Comparte ese artículo

En una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y Agencia Tributaria han intervenido más de 1.200 kilogramos de cocaína oculta en un barco cargado de maíz procedente de Brasil.

La cocaína viajaba escondida entre casi 3.500 toneladas de maíz que transportaba un navío con destino Cádiz y escala en Las Palmas de Gran Canaria. El buque lo habían interceptado en Sao Sebastiao (Brasil) semanas antes, donde los agentes de la Receita Federal y Policía Federal de Brasil incautaron 1.524 kg de cocaína .

El pasado día 16 de octubre, interceptaron a unas 50 millas náuticas de la isla de Gran Canaria, y escoltado hasta el puerto, el barco UNISPIRIT procedente de Brasil. Tras una minuciosa inspección realizada por agentes de la Guardia Civil, la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, hallaron 1.210 kg de cocaína oculta entre sacos de maíz.
1.524 kilos intervenidos previamente en su origen

Dos semanas antes, la Receita Federal y la Policía Federal de Brasil ya habían inspeccionado el barco en el Puerto de Sao Sebastiao (Brasil), mientras realizaban la carga de 4.000 toneladas de maíz con destino a Cádiz (España). En esa ocasión intervinieron 1.524 kilos de cocaína oculta en el interior de 15 sacos contaminados cargados con aproximadamente 100 kilogramos de cocaína distribuidos en varios paquetes.

A primeros de mes el barco prosiguió su ruta hacia España, teniendo previsto realizar una parada en el puerto de Las Palmas antes de llegar a Cádiz. No obstante, existían sospechas de que aún siguiese existiendo droga oculta en su interior. La Policía Federal Brasileña avisó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españolas de que la nave había partido en circunstancias extrañas y sin que la inspección iniciada en Brasil hubiese terminado. Por este motivo, solicitó a los agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y AEAT que la carga volviese a examinarse al llegar a nuestro país.

Nueva inspección en España

Así, comenzó un operativo conjunto para comprobarlo y el barco UNISPIRIT lo interceptaron a unas 50 millas náuticas de la isla de Gran Canaria. Desde allí, fue escoltado por la Policía Nacional, Guardia Civil y agentes de Vigilancia Aduanera. En esta segunda inspección, desarrollada entre los días 16 y 21 de octubre, los agentes españoles hallaron doce nuevos sacos de maíz contaminado, con un total 1.210 kilos de cocaína, cada saco contenía aproximadamente unos 100 kilogramos de la droga distribuida en varios paquetes.

curso criminología emagister h50

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí