Entrevista a Iñaki Sanjuan | Inspector Jefe de Policía Nacional y autor de Operación Protector

0
iñaki-sanjuan_ana_vazquez_h50
Comparte ese artículo

amara_martín_vázquez_h50_flor_de_hielo_policia

El libro de Iñaki San Juan lo encontré de casualidad por Instagram, enseguida el título y la recomendación de Pedro Baños, analista geopolítico y experto en inteligencia y terrorismo yihadista. No me hizo dudar ni un segundo en querer adquirirlo y allí me vi sumergida con su protagonista, viviendo sus experiencias, por sus ojos, sintiendo en mi piel lo que él sentía en la suya, sus pensamientos en los míos, he reído y sufrido y recordado a alguien que conozco.

Historias que nos cuentan vivencias de otras personas, dudas, miedos, expectativas y responsabilidad que cargan sobre sus hombros a veces los errores tienen consecuencias muy graves. Métodos que se ponen entre dicho ante la poca información sobre qué y qué no pueden hacer, a veces por ignorancia otras por maldad, mientras yo leía este homenaje a las personas que trabajan para la sociedad en las sombras, las redes sociales ardían por el descubrimiento de un agente infiltrado y unas “señoritas” despechadas, denuncias a cuál más llamativa y ridícula. la propia historia nos habla de estos agentes infiltrados, de espías, topos y falsas identidades que arriesgan su vida por su país o por aquellos que les contratan para conseguir información de gran valor.

Debo agradecer de ante mano la profesionalidad de Iñaki Sanjuan para mostrarnos desde su punto de vista este mundo apasionante y repleto de peligros, con él he aprendido a diferenciar que no todo es lo que parece, que la confianza es un regalo que no se puede entregar a cualquiera, que ser POLICÍA debe ser desde luego VOCACIÓN y no solo un trabajo que es algo más que llevar un uniforme y que a veces te cuesta la vida.

Por todos aquellos que entregan su VIDA por lo que creen.

Gracias Iñaki Sanjuan por permitirme y concederme esta entrevista para el

H50 Digital Policial.

  1. Iñaki Sanjuan a qué te dedicas en la actualidad si se puede decir o prefieres seguir en este mundo de agentes que trabajan en la sombra? ¿Por qué este libro precisamente ahora, es un tema de moda? ¿Esperabas tanta aceptación? 

En la actualidad, ocupo el puesto de Inspector Jefe de la Policía Nacional, desempeñando la función de Jefe de Sección Operativa de Terrorismo Internacional en Madrid. En este puesto, ya no estás puramente operativo, es más de dirección, pero conmigo trabaja un equipo de personas que son extraordinarias, y que, se superan cada día para conseguir unos resultados extraordinarios, tanto en investigaciones al uso, como en operaciones encubiertas.

Escribir un libro de este tipo, basado en una experiencia personal, pues tiene un riesgo. En mi opinión, y con los pies en el suelo, estoy abrumado del resultado. Por supuesto que habrá gente a la que no le guste, y lo respeto plenamente, pero es cierto que he recibido buenas críticas que, en mi caso, sin ser escritor profesional, pues me han hecho muy feliz, sobre todo las que provienen de los lectores. Escribir este libro, durante un periodo de dos años, ha supuesto un duro esfuerzo y muchísima ilusión, y estoy feliz de haberlo conseguido y de la aceptación que ha tenido.

Haz clic en la imagen para hacerte con un ejemplar de Operación Protector
  1. El libro es de esos que te atrapa desde el principio con la intriga de querer saber más, el informe de un inspector de policía que creé ciegamente que va a ocurrir algo grave, ¿Qué pasa si los servicios de información no hacen bien su trabajo? ¿Cómo se decide que informe tiene prioridad o más veracidad sobre otros? Cuál es la utilización operativa de la información la cadena de mando hasta que todas las piezas se unen y se monta un operativo.

La lucha antiterrorista posee una extrema complejidad, tanto es así, que de ella puede depender la vida de muchos ciudadanos, por ello, la responsabilidad es máxima. Los servicios de información pueden cometer fallos, como todas las unidades policiales, y como todos los seres humanos, pero corroboro con total sinceridad que, en España, las fuerzas y cuerpos de seguridad que trabajan y luchan contra el terrorismo comprueban e investigan absolutamente todas y cada una de las informaciones que reciben. Algunas llegarán a buen puerto y otras serán falsas alarmas, pero se trabajan todas con total profesionalidad.

La prioridad operativa de unos asuntos sobre otros suele estar marcada por la peligrosidad o riesgo de la investigación, pero reitero, con total sinceridad, que la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia investigan y comprueban todas y cada una de las informaciones que reciben.

Es importante que los ciudadanos, no duden en poner en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cualquier información relacionada con el terrorismo, en muchas ocasiones, son vitales para evitar actos violentos terroristas.

  1. Los atentados de Francia y después España en Madrid y Barcelona son los más graves que hemos sufrido en Europa después de lo de las Torres Gemelas en EEUU, es real el nivel de Alerta Terrorista 4 que se mantiene actualmente en territorio español de la escala de 5, esta información de alerta creé que llega a la vida cotidiana del día a día de los ciudadanos de a pie como yo, como el cartero que está repartiendo sus cartas tranquilamente o solo es para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que deben mantenerse alerta constantemente y aun así es inevitable controlar un “lobo solitario”?

La decisión de establecer el nivel de alerta antiterrorista corresponde a niveles muy superiores al que yo ostento. Desde mi punto de vista personal y subjetivo, es sin lugar a duda el correcto. La ciudadanía, como es lógico, con el paso del tiempo, va obviando ese nivel de alerta. Es algo normal e incluso no es malo. No es malo en el sentido de que, si eso ocurre, es que las fuerzas y cuerpos de seguridad están haciendo un trabajo fabuloso y con ello se consigue que los ciudadanos vivan tranquilos y sin temor. Pero para los cuerpos policiales y el servicio de inteligencia, que no hay que olvidar que todos y cada uno de sus miembros nos debemos al ciudadano, esta situación o “tranquilidad” entre comillas, no debe tenerse en cuenta y, como así sucede, mantienen el máximo nivel de trabajo y tensión para evitar que se produzcan actos terroristas. A pesar de todo, por desgracia, en ocasiones estos actos pueden producirse, y es entonces cuando hay que reaccionar y dar una respuesta acorde a las circunstancias y que esa respuesta sea efectiva.

4.En Algeciras, a inicios de este 2023, un “lobo solitario” en un atentado yihadista a gritos de “ALÁ es grande” armado crea el terror y pánico en la calle matando a un Sacristán, ¿esto cómo se detiene? Cuantas más cosas como estas tenemos que sufrir para que los políticos tomen medidas serias.. en su libro habla también de que en las cárceles hay presos del yihadismo islámico nos he rentable mantener a estas personas aquí en España?

¿Por qué se les permiten y no se les prohíben los rezos, sus reuniones y sus adoctrinamientos a la luz de los funcionarios? Estos reclusos no deberían estar aislados y dependiendo del grado de la pena vivos o… sino son de fiar.

Cualquier acto terrorista es execrable, horrible, por ello, mi libro Operación Protector está dedicado a los que considero los principales héroes de nuestra sociedad democrática, “LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO”, a las cuales, tanto a ellas como a sus familias, hay que respetarlas siempre, han perdido su vida por una injusticia terrible, el terrorismo, y se merecen el máximo reconocimiento.

El control y detección de los terroristas individuales, los conocidos como lobos solitarios en la opinión pública, es muy complejo. Si se investiga una organización o grupo terrorista o incluso una célula, aunque tienen una potencia lesiva mucho mayor, su detección es más factible por el número de miembros o por fallos que puedan cometer en sus actuaciones. Un terrorista individual, ya sea guiado o inspirado, en muchas ocasiones radicalizado en Internet y sin apenas contactos con entornos radicales es muy difícil. A pesar de ello, se consiguen detectar en una inmensa cantidad de casos.

España lleva a cabo investigaciones contra el terrorismo yihadista que acaban en operaciones preventivas, es decir, que cuando se han conseguido los indicios criminales necesarios, no se espera a que el grupo o el terrorista individual tengan la capacidad operativa de llevar a cabo el atentado, se le neutraliza y detiene antes, y creo que es un grandísimo acierto.

Las prisiones, en las que, los grupos de control de Instituciones Penitenciarias que trabajan en ellas llevan a cabo una actuación de detección de elementos radicalizados para enmarcar y de gran profesionalidad, continúan siendo a mi juicio personal, un foco importante de radicalización. Se sigue luchando contra ello, a pesar de las dificultades, pero es cierto que es uno de los principales focos de radicalización yihadista en Europa.

Hay que distinguir el islamista del yihadista. El primero profesa su fe al Islam y tiene todo su derecho a hacerlo. El segundo es un peligro para la seguridad nacional y para los ciudadanos y hay que combatirlo. No se puede prohibir a una persona rezar o tener una religión, sea cual sea. Hay que detectar esos individuos radicales y peligrosos, investigarlos y neutralizarlos.

  1. El libro también nos habla de “Roberto” el protagonista supongo que muchos se verán reflejados, ¿él es usted? yo le puedo asegurar que vi a alguien que conozco en persona y se le parece en personalidad y me reí bastante con sus ocurrencias; nos describe las instalaciones del GEO, esas que muchos conocen desde dentro por haber estado allí y otros por la reciente serie, Roberto sufre, ¿crees que los lectores somos capaces de apreciar esas pruebas físicas o más si eres de las FFCCSS?

Operación Protector tiene una realidad extrema combinada con un halo de ficción para darle una fuerza narrativa que seduzca al lector. Roberto, le digo de primera mano, que sufre mucho, muchísimo, y que llega a dudar si esas pruebas tan duras y exigentes, son necesarias para una infiltración. La parte del libro que narra ese proceso de formación del futuro agente encubierto creo que ha gustado a los lectores, por su novedad y por relatarse de una forma real y sin edulcorar el sufrimiento. El infiltrado es un tipo normal, os lo aseguro. Los GEO son algo extraordinario, tienen unas capacidades tanto físicas como psicológicas sobrehumanas. Los lectores, todos, son capaces de apreciar su dureza, y seguro que, en muchos casos, llegar a ser en ese momento Roberto.

Tuve el honor y la suerte de participar en la Operación Protector, que se bautizó con otro nombre claro está, y es algo que marca tu vida, para bien y para mal.

  1. ¿No es contraproducente hablar en un libro sobre las pruebas, de cómo se preparan los agentes infiltrados para enfrentarse a sus propias misiones?

Las pruebas que se narran en el libro Operación Protector son distintas a las que se van a enfrentar los futuros agentes que quieran desempeñar operaciones encubiertas o actuar como infiltrados. No se revela absolutamente nada que no pueda contarse. Para la selección de un infiltrado o agente encubierto, se tienen en cuenta dos elementos principales, por un lado, el entorno criminal en el que tiene que introducirse, y en segundo lugar, la personalidad del agente. Por ello, las pruebas serán distintas y variarán para cada formación y agente.

El proceso de formación de un infiltrado o de un agente encubierto, como he señalado, es muy duro, tanto en el plano físico como en el psicológico, este segundo más aún. Y esas pruebas que se cuentan, reales claro, serán diferentes a las que tendrán que pasar otros infiltrados o agentes encubiertos.

  1. ¿Qué diferencia hay entre agentes infiltrados y agentes encubiertos? ¿Todos los agentes deben ser siempre policías? ¿Deben tener cualidades especificas o titulación o todo se enseña y se aprende?

Ambas figuras se emplean de forma sinónima, pero en realidad son diferentes. En ambos casos, deben de ser miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad, y siempre, absolutamente siempre, hacer esta difícil función de forma voluntaria. No se puede obligar a nadie a trabajar como infiltrado o agente encubierto.

El infiltrado, no está bajo control judicial o fiscal, y sus informaciones serán utilizadas a efectos de inteligencia. No es una figura regulada, y en ningún caso puede cometer delitos. Este infiltrado puede recibir informaciones que se refieran a la comisión de delitos, en cuyo caso, se las comunicará a su manipulador, y este al grupo de investigación (o los canales pertinentes en cada caso), y solicitar la figura de agente encubierto. El principal problema de la figura de infiltrado es su falta de regulación. A mi juicio, totalmente personal, pero basado en mi experiencia profesional, debería de regularse y legislarse esta figura, clave en muchas ocasiones y entornos.

Un agente encubierto ya está autorizado por un juez o un fiscal, y su actuación está bajo el control de ellos, puede incluso cometer delitos relacionados con la causa y su cobertura, y su actuación está plenamente regulada en la Ley.

Un infiltrado o un agente encubierto recibirá una formación exigente, pero en muchos casos, debe de tener actitudes innatas que le ayudarán sin duda a llevar a cabo su función. Pero todo se aprende con el tiempo y la formación correcta.

  1. Cómo es adentrarse en una operación como la que se habla en el libro donde el protagonista, el terrorismo, dar tu vida por personas que jamás te conocerán si todo sale bien y si sale mal la mitad te echaran la culpa y la otra mitad bueno quién sabe lo que pensaran. He leído cómo se pasa de la adrenalina a la desmotivación en décimas de segundos, del éxito a la incertidumbre, de aprender a confiar en TU EQUIPO de vigilancia y que no te pase nada porque tú no llevas arma para no ser descubierto, siempre he pensado que no sentían miedo, pero he visto que también se siente… Qué son capaces de hacer los agentes en este trabajo por su trabajo y por España?

Por los ciudadanos, para que personas inocentes no sufran o sean víctimas de atentados y por tu país España, haces lo que sea necesario incluso jugarte tu propia vida. Dicho esto, estamos acostumbrados a películas en las que el agente encubierto está solo, y eso no es así. Los criminales o terroristas juegan con dos ventajas, la primera es la ingente cantidad de dinero que poseen para sus fechorías, y la segunda y más importante, que pueden jugar fuera de la ley. La policía, la guardia civil, el CNI y los demás cuerpos policiales poseen unos equipos humanos que son extraordinarios y eso es lo que les dará la mayor ventaja y el éxito.

En una operación encubierta, el EQUIPO es muy importante, ese equipo protege al infiltrado, y ese equipo generará lo que conlleva el éxito de cualquier infiltración, la cobertura. Sin el equipo, la mayoría de las operaciones encubiertas fracasarán. Bajo mi punto de vista y por mi experiencia, la cobertura que te genera tu equipo, es decir, el crear ese pasado, ese presente y ese posible futuro es el 90 % del éxito de la operación. En prácticamente todos los aspectos de la vida, el tener un buen equipo es la garantía de conseguir el triunfo.

Los que llevan a cabo la función de infiltrado o agente encubierto, tiene que saber que, en muchos casos, su vida no volverá a ser igual, nunca sabes con quien te encontrarás años después y debes de tener mil ojos siempre, ¿son héroes?, sí, pero al igual que todos los que trabajan en temas de seguridad y otras profesiones. Los policías que trabajan en seguridad ciudadana van a un aviso mandados por su Sala, y carecen de información, pueden acudir a un aviso de violencia de género, y sin embargo al llegar encontrarse con un violento individuo armado, ellos son héroes. ¿Y el compañero de seguridad privada que trabaja como vigilante en un comercio y entran a atracarlo? Debe de actuar y se juega la vida, ellos también son héroes.

  1. Mucho se ha hablado también en las redes sociales con noticias escandalosas como: Violencia sexual institucional, 5 mujeres se querellan contra un policía infiltrado, todos hemos visto la cara de este funcionario, esto no también delito por vulnerar sus derechos de intimidad, datos personales, ¿quién protege a quién nos protege poniendo y exponiendo su vida? ¿Qué va a pasar con este supuesto “Roberto” en la vida real? ¿Y con las “señoritas” despechadas por muchas abogadas que tengan cómo es posible que se permitan este tipo de querellas se admitan en un juzgado?

Desconozco los pormenores del caso, pero al compañero, por supuesto, le doy MI MÁXIMO APOYO de forma incondicional Un juzgado conoce la causa y, estoy firmemente convencido que quedará en nada. Al policía que efectúa un trabajo tan complicado como infiltrado o agente encubierto, hay que protegerle siempre, y más aún si ha sido descubierto, en este caso, el peor escenario de todos, hay que llevar a cabo una extracción segura. Por desgracia su vida no volverá a ser igual, como en la mayoría de los casos, pero se le debe de proteger y apoyar SIEMPRE. Ese compañero infiltrado, al igual que el resto, está realizando esa función por que se le ha encomendado, no por su propio arbitrio, por lo tanto, debe de ser apoyado y protegido. Reitero que mi apoyo, respeto y reconocimiento a este compañero es absoluto.

Todos los agentes que llevan a cabo labores de infiltrado o de agente encubierto, deben de realizar actuaciones que sustenten y afiancen su cobertura, mimetizarse con el entorno en el que se encuentran y ser uno más de ellos. Dicho esto, se habla poco de ello, pero el papel que desempeñan las agentes que actúan como infiltradas o encubiertas son de una extrema dureza, muy desagradables en muchas ocasiones, y verdaderamente son auténticas heroínas.

  1. Se comparte y se cotejan la información con los otros Cuerpos de Seguridad y con los Servicios de Inteligencia de la Guardia Civil, CNI y CIFAS (Servicio de Inteligencia de las FF.AA. ).

El agente infiltrado/ encubierto cuenta realmente con el apoyo/protección instituciona y jurídica o se le deja a la mano de dios y a la suerte?

Sí, hay órganos de coordinación entre las diferentes fuerzas y cuerpos de seguridad, y se trata de mejorar de forma constante, algo que es importante. También con el Centro Nacional de Inteligencia y CIFAS de las Fuerzas Armadas que, de forma callada, llevan a cabo una labor tremenda y muy importante en la lucha contra el terrorismo yihadista.

El agente encubierto o el infiltrado debe de estar protegido por la institución a la que pertenece, no en vano, él lleva a cabo una misión encomendada por el Estado y en beneficio de la sociedad y de los ciudadanos, por ello, debe de estar protegido. En mi opinión subjetiva, sería un gran paso, llevar a cabo una regulación legal de la figura del infiltrado.

Entrevista dirigida y editada por Amara Martín Vázquez para h50.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí