Comparte ese artículo
Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a cuatro hombres, de entre 29 y 42 años, de origen ucraniano y ruso, como presuntos autores de los delitos de coacciones y amenazas, tras al parecer coaccionar a los inquilinos de un piso con la finalidad de que lo abandonasen.

Agentes de la Policía Nacional fueron comisionados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un domicilio del distrito valenciano de Marítim, donde al parecer se estaba produciendo una discusión entre el propietario y los inquilinos.

Una vez en el lugar, los policías localizaron a un hombre y a los cuatro inquilinos, y averiguaron que el arrendador les habría exigido el pago de una fianza y les habría subido el precio del alquiler una vez que éstos ya se encontraban viviendo en la misma, advirtiéndoles los agentes los trámites a seguir ya que se trata de un asunto civil.

En un primer momento, ambas partes manifestaron su intención de llegar a un acuerdo, si bien horas después, sobre las ocho de la tarde, los agentes fueron comisionados de nuevo por la Sala del 091 al mismo lugar al regresar el arrendador esta vez junto a tres personas, manifestándole a los agentes que esa misma tarde les había alquilado el piso a estas personas, por lo que los inquilinos debían abandonar la vivienda.

Los moradores del piso, que habían salido al rellano ante la llegada de la Policía Nacional, intentaron entrar de nuevo en la vivienda, impidiéndoles el arrendador el acceso y manifestando que solo podría pasar uno de ellos para sacar todas sus pertenencias de la casa, por lo que agentes le advirtieron que cesase en su actitud de lo contrario podría incurrir en un ilícito penal. Ante la negativa por parte del arrendador a que entrasen en la vivienda, los policías detuvieron a los cuatro hombres como presuntos autores de los delitos de coacciones y amenazas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí