Comparte ese artículo

Francisco Martínez Cordero, destinado en la Agrupación de Tráfico de Antequera, se ha convertido, a sus 58 años y sin patologías previas, en la séptima víctima mortal registrada en la Guardia Civil por coronavirus COVID-19. 

Francisco ingresó el pasado viernes 27 de marzo en la UCI del hospital de Antequera. El día anterior había llevado a cabo su último servicio, pese a que llevaba días encontrándose mal. Ese servicio ni siquiera pudo terminarlo. El agravamiento de los síntomas provocó su internamiento hospitalario, aquejado de una neumonía bilateral, según publica AUGC.

Tras varios días de lucha, un fallo multiorgánico a consecuencia del COVID-19, terminó arrebatándole la vida. Significar que Francisco gozaba de buena salud y no presentaba patologías previas. 

Francisco Martínez llevaba  casi cuarenta años de servicio en el instituto armado, pasando por diferentes destinos como Gerona, Ciudad Real, Valencia y luego en las localidades malagueñas de Cuevas Bajas y Antequera, su último destino.

Con su muerte, ya son siete los guardias civiles que han fallecido a causa del coronavirus desde que comenzara la crisis sanitaria, que a día de hoy y siguiendo fuentes oficiales, se ha llevado la vida de más de 15.000 españoles.

Durante el día de hoy sus compañeros le han querido dedicar un sentido homenaje. Le han dado su último adiós, mediante un emocionante recorrido a golpe de sirena, por aquellas carreteras malagueñas que, enfundado en su uniforme benemérito, tantas veces patrulló velando siempre por la seguridad de todos. ¡Fuerza y honor!

curso criminología emagister h50

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí