La criminalidad sube sin freno en España. Los homicidios, agresiones sexuales y delitos en las calles se disparan

Así lo indica la tasa de criminalidad hecha pública por el Ministerio del Inteior

0
h50 policia Alicante detenido violencia de genero
Comparte ese artículo

El Ministerio del Interior ha hecho pública la tasa de la criminalidad de nuestro país, unas cifras que asustan y dan la razón a los sindicatos y asociaciones policiales que llevan meses denunciando el crecimiento de la delincuencia y la falta de medios humanos y materiales para hacer frente a la misma.

La visión de las cifras alarma, no sólo comparándola con el año prepandemia, 2019, si observamos la diferencia en estas entre 2021 y 2022 asusta su tendencia al alza. Los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, que miden y palpan la calle siguen subiendo de manera alarmante, si en 2019 se cometieron 20.051 ilícitos penales en el año 2021 se cometieron 20.252 y este año pasado 26.422, lo que supone un ascenso del 31,8% si comparamos el año 2022 con el 2019 y un 30,5% si lo comparamos con el año 2021.

Las cifras son públicas, son las cifras de la gestión del actual Gobierno de coalición, y la lectura es clara, ya que en 2019 se registraron 2.199.475 hechos delictivos en España, en 2021 se cometieron 1.1957.719, y en 2022 se cometieron 2.325.358, esto supone un aumento sin precedentes, ya que si lo comparamos con 2019, el año prepandemia, las cifras registradas aumentaron un 5,7%, y comparadas con el año anterior, 2021, los delitos aumentaron un 18,8%.

Homicidios y agresiones sexuales se disparan, los primeros, homicidios y asesinatos consumados han subido en 2022 un 10,9% si los comparamos con el año anterior, 2021, si bien los homicidios o asesinatos en grado de tentativa han subido un 17,4% si cogemos como referencia el año 2021 y un 44,5% si comparamos los números con el año prepandemia 2019.

Alarmantes son las cifras de las agresiones sexuales y delitos contra la libertad sexual. Las agresiones sexuales con penetración aumentaron un 33,9% respecto 2021 y un 53,2% si las comparamos con 2019. El resto de los delitos contra la libertad sexual han aumentado un 9,6% si comparamos los datos con el año 2021 y un 24,4% si lo hacemos con 2019.

Está claro que las cifras dan la razón a las organizaciones policiales que avisaban de la necesidad de nuevas leyes más duras y contundentes, que la Ley del sólo sí es sí era un gran atraso legislativo en materia de penas, y que la intención de la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, la principal arma policial para luchar contra la criminalidad, es considerada una barbaridad que pone a nuestro país en manos de los delincuentes.

Mas que nunca se hace patente la necesidad del cambio del marco legislativo y modelo policial para luchar contra una criminalidad creciente, así como la admisión de responsabilidades por los gestores actuales quienes fueron avisados con tiempo de esta tendencia delincuencial, y ceses y dimisiones sería de esperar dentro de un marco democrático donde se deben asumir las consecuencias del trabajo realizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí