Las barreras que están matando Barcelona

Columna de Koldo Blanco para h50 Digital

1
Comparte ese artículo

Barcelona ha perdido el rumbo” se dice en un informe que acaba de publicar el Financial Times en el que atribuye la culpa a Colau, pero también al separatismo. Y ciertamente muchos pensamos que es así. A Barcelona le falta energía. Los que apreciamos esta ciudad lo notamos y nos pesa. Estamos perdiendo la ilusión que sentimos alguna vez por esta ciudad.

Como la mayoría de los barceloneses, yo no nací en Barcelona, pero he vivido y trabajado 30 años en ella. Todavía recuerdo la impresión que sentí al entrar en la Plaza Real a través el pasaje Madoz. Fue en el 92, durante los preparativos de las olimpiadas. Barcelona era una ciudad que respiraba optimismo y confianza en el futuro. Estaba llena de vida. Teníamos libertad. No había nada que no pudiéramos conseguir.

Ya no es así. La Barcelona que yo conocí era guapa y ordenada. Ahora está fea y llena de barreras. Unas barreras que son físicas, que saltan a la vista en las calles, en forma de bloques de hormigón, bolardos y prohibiciones que impiden circular con normalidad. Pero también están las barreras menos visibles que frenan el emprendimiento, en forma de restricciones al comercio, a las terrazas, al progreso y al crecimiento. Estas son las barreras que nos quitan el aire.

Por supuesto, entonces también había problemas. Pero la ciudad mejoraba año tras año, y todos pensábamos que seguiría siendo así siempre. Ahora es una ciudad que desconfía de sí misma y de su capacidad para gestionar su propio éxito. La sensación que tenemos los barceloneses es de impotencia y resignación. Cada vez está peor y nadie parece capaz de frenar su decadencia.

Por supuesto, todo esto puede cambiar. Barcelona no se ha perdido del todo. Sigue teniendo demasiadas cosas buenas como para tirar la toalla. Los que no nos avergonzamos de ella, los que queremos que sea una gran ciudad y no un conglomerado de aldeas, tenemos que seguir luchando. Tenemos que derribar las barreras que lastran la vida de tantas personas. Barcelona se merece un futuro mejor.

Koldo Blanco. Exconcejal de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona

1 COMENTARIO

  1. Es una verdadera vergüenza desde la ministra de igual-da hasta su presidente o al revés pueden montarlo como quieran ?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí