Entra con un cuchillo en la comisaría de Banyoles y es reducido con un Taser

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Un individuo armado con un cuchillo ha irrumpido en la comisaría conjunta de Policía Local y Mossos d’Esquadra de Banyoles (Girona).

Los hechos se registraron sobre las 11:45 horas de este lunes cuando el sujeto accedió al interior portando un cuchillo de grandes dimensiones hasta situarse en la sala de espera de la comisaría. Allí amenazó a los agentes hasta que pudo ser reducido y detenido gracias al uso de una pistola Taser.

En las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad se observa a uno de los agentes de la policía municipal haciendo uso de su pistola Taser para tratar de neutralizar al hombre, de 21 años. Varios medios apuntan a que se trata de un ciudadano de “nacionalidad española” aunque otras fuentes aluden al violento como “individuo nacionalizado”.

Los agentes han procedido a su detención por un presunto delito de amenazas y atentado contra agente de la autoridad. Por el momento no se cataloga el hecho como “atentado terrorista” aunque la investigación para conocer el móvil de este suceso continúa en curso.

Varios sindicatos y asociaciones del ámbito de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han vuelto a reivindicar que se les dote de pistolas Taser para poder hacer frente a sucesos como el de este lunes con mayores garantías y efectividad.

Estos hechos contrastan con los del pasado sábado en Córdoba cuando un individuo de origen subsahariano se ha enfrentado con brutalidad a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad agrediendo a varios agentes. Una intervención donde, una vez más, la ausencia de pistolas eléctricas como arma de dotación puso en grave riesgo la vida de los policías y de los propios ciudadanos.

Diversos efectivos de la Policía Nacional y Policía Local de Cuenca han hecho frente a un hombre armado con dos hachas y un martillo que se presentó frente a la Subdelegación del Gobierno en Cuenca. Los agentes han logrado finalmente detener a este individuo después de recibir insultos y amenazas hacia los uniformados.

El pasado 3 enero diversos efectivos de la Policía Nacional y Policía Local de Cuenca hacían frente a un hombre armado con dos hachas y un martillo que se presentó frente a la Subdelegación del Gobierno. En este caso, los agentes lograban finalmente detener a este individuo gracias a que un policía local dotado de Taser hizo uso legítimo y proporcional de su arma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí