La Guardia Civil detiene en dos operaciones contra el narcotráfico a 7 personas e incauta más de dos toneladas de hachís

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo
En la Operación CONGA ha sido desmantelada una organización holandesa. Han sido detenidas cuatro personas e incautados 175 kilogramos de hachís ocultos en un aparato de aire acondicionado
En la operación ROSE se ha desmantelado una organización francesa. Han sido detenidas tres personas e incautados 1.890 kilos de hachís y 140 de marihuana que pretendían ocultar entre contenedores de lechugas

La Guardia Civil, en dos operaciones ha desmantelado dos organizaciones europeas, una holandesa y otra francesa, que pretendían transportar hachís y marihuana a Europa, deteniendo a 7 personas e incautando 2.065 kilogramos de hachís, 140 kilogramos de marihuana e intervenido dos camiones, tres furgonetas y dos turismos, así como material de comunicación e informático.

Operación “Conga”

La Guardia Civil en colaboración con la Policía de Holanda, detectaron dos personas, supuestamente miembros de una organización criminal holandesa, que eran los encargados de transportar estupefacientes desde España a otros países europeos, principalmente Holanda.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a OCON-SUR iniciaron gestiones para localizar a estas personas logrando localizarlas en un hotel en Benalmádena (Málaga). Estos frecuentaban una nave situada en el polígono industrial del Viso en Málaga y los agentes detectaron que para sus desplazamientos tomaban muchas medidas de seguridad, para evitar la presencia policial, procedimiento habitual utilizado por estos grupos vinculados al narcotráfico.

Tras la vigilancia de la nave industrial por parte de los agentes estos detectaron un envió paletizado de una máquina industrial de aire acondicionado, que fue recogido días después por un camión tipo tráiler de una empresa internacional de transporte. Una vez interceptado el camión y se comprobó la carga, localizando en el interior de la máquina industrial de aire acondicionado 5 fardos de arpillera, que contenían 175 kilogramos de hachís, por lo que se procedió a la detención del conductor del camión y de los dos ciudadanos holandeses a los que se les imputa un supuesto delito de narcotráfico.

En el registro de la nave se localizaría otro palé con otro aparato igual al transportado en el camión, encontrándose el interior de la máquina vaciado, listo para ser utilizado con el mismo fin.

Días después también fue detenida una cuarta persona, de origen español, que supuestamente hacía de intermediario de la organización holandesa y el productor marroquí.

Operación “Rose”

La Guardia Civil detectó movimientos sospechosos de vehículos de carga en una nave en desuso en el Polígono industrial de el Viso en Málaga, donde además se localizaron e identificaron a tres personas que operaban en dicha nave industrial y que poseían antecedentes por narcotráfico en Francia.

Tras someter a vigilancia la nave industrial los agentes encargados de la operación detectan como esta organización utilizaba un camión tipo tráiler para el transporte de la droga y que se encontraban preparando un envío.

En el registro de la nave la Guardia Civil localizó 5 palés con cajas de lechugas que se encontraban en una cámara frigorífica que estaban siendo utilizados para ocultar el hachís. Fueron localizados 140 bolsas herméticas con un peso aproximado de 1.890 kilogramos de hachís y 140 kilogramos de marihuana.

En la nave se encuentran también un dispositivo portátil de rayos X, así como numerosos terminales de telefonía y otros dispositivos electrónicos para eludir el control policial.

Mismo modus operandi

Ambas organizaciones tenían en común que operaban desde las costas de Málaga y acumulaban la mercancía ilícita en guarderías, ubicadas en pisos francos y naves industriales, donde las preparan para su envió a Europa.

Sus integrantes se alojan en urbanizaciones aisladas, donde residen en régimen de alquiler por cortas estancias y también en hoteles, para intentar pasar desapercibidos fingiendo una actividad turística o comercial, mientras realizan negociaciones con otras organizaciones para la compra de las partidas de droga y el transporte de la misma.

El envío a terceros países se hace mediante:

El método GO FAST, en el que usan vehículos muy potentes y con amplia capacidad de carga, a los que preceden uno o varios vehículos lanzaderas, para advertir la presencia policial.

Uso de plataformas logísticas de transporte internacional, donde la sustancia estupefaciente es ocultada y camuflada en un envío de carga de apariencia legal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí