¿Equiparación o armonización?

0
Comparte ese artículo

En ocasiones, las denominaciones, los nombres de los proyectos no dependen de un estudio concienzudo de la materia tratada, sino de la mera casualidad o conveniencia publicitaria, e incluso de la manipulación en beneficio o interés de una parte.

Lo vemos en recientes casos, tan llamativos como el apelativo “mordaza” que “define” la Ley de Seguridad Ciudadana, una ley que no regula el derecho a manifestarse o reunirse y actualmente validada por el propio TC o, en el mundo de las “policías de este país”, la palabra “equiparación”, para definir una armonización de sueldos entre todas las FFCCSE.

Las Comunidades Autónomas, mal que nos pese, funcionan a modo de estados independientes, nadie se asuste, es así, y en el caso de la seguridad pública hasta nuestra Constitución lo reconoce: “El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias: seguridad pública, sin perjuicio de la posibilidad de creación de policías por las Comunidades Autónomas en la forma que se establezca en los respectivos Estatutos en el marco de lo que disponga una ley orgánica.”

País Vasco, Cataluña, Navarra… poseen legislación propia que desarrolla competencias exclusivas y transferidas en materia de seguridad, lo que les confiere un carácter independiente en su regulación. Una ley estatal no supone automáticamente vinculación para las Comunidades en materia transferida.

Por otro lado, aunque existen precedentes legales especiales en materia de retribuciones para otros colectivos de trabajadores del Estado, los policías formamos parte de esa “empresa estatal”, nos regimos por el Estatuto de la Función Pública que, como es lógico, también regula nuestros salarios y los hace depender, entre otras cosas, del grupo al que pertenecemos o de presupuestos anuales. Exactamente igual que nuestros “compañeros” de justicia, profesores, funcionarios de hacienda … Algún diputado llegó a hablar de vulneración del principio de igualdad entre funcionarios, si se subía el sueldo a los policías y guardia civiles exclusivamente, que nadie se enfade, algo de razón tenía.

Entonces la única vía legal y lógica para unificar sueldos entre todas las policías es la armonización, contemplada en el artículo 150.3 de la CE, son normas especiales fundamentadas en el interés general, con rango de Ley, dictadas por las Cortes Generales. Creadas para llevar a cabo la coordinación de las disposiciones autonómicas, se deben aprobar por el Parlamento estatal por mayoría absoluta de cada Cámara Legislativa.

Entiendo que es el único camino lógico para “equiparar sueldos” entre policías de diferentes CCAA, incluida la Policía Foral de Navarra quizás, y sin un estudio pormenorizado, la más beneficiada por “SU” Gobierno en cuestión de sueldo, desconozco de donde sale el empeño policial en cobrar igual que los Mossos. Puestos a pedir, yo me pido los forales.

Todo este panorama debería sortear una ley que, ya no solo desde el punto de vista legal, sino político, se antojaba complicada con el añadido de establecerse públicamente un plazo de promulgación de 6 meses, por sus principales impulsores, aunque esto era lo de menos. Por supuesto la ley no se llevó a efecto, aparte de mal orientada y redactada, era inviable.

Lógicamente fracasó, pero en la policía, por desconocimiento que facilita la manipulación, aún se conserva el tonillo de “no estamos equiparados”, despues de una gran subida salarial. Lógicamente no somos mossos, ni forales, ni ertzainas, ni ya puestos policías alemanes (seguro que cobran más). Yo también siento vivir en un estado descentralizado, aumenta la burocracia, se pierde eficacia y aparecen desigualdades.

Con esto, tampoco estoy diciendo que unos cobren más que otros, o trabajen más o menos horas, solo conozco un estudio profundo sobre los sueldos en relación a las escalas y/o categorías entre Mossos y P.N, realizado por un Inspector Jefe, nadie, repito, nadie más ha presentado oficialmente documentación sería y solvente al respecto (no valen los audios, ni los hilos en twitter, ni documentos de “medio pelo” … lo siento).

Pensar en una Ley de Armonización que realmente establezca criterios marco es mucho pedir, ni se mencionó, ni se propuso, desconozco si fue por desconocimiento o mera manipulación, quizás no interesara desvelar la inviabilidad del proyecto “equiparación”.

Una ley de armonización que realmente vinculara a los Estados, perdón, Autonomías implicadas, una ley que necesitaría para su aprobación en las Cámaras mayorías muy cualificas; (El Estado podrá dictar leyes que establezcan los principios necesarios para armonizar las disposiciones normativas de las Comunidades Autónomas, aun en el caso de materias atribuidas a la competencia de éstas, cuando así lo exija el interés general. Corresponde a las Cortes Generales, por mayoría absoluta de cada Cámara, la apreciación de esta necesidad) … y si se me permite el atrevimiento, llegar a cambiar el modelo policial establecido en la LOFFCCS.

Un modelo policial que depende de la sociedad y forma de estado en el que vivimos, un modelo policial que se ajusta al estado autonómico actual… conocéis la expresión; “pescadilla que se muerde la cola” … pues eso.

“Por cierto, el ejército en España si esta “equiparado”… de momento (es broma)”.

Serafín Giraldo, Director de h50DigitalPolicial e Inspector de Policía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí