En libertad un ciberdepredador que acosó sexualmente a 25 jóvenes de entre 14 y 21 años a través de redes sociales

0
policia-ciberacosador-h50
Comparte ese artículo

La investigación se inició en diciembre de 2020 a raíz de una denuncia interpuesta por una menor de 14 años en la ciudad de Valladolid

El análisis de los terminales telefónicas del arrestado permitió localizar a 24 víctimas a las que exigía, bajo amenazas, 100 fotografías de índole sexual cada tres días

El acoso provocó intenciones autolíticas en alguna de las víctimas y que todas ellas tuvieran que recibir tratamiento psicológico

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón que acosó sexualmente a través de redes sociales a jóvenes de entre 14 y 21 años de 16 provincias españolas. La investigación, denominada  “Ganímedes”, se inició en diciembre de 2020 a raíz de una denuncia interpuesta por una menor de 14 años en la ciudad de Valladolid. El acoso provocó intenciones autolíticas en alguna de las víctimas y que todas ellas tuvieran que recibir tratamiento psicológico.

La investigación se inició en diciembre de 2020 tras una denuncia recibida en la Comisaría de Distrito de las Delicias de Valladolid, una menor de 14 años acompañada por su madre relato que interactuó con un usuario de una conocida red social, muy utilizada por menores de edad, que se hacía pasar por un exitoso joven empresario, quién tras embaucar a la menor empezó a solicitarle archivos de contenido sexual. Una vez que la menor se negó a seguir enviando vídeos y fotografías sexuales, el ciberdepredador la amenazó con difundir los archivos que poseía a su entorno familiar.

Las primeras pesquisas permitieron corroborar los datos denunciados y que el presunto autor era consciente de la edad de la menor. Tras meses de investigaciones se logró identificar y localizar al presunto autor en una localidad de la provincia de Sevilla, donde fue arrestado tras llevarse a cabo una entrada y registro en su domicilio donde se intervinieron dos dispositivos electrónicos. Por tales hechos se puso a disposición judicial al arrestado como presunto autor de los delitos de corrupción de menores, producción de material pornográfico infantil y amenazas.

Agentes especializados en ciberdelincuencia de Valladolid, solicitaron autorización judicial para la extracción de información y análisis de los dos teléfonos móviles intervenidos así como el acceso y análisis del perfil anónimo que utilizaba en la red social para embaucar a sus víctimas. El análisis forense de los dispositivos se prolongó durante un año debido a la dificultad que supuso recuperar información de uno de los terminales al encontrarse inutilizado.

El análisis de los agentes permitió detectar que, través de aplicaciones de chat o redes sociales frecuentadas por adolescentes, el arrestado buscaba víctimas muy jóvenes -de 13 a 22 años- sin importarle si se trataba de menores de edad.

Para contactar con las víctimas utilizaba datos ficticios con el fin de ocultar su verdadera identidad y se presentaba como un joven empresario, embaucando a sus víctimas utilizando como reclamo una oferta de trabajo como acompañante  de eventos, ofreciéndoles  dinero  -unos 5.000 euros al mes- más lo que denominaba “caprichos” que consistían en teléfonos móviles de alta gama o complementos de moda.

Exigía que debían enviarle 100 fotos cada tres días

Una vez seducidas sus víctimas, les pedía archivos de contenido sexual que ellas le mandaban, llegando en algunos casos, si eran reticentes o se negaban, a presionarlas y coaccionarlas de diversas formas si no seguía sus instrucciones. Los investigadores detectaron que la cantidad de archivos que debían remitir al investigado rondaban las 100 fotos cada tres días, lo que llevaba a las menores a un alto nivel de estrés si querían alcanzar dicha cifra.

Se han identificado un total de 25 víctimas, de 13 a 22 años, residentes en distintos puntos de España -Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, A Coruña, Tenerife, Las Palmas, Mallorca, Cáceres, Toledo, Pontevedra, Badajoz, Córdoba, Jaén, Burgos y Zamora-, de las cuales 15 son menores de edad y el resto tienen entre 18 y 22 años.

Tras solicitar colaboración a las plantillas policiales del lugar de residencia de las víctimas, se tomó declaración a todas las ellas reconociéndose en las imágenes de índole sexual recuperadas y sintiéndose engañadas, ocasionándoles una gran angustia las artimañas y presión ejercidas por el investigado. Varias de las víctimas han necesitado tratamiento psicológico, ocasionando en alguna de ellas ansiedad y trastornos del sueño llegando varias de ellas a autolesionarse. 

Debido a los nuevos hechos imputados al varón a raíz del análisis efectuado así como a  la identificación de otras 24 nuevas víctimas se procedió el día 18 de abril del 2023 a la detención de nuevo del ciberacosador en colaboración con el Grupo de Delitos Tecnológicos de Sevilla, pasando éste a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Carmona que decretó su libertad con cargos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí