Comparte ese artículo

Artículo de Odracir Zagam.

EL EX MINISTRO MARTÍN VILLA EN BUSCA Y CAPTURA POR INTERPOL

Si se pone el nombre de Rodolfo Martín Villa en Internet aparecerá una catarata de fotos suyas vistiendo uniforme falangista y saludando brazo en alto al estilo nazi. Las imágenes de porte hitleriano se repiten por centenares durante décadas. Martín Villa fue desde su época de estudiante un devoto del régimen franquista en el que ostentó un sinfín de altas responsabilidad de gobierno con la dictadura. Luego, llegando la democracia, una mañana se levantó converso y siguió ocupando, como si nada, cargo tras cargo casi medio siglo más, hasta ahora, con 84 años. En el ministerio del Interior estuvo de titular de la cartera por un lustro.

VUELVE EL PASADO. CRIMENES DE LESA HUMANIDAD

Acaso Rodolfo Martín Villa no contaba con que el pasado no es sino un prólogo odioso de lo que está por venir. En 2014 la sección argentina de Interpol pidió a España los datos de identificación del acusado para posteriormente lanzar su busca y captura internacional, reclamado por la justicia de ese país que le acusa de crímenes de lesa humanidad (imprescriptibles) por la matanza de cinco trabajadores en Vitoria en marzo de 1976 en el interior de una iglesia siendo ministro del ramo Martín Villa. En esa lista de fugitivos punibles Martín Villa tiene el honor de compartir puesto con otros altos cargos de la época que convalidaron con sus firmas las sentencias de muerte de los últimos fusilamientos del 27 de septiembre de 1975 en Madrid, Barcelona y Burgos.

 

CRÍMENES QUE NO PRESCRIBEN

De momento, la sección de Interpol-España ha denegado la extradición de Martín Villa, ya octogenario, acogiéndose a la Ley de Amnistía de 1976 que hizo tabla rasa en nuestro país; sin embargo, Interpol-Argentina mantiene a Martín Villa en la lista de fugitivos que están en busca y captura por la vulneración de los derechos humanos, en base a que se trata de delitos catalogados como perennes.

POSIBILIDAD DE DETENCIÓN Y EXTRADITACIÓN COMO PINOCHET

El mandato de la juez argentina María Servini de Cubría, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal número 1 de Buenos Aires, es claro: Rodolfo Martín Villa debe comparecer de un modo u otro ante el tribunal de justicia en Buenos Aires para ser juzgado por un delito de lesa humanidad (imprescriptible) que en aquel país está penado con prisión perpetua. De momento, Martín Villa ha pagado un millón de pesos a la justicia argentina para intentar retrasar su comparecencia y por consiguiente su ingreso en la prisión de aquel país. No obstante, Martín Villa podría ser arrestado y extraditado, como ocurrió en su día con Pinochet, en cualquier otro país al que viajara, ya que la orden internacional de busca y captura de Interpol está en vigor en otros Estados.

¿Absolverán los tribunales locales, la justicia universal y la propia historia a Martín Villa? La buena memoria es enemiga del descanso.

Por Odracir Zagam, para h50 Digital Policial

 

2 COMENTARIOS

  1. Con la exhumación de Franco,comienza la purga.Eso si,de un sólo bando.Por cierto, quienes este señor llamado Odracir Zagam que escribe para la policía?Su nombre no parece muy español…

  2. Pues igual tenemos que pedir a la Interpol que nos traigan a los criminales esos que tenemos repartidos por Waterloo, Ginebra o Edimburgo. Igual hacemos el imbécil confiando en esos funcionarios buenistas y los jueces marxistas y separatistas de Europa y ganamos tiempo pidiendo las detenciones a las Policías. INTERPOL debe estar para eso. Y si tienen que rendir cuentas que lo hagan ante nuestros jueces.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí