Entrevista a Carlos Alonso: De piloto de F-18 a bombero

14
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Cualquiera que me conozca un poquito sabrá que me muero por ver un caza, recuerdo de niña tener toda mi habitación decorada con aviones de combate, de pararme y mirar al cielo entre las nubes y ver pasarlos a toda velocidad, el ruido de sus motores es inconfundible.

Supongo que mi sueño de ver un F-18 cerca es casi imposible.

Hay quién después de mucho esfuerzo de estudios y de sacrificar muchas cosas en su vida logra ser piloto y, para mi sorpresa y para muchos es escuchar que cierto piloto ha tomado un camino diferente y es que cuando la motivación que te empuja deja de nacer es inevitable buscar una vía de escape.

Valentía sin duda hacer un cambio drástico en tu vida, quizás hasta locura.

Ciertos rumores me llegaron de casualidad y seguí la pista hasta verificar la noticia, “un PILOTO de F18 había tomado una decisión más que sorprendente, ser BOMBERO”.

Cualquiera puede reescribir su historia, cualquiera puede cambiar su futuro aun cuando se sorprendan y no te comprendan.

Carlos Alonso Piloto de F-18 (2010-2020) cambió sus sueños para ser feliz.

Les dejo en manos de los sueños nunca se sabe dónde podemos encontrar la motivación que encienda nuestros motores y nos empuje hacer actos inesperados en nuestras vidas.

¿Qué es la vocación y qué es un sueño?

En mi opinión son dos cosas totalmente distintas, aunque pueden estar ligadas.

Un sueño es una idea u objetivo de difícil alcance, que se desea realizar o cumplir ya que a través de ello se conseguirá una mejora en la propia vida en general por los beneficios o la felicidad que conlleva. Por lo que un sueño puede ir desde poder comprarse una casa, un coche, conseguir un trabajo, tener un hijo….

Sin embargo, una vocación suele estar relacionada a una actividad en sí misma, que puede ir desde una afición, como puede ser practicar un deporte, hasta realizar una actividad laboral, que suele ser normalmente con lo que asociamos esta palabra. A la hora de realizar un trabajo la vocación implica tener una fuerza de voluntad y una capacidad de sacrificio fuera de lo común para desarrollar esa actividad. Dentro del ámbito de bomberos puede asociarse con la formación continua no remunerada fuera del horario laboral, el ser capaz de trabajar más allá de las 24 horas de la guardia con una sonrisa en la cara porque disfrutas ayudando al ciudadano, a seguir luchando por mejorar tu condición física independientemente de la edad que tengas, a llegar a casa después de la guardia y estar deseoso de volver al parque de nuevo….todo ello son ejemplos de lo que demanda este oficio y por suerte aquellos  que formamos parte del mismo hemos unido un sueño con nuestra vocación.

¿Cómo y por qué te hiciste piloto del Ejército del Aire? ¿Qué se siente literalmente tocar el cielo?

Desde pequeño una de las cosas que me llamaba la atención, además de ser bombero, era ser piloto de caza. Mi padre era militar del Ejército del Aire y siempre he estado dentro de ese ambiente de Bases Aéreas y aviones a reacción.

Y no nos vamos a engañar, ¿quién no se queda “pasmado” viendo despegar o volar un avión de combate? Así que cuando con 16 años tuve que decidir a qué quería dedicarme, elegí intentar ser piloto de caza y finalmente lo conseguí.

El por qué creo que es evidente. El pilotar tú solo una aeronave con esas características de velocidad, maniobrabilidad…, el poder disfrutar de ver todo desde ahí arriba, la libertad que se siente y saber que poca gente puede hacer eso te hace sentir un auténtico privilegiado.

¿Cómo es volar, proteger las fronteras, la sensación de tener un avión de esta envergadura y saber que está bajo tu responsabilidad la posibilidad de una amenaza en el espacio aéreo español que surge en segundos?

En verdad es algo muy parecido a estar de guardia en un parque de bomberos, con la salvedad de las connotaciones bélicas que lleva asociado el estar de guardia con un avión de combate con armamento real. Sientes que tienes una gran responsabilidad ya que eres la primera respuesta ante una intrusión en el espacio aéreo y que de tus acciones podrán derivarse unas consecuencias que no afecten a nadie o a todo un país.

Cuando suena la alarma tenemos 15 minutos para estar despegando y una vez en el aire nos van dando información de a dónde nos dirigimos, cuáles son las causas que han originado nuestra salida y que acciones se quiere que tomemos. Las causas pueden ir desde una aeronave que le falle la radio y no responda a las indicaciones del controlador aéreo, un supuesto avión enemigo con intenciones sospechosas o incluso un secuestro aéreo que pudiese derivar en un atentado como pasó en el 11-S.

Como verás bastante similar a una salida de bomberos, aunque el tiempo de respuesta de bomberos suele ser de pocos segundos ya que no es igual poner en marcha un camión de bomberos que un avión de combate.

¿Cuánto tiempo pasas pensando, una vez que ya eres piloto, que tu lugar no es justamente ese? ¿Cuándo te das cuenta de que tu corazón grita por llevar otro uniforme?

Aproximadamente desde mi noveno año en el Ejército del Aire, en el cual estuve finalmente 15 años, creo que fue cuando realmente empecé a perder poco a poco la ilusión por lo que hacía y desde ese punto fue decreciendo hasta que lo único que me mantenía ligado a las Fuerzas Armadas era mi pasión por volar.

En cuanto a los factores que me llevaron a tomar la decisión de cambiar de uniforme fueron varios y muy numerosos…pero eso es algo que me guardo para mí. Sin embargo, desde pequeño ya había tenido la necesidad de ser bombero, pero finalmente acabé tomando el camino de la vida castrense ya que en esos momentos en los que debía decidir que quería hacer con mi vida era de lo que tenía más información.

Desde que tengo recuerdo siempre me ha gustado todo lo relacionado con ayudar a los demás. De hecho, cuando era pequeño las típicas ideas acerca de a lo que quería dedicarme cuando fuese mayor eran actividades relacionadas con la rama sanitara, piloto de caza o bombero…y finalmente ya ves. Por lo que nunca me imaginé, ni siquiera a día de hoy, trabajando fuera de ese ámbito de servicio al ciudadano.

¿Qué significa ser BOMBERO para ti?

En un parque de bomberos de la Comunidad de Madrid encontré en una pared un cuadro que lo definía a la perfección:

Un Bombero es una persona adiestrada para trabajar en situaciones de alto riesgo y bajo fuerte carga de estrés. Sus principios humanitarios y el amor por su trabajo le llevan al convencimiento de ofrecer su vida si fuera necesario por la de otra persona, sin distinción de raza, religión, afinidad política o cualquier otra condición humana que considere buena o mala”.

¿Los bomberos viven mejor que los pilotos?

Todo el mundo que trabaja de manera profesional en servicios de emergencia o como parte de las Fuerzas Armadas tiene una vida una tanto sacrificada en general ya que a quien tiene que rendir cuentas finalmente es al ciudadano y no a unos resultados de beneficios a final de año como puede pasar en la empresa privada.

En relación a las condiciones profesionales, desde mi punto de vista, son mejores dentro del gremio de bomberos ya que al igual que cualquier trabajador a nivel civil se dispone de la ayuda de los sindicatos. Por otra parte, la relación con el ciudadano es evidentemente más cercana desde los ojos de un bombero al igual que los resultados de tu trabajo y esfuerzo, que son más tangibles vistiendo el uniforme de bombero, por lo finalmente resulta un oficio más gratificante.

¿Cómo ha sido tu transformación durante todo el 2021? ¿La vocación de servir tiene más peso?

La transformación ha sido algo que ya sabía que me esperaba. Después de 15 años en las Fuerzas Armadas el cerebro y las ideas se moldean de cierta manera. Poco a poco me voy adaptando del paso de la vida militar a la vida civil, aunque me ayuda que haya cambiado a un cuerpo que esta jerarquizado y en el cual existe la figura de un mando cuyas órdenes hay que seguir sin discutir debido al ámbito de estrés donde nos manejamos los bomberos. En cierto modo existen ciertas similitudes entre de dónde vengo y donde estoy ahora, lo cual hace que no sea un cambio tan radical.

Durante todo este año no he parado de aprender cosas totalmente nuevas y diferentes a lo que había visto hasta ahora: incendios de vivienda, rescate en accidentes de tráfico, rescates en altura, rescate acuático, NRBQ, intervenciones apícolas, incendios forestales, hidráulica, conducción todoterreno… Soy una persona que no puede estar quieta y me encanta continuar aprendiendo y formándome como bombero, porque al final mi objetivo es intentar ser el mejor bombero que pueda llegar a ser.

Y cuando das la noticia a tus compañeros del Ejército, a tu familia ¿Con qué cara te miran? ¿Ahora eres feliz?

Cuando dije que estaba opositando para ser bombero la noticia se dispersó bastante rápido ya que es algo bastante atípico y si no me equivoco soy el único oficial del Ejército del Aire que se ha pasado al Cuerpo de Bomberos, ya que la salida común de quien no quiere continuar en las Fuerzas Armadas entre los oficiales del Ejército del Aire suele ser piloto de línea comercial (Iberia, Air Europa…) o incluso Amazon.

La gente al principio creía o que era una broma o que era algún tipo de locura pasajera, pero cuando pasaban los meses y veían que mis ganas no decaían se dieron cuenta de iba en serio y que era lo que realmente quería hacer.

Y ahora echando la vista atrás puedo decir que soy mucho más feliz.

¿El F-18 ruge como tu camión de bomberos o éste es otro rugir que se lleva dentro?

El rugir es el mismo. La adrenalina que se siente volando o de camino a una intervención es muy parecido. Y el ambiente de camaradería y compañerismo que existe en un parque de bomberos es muy similar a un escuadrón de caza, donde todos dependemos del trabajo de los demás y nos cuidamos unos a otros.

¿Volverás algún día a surcar el cielo?

No creo. Es una época muy bonita que he vivido y de la que guardo muy buenos recuerdos y experiencias, acumulando más de 1.000 horas de vuelo en F-18, pero ahora toca vivir otra parte de mi vida igual o más apasionante si cabe.

¿Nos puedes decir cuál es tu mejor experiencia como piloto y la mejor por ahora como bombero?

Mi mejor experiencia como piloto fue al poco de llegar al Escuadrón 151 en Zaragoza volando el F-18, donde participé en la Operación de la OTAN Unified Protector. Era mi primera operación real, volando sobre el territorio de Libia en 2011 cuando surgió el conflicto con el dictador Gadafi, nuestra misión era vigilar el espacio aéreo para interceptar cualquier avión libio que despegase y observar ciertos puntos estratégicos. Hasta ahí puedo contar.

Mi mejor experiencia como bombero, son todas y cada una de las salidas en las que participo, todas son importantes, pero para mí las más gratificantes son aquellas en las que el contacto con la persona es más cercano como puede ser un accidente de tráfico donde el trabajo del equipo deber ser rápido y preciso para extraer a la víctima en las mejores condiciones. Evidentemente en este tipo de situaciones ves cosas que se quedan grabadas a fuego en la memoria y que a veces cuesta digerir, pero para eso hemos elegido estar aquí.

h50 publica este artículo realizado por la mujer que se encuentra detrás del perfil de Instagram @laflordehielo. Una guerrera, escritora y defensora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.

14 COMENTARIOS

  1. Lo sacrificado es trabajar en el campo u otros trabajos parecidos, que te dejan agotado cada día. Lo demás, piloto avión, etc., son cuentos, y además, los bomberos ganan bien y tienen muchos días de descanso.

      • Quien no tiene ni idea eres tú. Ponte a trabajar recolectando en el campo, en un invernadero o parecido, y por el bajo sueldo que cobran, por eso hay tanto extranjero trabajando en el campo, y lo de parar para descansar y ver que pasa, nada, de nada. Y pasando frío y calor.

    • Cómo se puede ser tan ignorante en la vida, que decía aquel!!
      Cómo puede haber gente “tan cani ” y cutre que después de una entrevista tan bonita por excepcional, sea capad de escribir ésa reseña tan ridícula apelando al sufrimiento del trabajo en el campo cómo si fuera el único sufrimiento y haciendo de menos a otras profesiones, criticándolas cómo cómodas y bien remuneradas.
      Es muy penoso y nuestro problema es serio y de base.
      Incultura total que genera envidias, falta de percepción, etc…

  2. Yo he trabajado de agricultor en Galicia con mis abuelos..de joven..y si es duro lo sé.. pero tb he sido piloto MD83…en Meridiana Air..y soy controlador aereo..y se lo que digo..:..de agricultor puedes parar en cualquier momento del trabajo y pensar y esperar ver que pasa etc
    ..y de piloto.. controlador o bombero Nooooo.esa es la gran diferencia..por eso te pagan..y juegas Tu vida. o las de los demás.. Un Saludo

    • Me refiero a los que trabajan por cuenta ajena de peón, por ejemplo recolectando fresas, naranjas, etc., por el sur de España, largas jornadas, sufriendo calor, y con salarios bajos, que no tienen nada que ver con el de un bombero. A parte que los pilotos son los niños mimados del ejército, mejor comida, etc..

      • Pues haber estudiado,súper ar una oposición, conseguir la titulación en ingeniería y sperior militar en cinco años en régimen de internado., etc y después comerás lo que tú escuálido sueldo te permita pagar

      • Demuestra vd su ignorancia con unos toques de envidia malsana que dicen poco bueno de su persona. Espero que acercarse a conocer esas profesiones que critica le ayude a apreciar el sacrificio que conlleva llegar a ellas y los riesgos que se asumen que habitualmente no están pagados. Comparar pilotos de combate o bomberos con inmigrantes recogiendo fruta por un salario miserable es como querer igualar un melon y una sandia. Lo dicho, la ignorancia no es lo peor, lo que peor huele de usted es esa envidia malsana. Infórmese mejor la proxima vez o muestre un poquito mas de respeto hacia profesionales de servicios públicos.

      • No tienes ni pajodera idea de el ardor trabajo que debes superar para llegar a ser piloto y luego mantener tu posición como piloto para que no te corran , entre tolerar la fuerza g mareos etc y que depende donde entrenes el clima puede ser peor de lo que cres , pilotar un f/18 con 30 grados y tener que subir asta el nivel que deben pilotar agota tanto mental y física

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí