Desarticulado el aparato financiero de una importante organización criminal dedicada al narcotráfico en Cataluña

Operación conjunta de Guardia Civil y Mossos d’Esquadra

0
Comparte ese artículo
Se ha detenido a 13 personas y se han intervenido más de tres toneladas de hachís, así como unos 80.000 euros en metálico.
Esta organización está relacionada con otras operaciones que fueron realizadas el pasado año, cuando se desmanteló el aparato logístico del narcotráfico en Tarragona.
Se han interceptado varios transportes de hachís entre los que destaca una partida cercana a las dos toneladas en el mes de febrero, en la provincia de Girona.

La Guardia Civil, en una operación conjunta con los Mossos d’Esquadra de Tarragona denominada “Saranda/boat”, ha procedido a la detención de 13 personas pertenecientes a una organización criminal dedicada al narcotráfico en varios puntos de Cataluña. En la operación se han intervenido más de tres toneladas de hachís y 80 mil euros en metálico.

Asimismo, se ha desarticulado su aparato financiero que blanqueaban el dinero obtenido de sus ilícitos y le daba apariencia de legalidad comprando material náutico para posteriormente fabricar “narcolanchas”.

La operación se inició el pasado año, cuando los agentes desarticularon una organización criminal dedicada al narcotráfico en Cataluña, ya que parte de la cúpula de la organización fue investigada en dos operaciones anteriores de la Guardia Civil durante el 2022 llamadas DRIFT y MAIUS. Cabe destacar el alto grado de especialización que poseían los investigados y la dificultad que presentaba la movilidad de la organización en el territorio, lo que dificultó enormemente las tareas de vigilancia e investigación.

Este entramado criminal contaban con un complejo entramado empresarial, en el que se incluían empresas náuticas legales, que daban fiabilidad a sus operaciones y no levantaban sospechas a la hora de la compra de las narcolanchas, adquiriendo desde los cascos hasta motores o elementos de navegación necesarios para hacer grandes desplazamientos marítimos, a empresas legales con sede tanto en España como en el extranjero. Las ganancias de sus operaciones eran blanqueadas a través de estas mismas empresas.

Las investigaciones, iniciadas de manera individual por cada cuerpo policial, se cruzaron, por lo que el órgano de coordinación policial CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), optó por la creación de un Equipo Conjunto de Investigación entre la Guardia Civil y Mossos d’Esquadra.

Los líderes de la organización

La organización estaba liderada por dos individuos, que participaban en labores de dirección y supervisión, sin realizar actividades comprometedoras, aun así los agentes pudieron intervenir, el 23 de febrero en de Tossa de Mar (Girona) cerca de dos toneladas de hachís. Esta descarga fue organizada y supervisada de manera directa por la organización, logrando huir de la zona en el momento en que se inició la actuación policial.

Fruto del trabajo conjunto entre los cuerpos policiales, permitió localizar un entramado empresarial dedicado a blanquear el dinero, financiar las actividades de la organización e intentar justificar la compra del material necesario para construir las narcolanchas. Los investigados empleaban una empresa de transportes, dirigida por uno de los líderes de la organización, que utilizaba un testaferro como supuesto titular.

Dentro del entramado, se han localizado más empresas, un total de siete, todas en Cataluña, que facilitaban el blanqueo de capitales, simulando actividad comercial, calculando los investigadores que se han podido blanquear más de 2.000.000 euros.

Una de las empresas, se encontraba en Mataró y además de facilitar el blanqueo, se utilizaba para adquirir elementos necesarios para construir las narcolanchas. Los investigados recurrían tanto a empresas nacionales, ubicadas en Pontevedra, Málaga y Cádiz, como a empresas ubicadas en Italia, Holanda, Portugal y Suecia.

Nuevos talleres clandestinos de narcolanchas

Una vez adquiridos los elementos para construir narcolanchas, éstas eran trasladadas por parte de la empresa principal, hasta talleres clandestinos. Se detectaron tres de ellos, ubicados en las localidades de Rubí, Salt y Tarragona.

A lo largo de la investigación se ha podido vincular a los investigados la aprehensión de cinco narcolanchas, localizadas en las localidades de Cartagena (Mu), Mataró (B), Rubí (B) y Salt.

Los agentes han podido constatar que la organización habría empleado otras narcolanchas para más desembarcos de hachís, como el ocurrido en Almería a inicios de marzo, cuando la Guardia Civil pudo intervenir casi dos toneladas de hachís y detener a siete personas.

La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo Conjunto de Investigación (ECI), de agentes de la Guardia Civil de Tarragona, junto con la Unidad Territorial de Investigación de Tarragona de la Divisió d’Investigació Criminal del Cos de Mossos d’Esquadra Asismismo, han participado numerosas Unidades de ambos cuerpos como el GRS, GEI y ARRO, unidades caninas, de policía científica, de informática forense, de Unidades de policía Judicial y de seguridad Ciudadana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí