La Policía Nacional alerta de una estafa telefónica haciéndose pasar por policías

La víctima recibe una llamada telefónica en donde un individuo se hace pasar por miembro de la Policía Nacional comunicándole que su hijo, o un familiar cercano, acaba de tener un accidente con el coche y ha atropellado a un viandante

0
Comparte ese artículo
Piden dinero o joyas como fianza para que su pariente no vaya a la cárcel.
En caso de dudas, lo más acertado es cortar la comunicación y ponerse en contacto inmediatamente con el familiar que supuestamente ha sufrido el accidente para verificar la situación y de no contactar con él llamar a la Sala del 091 de la Policía Nacional.

La Jefatura Superior de Policía de Asturias advierte de una nueva modalidad de estafa telefónica que delincuentes están llevando a cabo en las últimas fechas y que se centran, principalmente, en llamadas telefónicas a personas mayores en las que se hacen pasar por supuestos agentes de este cuerpo para informar de una mala noticia.

Las víctimas suelen ser personas mayores a los que los estafadores creen que pueden engañar de forma más fácil. Les repiten una y otra vez, haciéndose pasar por un agente de la policía, que su familiar ha cometido un importante acto delictivo horas antes y que debe personarse y pagar una fianza para no acabar en prisión.

El modus operandi es el siguiente, la víctima recibe una llamada telefónica en la que una persona se hace pasar por un agente de la Policía Nacional manifestando que su hijo, o bien un familiar muy cercano,  había matado a una persona en un accidente de tráfico, para, a  continuación, manifestarle que debe depositar una fianza bastante elevada por el atropello para que su familiar no entre en la cárcel, preguntando a la víctima si tiene en su poder objetos valiosos, para a continuación pedirle que se los vaya enumerando por teléfono.

Acto seguido se interesan, en nombre de la Policía Nacional, por su dirección con el objeto de personarse en su domicilio para proceder a recoger las joyas anteriormente enumeradas.

Desde la Policía Nacional se quiere advertir que los usuarios deben sospechar siempre de este tipo de llamadas y no facilitar dato personal alguno y, mucho menos, hábitos de vida tales como horarios de salida de casa para trabajar, hacer compras, etc. En caso de dudas lo más acertado es cortar la comunicación y ponerse en contacto inmediatamente con el familiar que supuestamente ha sufrido el accidente para verificar la situación.

Es muy importante recalcar que la Policía jamás va a solicitar dinero a nadie dado  que se trata de un servicio público de asistencia al ciudadano, por lo que este tipo de llamadas han de ser cortadas inmediatamente en cuanto se solicite dinero y otros efectos.

Este tipo de hecho guarda  similitud con la conocida estafa del “hijo en apuros” en la que, mediante comunicaciones generalmente a través de whatsapp, se hacen pasar por un hijo o hija para solicitar transferencias de dinero argumentando algún tipo de problema puntual. Al igual que en el caso anterior, deben ponerse en contacto con sus hijos antes de hacer ningún tipo de transferencia.

Ante la proliferación de este tipo de delitos, la Policía Nacional recomienda prudencia y precaución, y difunde una serie de consejos.

  • Contactar inmediatamente con nuestro familiar, y en caso de no conseguirlo llamar a la Sala del 091 de la Policía Nacional.
  • Hay que mantener la calma en todo momento, asegurarse de la fiabilidad y veracidad del mensaje antes de acceder a ningún enlace y nunca facilitar datos personales, bancarios o realizar pagos a desconocidos.
  • Sospechar siempre mensajes de whatsapp que se hagan pasar por un familiar desde teléfonos que no tenemos la certeza de que son de este familiar no corresponden con los que tenemos en la agenda de nuestro Smartphone.
  • Siempre llamar al teléfono que conservamos en la agenda de nuestro familiar para comprobar que es correcto.
  • Sospechar de la urgencia en el envío de las transferencias y sobre todo si exige que sean inmediatas, dado que esta fórmula es habitual en los estafadores.
  • Tomar precauciones si nos dicen que nos les funciona ni el micrófono ni la cámara, no es más que un motivo para no delatarse si se le pide que mande un audio o una videoconferencia, reconociéndose así que no se trata del familiar.
  • Contactar siempre antes de realizar cualquier transferencia, con nuestro familiar y si hay que posponerla hasta el siguiente día porque no se localiza háganlo, si no lo verifica previamente después será tarde ya que al tratarse de transferencias inmediatas a los pocos minutos de recibirla el estafador, serán retiradas de la cuenta destino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí