Dos policías nacionales denuncian por detención ilegal a policías locales de Alicante

1
271
Comparte ese artículo
Dos agentes de la Policía Nacional, junto con dos amigos suyos, fueron detenidos por la Policía Local de Alicante, al ser confundidos con unos violadores.

Los policías nacionales y sus amigos fueron detenidos durante ocho horas como presuntos autores de una agresión sexual producida en el apartahotel donde se alojaban.

Finalmente y tras comprobar que eran inocentes de toda culpa quedaron libres sin cargos.

Los funcionarios de la Policía Local arrestaron a los cuatro denunciantes al confundirlos con una “manada” de violadores.

Las detenciones se produjeron pese a que la presunta víctima, una mujer francesa, declaró que habría sufrido una  violación por parte de un solo hombre, el cual aún sigue sin ser detenido.

Los arrestados se alojaban en el apartahotel “Riscal”, donde presuntamente se cometió la agresión sexual indicada.

La víctima, una mujer francesa, pidió ayuda al manifestar que había sido violada por un hombre en una habitación del apartahotel.

Apartahotel Riscal. Foto google maps

Dos agentes de la Policía Locsl se dirigieron a la habitación indicada por la víctima, donde se encontraban el grupo de cuatro amigos. Los policías locales procedieron a la detención de los cuatro hombres, de los cuales, dos de ellos se identificaron como agentes de la Policía Nacional.

Si bien esto no sirvió para evitar la detención ni para aclarar los hechos.

Los policías nacionales y sus amigos permanecieron detenidos ocho horas en la comisaría antes de ser puestos en libertad sin cargos. El caso ya está archivado al comprobarse fehacientemente su inocencia.

La confusión se produjo debido a que la víctima se equivocó al decir el número de habitación donde al parecer fue agredida sexualmente.

La actuación policial ha generado un gran malestar en la Policía Nacional, primero por el claro error de procedimiento y segundo por la más que probable pérdida de pruebas para esclarecer el caso.

Cuando la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación, el agresor sexual ya se había marchado del lugar. En menos de media hora la Policía Nacional había podido determinar la inocencia de los cuatro detenidos al comprobar que no tenían nada que ver con los hechos denunciados.

Una vez visionadas las cámaras se pudo constatar que los denunciantes llegaron al apartahotel tres horas antes y que la perjudicada lo hizo en compañía de otra persona diferente.

Los cuatro amigos presentaron denuncia en la Comisaría de Alzira, la cual se remitió a los Juzgados de Valencia, para que se inhiban en los de Alicante, lugar donde se produjeron los hechos.

En Alicante se decidirá si se abren diligencias por un delito de detención ilegal o por un delito cometido por funcionarios públicos contra las garantías constitucionales.

Los hechos ocurrieron el 21 de abril, a primera hora de la mañana. La mujer francesa se personó en el parque de bomberos de la avenida Jaime II de Alicante, donde dijo haber sido víctima de una violación.

Los bomberos avisaron al 112, personándose una patrulla de Policía Local, a los que manifestó que había perdido su teléfono y una tarjeta. Un hombre se ofreció a anular la tarjeta desde su ordenador que estaba en su habitación del apartahotel.

Una vez allí la intimidó y agredió sexualmente en el cuarto de baño.

Protocolo de actuación

El protocolo de actuación con víctimas de agresiones sexuales, establece que la víctima debe ser llevada a un centro hospitalario, para realizarle una exploración.

Sin embargo, los policías locales se saltaron el protocolo, ciñéndose a realizar las indagaciones para descubrir y detener al autor.

Una vez en el apartahotel, entraron con la víctima al edificio donde solicitaron en recepción los datos de los ocupantes de la habitación, resultando ser dos personas con domicilio en Valencia y dos amigos.

Los agentes de la Policía Local de Alicante procedieron a la detención de dos de ellos mientras desayunaban, esposándolos. Los otros dos fueron detenidos poco después, siendo todos trasladados a la Comisaría Provincial.

Dos de los detenidos se identificaron con sus placas emblemas y carnets profesionales, accediendo a colaborar.

Pese a todo esto y que no tenían parecido físico con el verdadero agresor fueron detenidos.

1 Comentario

  1. Problema de competencias y exceso de celo,queriendo hacer funciones que no corresponden,y así pasa lo que pasa… .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here