Las fronteras de Ceuta y Melilla han reabierto hoy sin que el Gobierno haya hecho los deberes que garanticen la seguridad de las FCSE y de los ciudadanos

0
Comparte ese artículo

Tras dos años y dos meses de cierre hoy han reabierto los pasos fronterizos de El Tarajal, en Ceuta y la de Beni Enzar en Melilla.

26 meses de cierre por la pandemia y un año después del asalto masivo al perímetro fronterizo de Ceuta por más de 10.000 inmigrantes que a juicio de AEGC el ministerio del Interior debería haber aprovechado para mejorar las condiciones laborales de las fronteras reforzando las plantillas con personal fijo y no itinerante y equipando a los agentes con material de autoprotección y antidisturbios.

Dos años después Ceuta y Melilla seguirán dependiendo del refuerzo que llegue desde los GRS y USECIC de la península. Guardias civiles que cuando conocen el terreno y la problemática vuelven a sus destinos mientras los agentes destinados en las dos ciudades autónomas se quedan “vendidos” hasta la llegada de nuevos refuerzos.

AEGC esperaba que este parón hubiera servido para ampliar de manera efectiva las dos plantillas de la Guardia Civil y que se hubiera dado solución a los problemas de seguridad enquistados en las dos demarcaciones, como el tráfico de droga para el que venimos reclamando la creación de unidades antidroga, guías caninos en las fronteras y unidades escáner para detectar los vehículos que tratan de entrar con droga por los pasos fronterizos. Y para luchar contra la inmigración ilegal que accede a las ciudades ocultándose en vehículos la entrega de detectores de latidos.

Los deberes sin hacer en el paso de El Tarajal en Ceuta en materia de seguridad vial donde siguen sin tomarse medidas para evitar la entrada de kamikazes como ha ocurrido en varias ocasiones poniendo en grave riesgo la vida de los guardias civiles.

También en relación con la seguridad vial en Melilla hay un serio problema con los vehículos que entran en la ciudad procedentes de Marruecos tan viejos y en tan mal estado que en España no pasarían una ITV. Por ello hemos pedido la prohibición de entrada de estos vehículos y hemos reclamado y seguimos haciéndolo la instalación de medidores de contaminación así como nebulizadores.

Además desde AEGC exigimos que se nos dé por escrito protocolos de actuación para que los guardias civiles tengan garantizada su seguridad jurídica. Por último nuestra asociación quiere recordar que, aunque algunos se empeñen en decirnos que el covid 19 ya es como una gripe, es necesario tomar medidas sanitarias que proteja a los agentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí