.

Al percatarse los conductores de los dos vehículos de la presencia policial aceleraron sus potentes vehículos, emprendiendo la huía a toda velocidad.

Durante la persecución, se salieron de la autovía y se metieron en la urbanización Costalita de Estepona, donde los vecinos eran ajenos a lo que sucedía.

El vehículo de la marca BMW cogió una rotonda en línea recta, llevándose por delante una señal de tráfico y empotrándose contra un vehículo de la marca Citroën Cactus, el cual era conducido por una mujer embarazada de 30 años.

Tras la colisión, llegaron varias patrullas de Policía Nacional que les perseguían, auxiliando a la mujer que sufrió algunas lesiones como consecuencia del impacto y deteniendo a uno de los ocupantes del vehículo de los narcos.

La mujer fue trasladada al Hospital Costa del Sol, donde fue ingresada por diversas contusiones, recibiendo el alta a lo largo de la mañana. Su vehículo recibió un brutal impacto que hizo saltar todos los airbags.

En el momento del impacto entre los dos vehículos, circulaba un ciclista por esa misma calle, el cual fue golpeado por uno de los fardos de hachís que salió despedido del todoterreno.

En el BMW localizaron muchos fardos de hachís, con un peso de mas de 600 kilos en total.

Imagen del vehículo BMW

Del otro vehículo, el Audi Q7, se sospecha que podría ir igualmente cargado de hachís, o bien hacer las funciones de vehículo lanzadera para detectar la presencia policial.

Algo demasiado habitual

Este tipo de hechos se está convirtiendo en algo habitual en la zona de Málaga y el Campo de Gibraltar, siendo el octavo acto violento de este tipo en menos de un mes.

El pasado 29 de agosto en el peaje de Manilva, un vehículo camuflado de la Guardia Civil fue embestido dos veces por un vehículo sospechoso, el cual dejó a los dos agentes heridos.

En Estepona, cuatro guardias civiles fueron embestidos por los narcos al ser sorprendidos con alijos de droga, resultando los cuatro heridos.

Son cuatro los casos protagonizados en Cádiz, uno con una víctima civil. Un motorista fue embestido por otro todoterreno cargado de droga que se saltó un stop.

El más impactante y violento tuvo como víctima un inspector de policía que aún continúa hospitalizado tras ser atropellado, y en el que se temió que pudiera perder el brazo izquierdo.

Dos de los tres narcos detenidos por arrollar al inspector de policía en Algeciras a prisión

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí