Entrevista a Iván Faus fundador del equipo de entrenamiento táctico Three Waters

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Hay entrevistas que no necesitan presentación, he cambiado varias veces de introducción, pero ninguna me ha parecido lo bastante buena y lo he borrado, si quisiera poder transmitir lo que he leído de estas respuestas, franqueza, fortaleza, voluntad y acierto en su modo de expresar desde la humildad su conocimiento.

Hoy quiero presentarles a Iván Faus @Threewatersofficial a quién la vida le puso aprueba y encontró de nuevo el camino para demostrar a él mismo y a otros que nada es imposible.

Entrenamientos y lucha, sacrificio y ser buen líder es el principio de todo.

¿Quién es Iván Faus y a qué se dedica?

Realmente no soy nadie, tan solo alguien que va en busca de la constante mejora, la enorme satisfacción del deber cumplido, el sentirme vivo y realizado, tratando siempre de sumar y no restar.

Tengo 30 años, soy militar diplomado en operaciones especiales, y entrenador personal titulado por la NSCA (National Strength and Conditioning Association). A lo largo de todos mis años en activo, he estado desplegado en Afganistán, Senegal e Irak, lugares en los que tuve la oportunidad de poner en práctica parte de mi trabajo, lo que derivó en la vivencia de multitud de experiencias, experiencias que, como siempre, pueden llegar a ser más o menos enriquecedoras, pero al fin y al cabo de eso se trata, por eso, todas y cada una de ellas, son más que bienvenidas.

Debido a una lesión desembocada tras un accidente paracaidista de apertura manual, actualmente me encuentro ausente del servicio militar, lo que derivó al nacimiento y creación del equipo de entrenamiento táctico Three Waters.

¿Cómo surge fundar el equipo de entrenamiento táctico Three Waters?

Tras un largo periodo de año y medio repleto de intervenciones médicas, ingresos hospitalarios, rehabilitación, dolor, apatía, agonía y desesperación, comencé a cultivar en mi mente la idea de reconducir mi carrera, la idea del cómo puedo volver a encauzar mi vida por el mismo camino en el que estaba. Esto era, en gran parte, imposible, ya que debido a la gravedad de mis lesiones y a la multitud de partes médicos que las agravaban, dejé de ser apto en la realización de mis funciones como operador, no solo en operaciones especiales, sino en cualquier tipo de unidad operativa, hecho que le hizo a mi mente hilar más fino y seguir tratando de ver la manera en la que podía volver a desempeñar, en cierto modo, mi enorme pasión.

Fue así como comencé a plantear opciones como la de trabajar en el extranjero, pero una simple conversación con un gran amigo, cambió radicalmente mis pensamientos. Me hizo ver y ser consciente a través de mis propias palabras, que, en el mundo, ya existían empresas por cuenta propia que dedicaban su día a día, su trabajo, a la formación y capacitación de profesionales armados. Levanté las orejas, y comencé a investigar, a involucrarme en esos temas, hasta que finalmente comprendí, que podía hacerlo, comprendí que el regreso al camino que tanto anhelaba quizá se encontraba ahí. Comprendí que existía una manera perfecta de darle salida a todos mis largos años de experiencias, conocimientos y aprendizajes.

Junté a un equipo de amigos cuyas maravillosas aspiraciones se centraban en el ingreso a las FFAA. Qué mejor manera de comenzar a trabajar que asentar una sólida base de conocimientos que me ayudasen a reforzar mi iniciativa mental, y a su vez, inculcasen en estos aspirantes los valores y principios que me rigieron en su día. Así nació Three Waters, tres barcos que surcan las bravas aguas del mundo contra lo desconocido, dispuestos a enfrentar cualquier contratiempo, unidos bajo un mismo estandarte de ilusión, pasión, constancia, dedicación y esfuerzo, y respaldados por el enorme amor a nuestra patria española.

¿Qué es NSCA? ¿Cómo se puede acceder a esta formación y qué requisitos se necesitan?

La NSCA (National Strength and Conditioning Association) es una de las asociaciones más prestigiosas a nivel mundial en el ámbito deportivo, cuya certificación está reconocida y abalada por los EEUU, siendo su obtención un requisito indispensable para trabajar en multitud de centros deportivos de ese país.

La manera de acceder a esta formación es a través de su página web.

Sus requisitos son sencillos:

  • Haber cumplido los 18 años
  • Disponer del título de Educación Secundaria o equivalente.
  • Certificación vigente de RCP/DEA

¿Qué significa tener un buen entrenamiento físico y mental a nivel personal y profesional?

Esto es prioritario. En lo referente al acondicionamiento físico, considero que cualquier profesional armado, indiferentemente de su procedencia, unidad o simplemente especialidad, debería disponer de determinadas capacidades físicas que le permitan desempeñar cualquiera de las funciones que puedan requerir usarlas, ya sea correr, cargar un determinado peso, portar equipamiento, trepar un muro o forcejear con uno o varios individuos.

Quizá podamos pensar que no todos los mencionados profesionales (FFAA, FCSE, Seguridad Privada) desempeñan las mismas funciones. Estaremos en lo cierto, pues no es lo mismo encontrarse tras un ordenador o un mostrador atendiendo a la ciudadanía, que patrullar las calles de Muqur, en la provincia de Badghis (Afganistán). Pero estamos rotundamente equivocados al pensar que, a ese profesional que se encuentra tras el mostrador, o recepcionando la logística de un acuartelamiento, o dando paso a los niños que salen de la escuela, jamás se le presentará un contexto o situación que le obligue a poner en práctica esas anteriormente mencionadas capacidades físicas. Por eso considero que es indispensable que, todo profesional del sector, se encuentre apto y capacitado, mínimamente, para poder actuar en caso necesario, pues jamás sabremos dónde se encuentra la amenaza o la oportunidad de hacer honor a la profesión.

Esto no solo es extrapolable al mundo profesional. Es indiscutible que un buen estado físico no solo ayuda a la imagen estereotipa de la profesión que se representa, sino que trae consigo el aliciente de salud, bienestar y fuerza que necesitamos para vivir.

En cuanto al entrenamiento mental, siempre me ha gustado llamarlo fortaleza mental. Ser fuerte de cabeza lo es todo. En diversas ocasiones, es más importante o relevante que un gran acondicionamiento físico. “He visto torres más altas caer”, qué gran verdad Amara. Debemos cultivar nuestra mente, potenciarla y hacerla crecer fuerte e indestructible, para que cualquier situación o contratiempo que se nos presente, sea totalmente llevadero, tanto en la vida civil como en el ámbito profesional.

Cuando estás en situaciones de alto estrés y tienes que tomar decisiones precisas y contundentes, el liderazgo de una persona que tiene bajo su responsabilidad a un grupo de personas, ¿cómo influye en ellas? ¿Cómo es transmitir esa profesionalidad, esa confianza, a quienes siguen tus pasos?

Qué pregunta más bonita y, a su vez, compleja. Considero que, el liderazgo, es algo con lo que se nace, pero también puede ir creciendo en nuestro interior si nos rodeamos de las personas adecuadas, personas líderes, que no jefes.

“Somos la media de aquellas cinco personas con las que nos rodeamos”

Afortunadamente tuve la suerte, durante gran parte de mi estancia en los equipos operativos, de servir bajo el mando de un auténtico líder, alguien que me enseñó muchas de las habilidades, funciones y valores que poseo hoy en día y me hacen ser quien soy. Esta persona quizá no era la más adecuada si buscabas alguien con quien cargar o descargar un camión para ir o venir de maniobras, pero cuando había que dar un paso al frente y dar la cara, cuando había que tomar decisiones rápidas y precisas, cuando realmente había que estar, estaba.

La simple presencia e influencia de este tipo de persona es indispensable para el correcto y eficaz funcionamiento de un equipo o unidad de trabajo, y de su actitud, endereza, compromiso y, por qué no, forma de ser, depende absolutamente todo.

Es difícil estar siempre al pie del cañón, bajo el punto de mira de aquellos que te rodean, siendo consciente de que tanto tus palabras como acciones pueden dictaminar quién eres. Pero ahí radica lo importante y lo verdaderamente bonito de esto, el ser uno mismo, el darte cuenta que, verdaderamente, has nacido para esto, el darte cuenta que eres plenamente válido para dirigir las riendas de aquello que se te encomiende, siendo aún mucho más gratificante cuando obtienes toda la lealtad y apoyo de quienes te siguen.

 ¿Qué es la capacidad de decisión y la capacidad de reacción frente a un posible enemigo?

Hablamos de dos conceptos diferentes.

En mi opinión, la capacidad de decisión es aquella que nos permite tomar decisiones, más o menos acertadas o adecuadas, cuando lo ocasión lo requiera. No todo el mundo la posee, y no todo el mundo es capaz de emplearla de manera rápida y eficaz. Considero que es una virtud que te da la experiencia.

Por otro lado, la capacidad de reacción es aquella que nos permite reaccionar con rapidez o fluidez ante una determinada situación. Ante un enfrentamiento armado, este es uno de los muchos factores que intervienen a la hora de actuar, haciendo que nos mantengamos en constante alerta, activando nuestros sentidos y llevándolos al límite.

Todo profesional, a lo largo de su carrera, más tarde o más temprano, hará uso de estas dos extraordinarias cualidades.

¿Por qué es tan importante no subestimar jamás a tu enemigo y mantener una distancia de seguridad?

Jamás sabemos qué tipo de personalidad se esconde tras el cascarón de sangre, músculo y hueso que hay frente a nosotros. Alguien inofensivo puede actuar de la manera más violenta posible y viceversa.

Una de nuestras mejores cartas, no en todos los casos, es el porte de unas determinadas herramientas que nos pueden ayudar a la hora de reducir o abatir a una amenaza. Todo se basa en una sencilla escala de violencia, en la que cuánta más ofrezca el agresor, mayor será la que nosotros debamos emplear. No es lo mismo una persona alterada, violenta y desarmada, que una persona alterada, violenta y portando un arma blanca o de fuego. Nuestra escala ha de estar por encima de la de nuestro objetivo. Esto, a su vez, nos brindará esa seguridad que necesitamos, tanto a nosotros mismos, como a nuestros compañeros.

¿Cómo trabaja un operador ante una amenaza desconociendo lo que puede ocultar al otro lado de una puerta? ¿Cuáles son las claves para salir victorioso?

Instrucción, e instrucción, e instrucción. Conocimientos veraces y actualizados. Una instrucción que vaya desde la base, hasta la máxima semejanza con la realidad. Ejercicios en los que se incluyan diferentes niveles de inoculación de estrés. Todo esto es lo único con lo que contamos, y es todo aquello que, día a día, debemos perfeccionar, tanto dentro como fuera de nuestro trabajo.

No existe la clave de la victoria Amara, hasta el guerrero más temido y adiestrado sucumbe ante el dolor y la muerte. La preparación, formación, actitud y mentalidad, en todo su amplio espectro, es lo único que nos puede llegar a diferenciar a unos combatientes de otros.

¿El tiro instintivo se lleva dentro o se aprende a crearlo?

Se aprende practicándolo y perfeccionándolo. Es fácil apuntar un arma, pero no lo es tanto cuando debes dirigirla hacia un punto en concreto y a una determinada velocidad.

¿Cómo de amenazantes son las escaleras?

Simplemente piensa el siguiente contexto:

Avanzas por unas escaleras, angostas e inclinadas, con una superficie relativamente inestable, sin protección o algún lugar donde ocultarse, dirigiendo tu observación y mirada hacia aquellos lugares propensos a la sorpresa, pudiendo ir desde simples ventanas hasta nuevas estancias o pasillos, entre otras posibilidades. Demasiados factores a tener en cuenta, mientras que el enemigo tan solo tiene una preocupación ante esta situación, siendo esta la de cubrir aquella oquedad u oquedades que dichas escaleras pueden mostrar durante todo su recorrido.

Es un factor arquitectónico más a tener en cuenta ante el que debemos emplear los procedimientos adecuados.

¿Cuál es el camino para convertirse en el mejor?

Aquel que te mantenga por delante de todos los demás.

En serio, ¿qué es ser el mejor o ser el peor? Lo importante es sentirnos plenamente satisfechos con nosotros mismos, sabiendo que todas y cada una de las acciones que hemos llevado a cabo en nuestra vida, han estado regidas por una determinada creencia y un bien común, empleándonos a fondo y luchando hasta nuestro último aliento, no dejando ningún tipo de margen a la conformidad, a la desidia o al fracaso.

El foco, cada día, hay que ponerlo en tratar de ser una versión mejorada de lo que éramos tiempo atrás, y eso solo se consigue con actitud.

¿Cómo se trabaja y controla el miedo, la emoción que a veces nos paraliza o nos hace cometer actos que jamás pensaríamos?

Se trabaja mostrándolo delante de uno mismo y enfrentándose a él.

Aprovecharé para escribir una frase que me dedicó mi padre durante mi estancia en Afganistán, allá por el 2012. Esta frase no fue escrita por él, tan solo y simplemente tuvo el detalle de esforzarse en encontrar estas adecuadas palabras ante la situación que allí se vivía.

“El VALOR no es la ausencia del miedo, sino el TRIUNFO sobre él”

Esta frase siempre va conmigo a todos lados desde, prácticamente, aquel día, pues habla por sí misma.

No consiste en no tener miedo, pues este siempre existirá en nuestra mente, consiste en reunir el valor, la firmeza y el espíritu necesario para sobreponerte a él y enfrentarlo. No importa cuánto miedo tengas, no importa en absoluto, lo único y verdaderamente importante es aunar la fuerza necesaria para combatirlo. Solo entonces y sin un resultado final, habrás vencido.

¿Tus cursos para quiénes van dirigidos? ¿Cuántas horas suelen durar? ¿Se aprende, realmente, en tan poco tiempo las técnicas de supervivencia adecuadas para poder enfrentar un enfrentamiento armado?

Hablar de una formación siempre son palabras mayores. Eventos donde los alumnos acuden, normalmente, previo pago, para escuchar y tratar de aprender de alguien que dice o aparenta ser algo en concreto.

Hasta el día de hoy, no puedo afirmar que Three Waters haya impartido algún curso, pues lo único que hemos hecho ha sido tirar abajo los muros de la inseguridad a través de pequeños talleres o seminarios a gente y amigos cercanos del sector.

Ya estamos trabajando en poder salir al mundo de una manera oficial. Para ello estamos plasmando y desarrollando, sobre papel, nuestras propias formaciones, las cuales estarán plenamente dirigidas a profesionales del sector armado. La duración de dichas formaciones rondará por encima de las 20 horas aproximadamente.

La verdadera experiencia es la que nos da la capacidad y el aprendizaje que emplearemos en nuestro día a día. Al fin y al cabo, las formaciones son maneras extraordinarias que disponemos para hacer llegar al interesado unos determinados conocimientos que pueden facilitar las labores de su día a día, y por qué no, en nuestro caso, salvar su vida o la de sus compañeros cuando la ocasión se presente.

Es trabajo del alumno practicar e interiorizar los conocimientos adquiridos durante estas jornadas, pues de nada vale dedicar tiempo y dinero a unas horas en cuestión, si posteriormente el tiempo hace que tu mente deseche aquello que aprendiste pero que jamás volviste a repasar.

Algo que tengo verdaderamente claro Amara, es que Three Waters tiene mucho que sumar y aportar a este mundo, y créeme que lo hará, pues me esforzaré y nos esforzaremos en conseguir que esto ocurra.

Gracias por dedicarme parte de tu tiempo, de todo corazón. Espero que mis respuestas te hayan servido tanto para conocerme un poco más, como para mostrar brevemente al mundo qué es Three Waters y qué valores lo fundamentan.

Ha sido un verdadero placer y todo un honor.

h50 publica este artículo realizado por la mujer que se encuentra detrás del perfil de Instagram @laflordehielo. Una guerrera, escritora y defensora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí