Cuatro hombres captan, drogan y secuestran a dos menores tuteladas que llegaron a ser violadas por hasta 15 hombres

La casa "okupada" sigue abierta

1
Comparte ese artículo

Dos menores han sufrido un calvario en una casa ‘okupada’ de Safor (Valencia). Fueron captadas y drogadas para abusar sexualmente de estas adolescentes, tanto los propios miembros de esta red de corrupción de menores como terceras personas mantuvieran relaciones sexuales con ellas

Las captaron los cuatro miembros del grupo criminal mediante engaños, regalos y falsas promesas para después, una vez llevadas a una casa ‘okupada’ de la Safor (Valencia), drogarlas y abusar sexualmente de estas adolescentes, llegando a permitir que terceras personas mantuvieran relaciones sexuales con ellas

Son  dos menores tuteladas, de 14 y 16 años, durante los diez días que permanecieron desaparecidas tras fugarse del centro.

Una de las menores asegura que fue violada por entre diez y quince personas distintas en dicha ‘casa okupa’ aunque dada la afectación por las drogas ni siquiera podía recordar detalles, caras u otras cuestiones, lo cual dificultó las labores de investigación para identificar a sus agresores.

 La investigación fue llevada por el Área de Investigación de la Guardia Civil de Oliva con el nombre de ‘Operación Alike’.

En total se ha imputado a cuatro hombres al parecer de origen marroquí por estos hechos constitutivos de agresiones sexuales a menores. Tres de ellos han sido arrestados y el cuarto, que se encuentra en prisión por otra causa que no guarda relación, figura como investigado por idéntico delito. Cuentan entre 20 y 50 años.

La madre de una de las víctimas colaboró activamente en la investigación llegándose a hacer pasar por menor para ser captada.

La investigación se remonta a principios de julio tras localizar a las dos niñas desaparecidas de un centro de menores el pasado 23 de junio, que fueron trasladadas al Hospital de Gandia y entregadas a las personas responsables de su custodia.

La Guardia Civil ha destacado la colaboración de la madre de una de las víctimas, quien de ‘motu propio’ quedó con uno de los presuntos agresores sexuales en la estación de tren de Gandía tras hacerse pasar por una menor de edad y tratar de captarla uno de los sospechosos.

Gracias a esta colaboración los agentes lograron a principios de julio localizar a las dos niñas desaparecidas de un centro de menores el pasado 23 de junio, que fueron trasladadas al Hospital de Gandía y entregadas a las personas responsables de su custodia, una vez concretadas las posibles lesiones e intoxicaciones en las que fueron halladas, según han aclarado fuentes de la Guardia Civil.

Finalmente, tras el operativo policial desarrollado, se procedió a finales del pasado mes de octubre a la detención de dos de los presuntos autores, de 50 y 37 años. Un tercero, un joven de 20 años, logró escapar a Murcia, aunque finalmente fue localizado y detenido a finales de noviembre. Por último, un cuarto sospechoso, que ingresó en el centro penitenciario de Picassent el pasado mes de septiembre por otra causa, también figura investigado por delitos de abusos sexuales a menores.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí